Archivo | 15:38

El amigo de la familia

17 Dic

“¿Puedo palpar un poco a la señora?”

Silvio Berlusconi, mientras posaba para una foto con una voluntaria de Solidaridad Internacional delante de las ruinas provocadas por el terremoto de L’Aquila de 2009

.

.

El amigo de la familia

.

El amigo de la familia.

Año: 2006.

Director: Paolo Sorrentino.

Reparto: Giacomo Rizzo, Laura Chiatti, Fabrizio Bentivoglio, Gigi Angelillo, Clara Bindi, Barbara Valmorin.

Tráiler

.

            A su manera, Las consecuencias del amor, película que consagraba a Paolo Sorrentino como cineasta a tener en cuenta, proponía una especie de extravagante e irónica revisión del cine negro. El amigo de la familia reincide y abunda en el retorcimiento y mutación de los códigos del noir, aunque desde una perspectiva decididamente más lisérgica y estrambótica que la precedente.

Y es que dentro su particular universo, dominado por la infelicidad, la humillación y la amoralidad, convivirán, distorsionados, diversos estereotipos y paradigmas característicos del género: un primo destruido por el resquebrajamiento de sus impúdicos principios, una femme fatale a la inversa, un hombre que reencuentra su integridad para rebelarse contra el insoportable cinismo que impregna la realidad y una estrambótica y elaborada trama criminal fundamentada en el engaño y la traición.

            El sardónico libreto explora con sorna la naturaleza de unos arquetipos satíricos y paródicos hasta lo alucinado, entre los cuales la figura del repulsivo, avariento, ateo, gorrón, locuaz, tiránico, rijoso, hortera y feo prestamista Geremia di Geremei -apodado Cuore d’Oro, “corazón de oro”-, gobierna y controla por medio del dinero la vida presente y el destino venidero de una serie de personajes a cada cual más estrafalario; seres desvalidos, engendrados y repudiados por una sociedad achacosa y corrompida.

            De acuerdo con estas premisas, Sorrentino da rienda suelta al exceso visual para componer una atmósfera de esperpénticos tintes operísticos, desbordada por exagerados movimientos de cámara e imágenes ampulosas capaces de sacar a la luz, a fuerza de establecerse en directa contradicción con el tragicómico, sórdido, mezquino y a ratos desagradable argumento, el feroz ridículo que se oculta detrás de situaciones y planteamientos que, en otro lugar y otra película, se encontrarían revestidas de un aura de solemnidad imperturbable.

            El amigo de la familia aúna en su farsa un aire burlesco y desquiciado -que roza incluso puntuales inmersiones en el surrealismo– junto con la mejor tradición de la comedia grotesca italiana, experta en señalar con el dedo y carcajearse con absoluta crueldad de sus propias miserias. Siguiendo esta idea, no cuesta trabajo imaginar al bueno de Cuore d’Oro como presidente electo del ‘Belpaese’.

             Un filme en ocasiones desequilibrado por su propia naturaleza desmedida, pero sin duda siempre curioso y especial.

.

