El consejero

10 Dic

Un voto de confianza para el apaleado Ridley Scott, en El Peliculista.

.

.

“Tenemos infinidad de ejemplos en el mundo de gente que se comporta mal y que, en vez de ser castigada o mal vista, le dan palmadas en la espalda y se convierte en triunfadora. Esto es malo, porque lleva a los jóvenes a la confusión. Piensan, «¿para qué me voy a portar bien?».”

Kevin Costner

.

.

El consejero

.

El consejero.

Año: 2013.

Director: Ridley Scott.

Reparto: Michael Fassbender, Penélope Cruz, Cameron Diaz, Javier Bardem, Brad Pitt.

Tráiler

.

           Por definición, el lenguaje de un guion de cine no es natural. Géneros como el cine negro clásico o las screwball comedies de los años treinta son, por ejemplo, un monumento a la artificiosidad del diálogo: una vertiginosa sucesión de réplicas y sentencias agudas, ingeniosas, mordaces, reflexivas, sugerentes, cínicas, filosóficas,… Quizás la mayor demanda de verismo que acompaña a las modas cinematográficas contemporáneas deje en evidencia o dote de un aspecto caduco a estas elaboradas construcciones verbales -algunas de ellas auténticas maravillas del séptimo arte-, pero tampoco es justo considerar que un guion repleto de frases complejas es automáticamente impostado o despreciable.

            Mucho se ha hablado (y por lo general no para bien) a propósito del guion de El consejero, firmado por el premio Pulitzer Cormac McCarthy en la que supone su primera incursión como escritor cinematográfico –ya contaba con adaptaciones previas de sus textos en Todos los caballos bellos, No es país para viejos y La carretera, así como la traslación a la pequeña pantalla de una obra de teatro densa y existencialista, The Sunset Limited-.

Es cierto que el libreto no hace concesiones gratuitas para facilitar la ubicación del espectador ante una trama de narcotráfico con numerosos escenarios y personajes implicados, lo que genera un planteamiento algo embrollado. Además, sus personajes debaten y disertan sobre temas universales como la codicia, la naturaleza femenina, las encrucijadas de la moral o las consecuencias que implica toda decisión por medio de expresiones a veces dificultosas -y hasta un tanto pretenciosas, no lo negaremos-, desbordadas de dobles sentidos, recovecos, aristas y parábolas que en ocasiones bordean lo puramente literario y que, de haber estado redactadas en papel, exigirían una segunda lectura para comprender por completo su significado.

En este sentido, la estructura dramática de El consejero recuerda en cierta manera a la de la novela negra de George V. Higgins, desarrollada a partir del encadenamiento de escenas sueltas donde dos personajes dialogan –por hacernos una idea, Mátalos suavemente es el último estreno inspirado en sus novelas-; una fórmula narrativa de ritmo más amortiguado y seguimiento menos asequible en comparación con el tradicional formato de secuencia de acontecimientos, más apto para el thriller de acción –como sucede aquí en el tercer acto-. Solo que en El consejero el característico lenguaje hiperrealista y a ras de calle de Higgins –Quentin Tarantino es su directo heredero- es sustituido por el estilo rotundo, introspectivo y apocalíptico de McCarthy, diametralmente opuesto.

            Sin embargo, de esta misma esencia heterodoxa y complicada nace también un filme dotado de una fuerte personalidad, protagonizado por individuos consistentes y bien dibujados y que ofrece un espectáculo intenso, fluido y a ratos incluso fascinante si uno se presta a regalar la concentración que exige como precio para entrar en su juego. El consejero -regreso de Ridley Scott al cine criminal, terreno donde este otrora prestigioso realizador cosechara las últimas críticas favorables de su decadente carrera gracias a American Gangster-, nos abre entonces las puertas de un mundo viciado, oscuro y amoral donde el poder es una ilusión ficticia y en el que sus moradores viven permanentemente con la espada de Damocles pendiendo sobre sus cabezas.

La enigmática figura de Cameron Diaz, en una interpretación inmensa, nos desvela un universo presuntamente masculino de listillos que se pasan de listos, de reyes con los pies de barro, de playboys encantados de conocerse. Hombres poderosos pero débiles, atrapados en una maraña de deseos inconcretos –avaricia, lujuria, ambición,…- y en realidad sometidos a la mujer en su doble condición divina y diabólica, necesidad vital y artífice de la perdición, media naranja y femme fatale.

..

Nota IMDB: 5,8.

Nota FilmAffinity: 5.

Nota del blog: 7,5.

Anuncios

11 comentarios to “El consejero”

  1. Walder Messin 11 diciembre, 2013 a 05:33 #

    Venga que de apaleado quizás, sin embargo yo aun defiendo a capa y espada su “Kingdom of Heaven” (eso sí, el Director´s Cut) para este servidor su película mas redonda y muy superior a la sobrevalorada “Gladiator”.

    • Walder Messin 11 diciembre, 2013 a 05:34 #

      Ya no tengo fuerzas de ver mas nada de este señor por seguro (Lo mismo con Mallick), esperare a que llegue Prometheus 2 y ya luego me despido.

      • elcriticoabulico 11 diciembre, 2013 a 15:18 #

        Uf, me temo que aunque había escenas que me gustaban (esas excursiones iluminadas con la cruz de oro y brillantes a un desierto de truenos y sol implacable), no vamos a coincidir demasiado en la defensa de El reino de los cielos. Reconozco, eso sí, que no he visto el director’s cut, que me han dicho que mejora bastante la película.
        No es cuestión de ir al cine con desgana, desde luego, pero la verdad es que El consejero creo que no es ni mucho menos el bodrio que se anda diciendo. Puede que con los años, con la distancia, ya alejados del hype de poner a caldo a Scott, se le valore más.

  2. altaica 11 diciembre, 2013 a 12:30 #

    Abúlico, otra crónica para enmarcar, centrada en el apasionante mundo del guión, de los diálogos y de esa delgada o gruesa línea a la que te refieres, donde injustamente ciertos textos y formas del pasado ahora pueden ser tildados de lastrantes, excesivos o, incluso, pretenciosos. Negar esa posibilidad o recurso, es a todos luces injusto, pues como indicas todo depende.

    Sorpresa he sentido al leerte en tanto que no ha sido demasiado bien recibida esta obra del cineasta británico, y que con ese notable recuperas en cierta medida. Aún no la he visto, puro puede ser un ejercicio de concentración interesante.

    Por último reiterarte mi valoración respecto a tus crónicas, que son ejemplares bajo cualquier punto de vista. Y la reiteración en la excelencia no es fácil.

    • elcriticoabulico 11 diciembre, 2013 a 15:22 #

      Muchas gracias Altaica, a fuerza de intentar igualarse con semejantes comentaristas, uno va mejorando en estilo y conocimientos jeje. El consejero, como digo, me parece una película muy interesante, con una mezcla curiosa de tradición noir, formas modernas y la voz inconfundible de McCarthy.
      No obstante, no estoy del todo seguro de que entre en el tipo de cine que suele gustarte, ya que reconozco que soy más impresionable que tú y muchas veces sucede que me convence lo que para ti no son más que monas vestidas de seda, ya sabes. En cualquier caso, es una cinta digna de comprobar por uno mismo, sin entrar a ella con prejuicios o con el morro torcido de antemano, como supongo que ha hecho mucha gente que se limita a seguir corrientes de opinión. Anímate.

  3. Zinedin Zimeno 11 diciembre, 2013 a 21:43 #

    Película expresiva, precisa, rotunda. Cine clásico pero con algún exceso interpretativo y visceral. Diálogos discursivos que entremezclan reflexiones sazonadas de filosofía barata de algún personaje con sentencias transcendentes de otros (¡ah las mujeres imperfectas!). Contundente. Un clásico dentro de unos años. Como Gladiator.

    • elcriticoabulico 12 diciembre, 2013 a 00:04 #

      Gladiator sería un clásico si no la estuvieran subiendo también al carro de los palos, que aquí no se deja títere con cabeza. El consejero es una película muy inteligente, incluso como apuntas ese par de circunloquios ininteligibles y pseudofilosóficos ayudan a dar cuerpo a unos personajes muy bien concebidos y ejecutados, con mucha coherencia, consciente mala baba y absoluto tino en su inclusión como componentes del relato. No es que no esté de acuerdo, es que no encuentro la justificación para tanta inquina gratuita.

  4. plared 13 diciembre, 2013 a 03:34 #

    Esta película no me atrae demasiado aunque viendo la nota que le das…Quizás me equivoque.

    En cuanto a su director pues de los mas grandes. Que combina perfectamente presupuesto, historia y desarrollo. Sin duda de los mejores de los últimos tiempos y que ha dejado un ramillete de peliculas que ya forman parte del olimpo del cine.

    Aunque de elegir alguna. Me decantaría por dos, no precisamente de las que pasaran a la historia. Los duelistas por un lado, impactante plasticamente y con una historia de rivalidad realmente extraña.

    Me gusto cuando la vi siendo apenas un crió. Luego la he visto varias veces y….. Sin duda uno de los mejores debut de la historia del cine.. Y la otra quizás sorprenda, pero Black Hawk derribado me parece quizás la mejor película moderna de guerra.

    Defenestrada por ciertos sectores ya que su carácter patriótico prima para ellos por encima de otras virtudes. Entretenida, bien hecha y mejor contada. Como película bélica de acción…Impresionante. A cuidarse

    • elcriticoabulico 13 diciembre, 2013 a 14:49 #

      Los duelistas aún la tengo en pendientes. En cuanto a Black Hawk derribado, no la desprecio por patriotera y militarista (que también), sino porque me pareció un tostonazo de padre y muy señor mío, con perdón. Yo soy un clásico, me sigo quedando con Alien y Blade Runner. Yo con El consejero me animaría Plared, creo que puede resultarte interesante.

  5. altaica 13 diciembre, 2013 a 15:03 #

    “Black Hawk derribado” es una película que desde el punto de vista técnico resulta sencillamente impresionante y muestra la guerra como casi ninguna película ha sido capaz en la historia del cine. Pero ahí termina todo, pues no hay dosificación o la más elemental mesura, por lo que todo el trabajo titánico se hace compulsivo, recargado y desorbitado, lo que conduce al cansancio y la fatiga.

    Es un trozo de guerra como pocas veces se ha visto y una mala película en su itinerario y desarrollo. Ya, si nos adentramos en el terreno discursivo presenta una amonestación elemental y ordinaria que no ayuda en lo más mínimo a elevar el nivel. Una verdadera lástima pues semejante despliegue de capacidad en la realización, montaje, destreza, ejecución formal y complejidad de confección son despilfarrados. Para analizar en cualquier escuela de cine visualmente como ejemplo de prodigio y para analizar el guión y el armazón como ejemplo de despropósito.

    • elcriticoabulico 13 diciembre, 2013 a 15:22 #

      Bueno, hay que contar con la cuestión de que por lo general el cine de hazañas militares ni me interesa, ni me divierte. Incluso me produce cierta urticaria, francamente, por muy bien rodado que esté. Si se le suma esta hipertrofia en el libreto que señalas, pues peor aún.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: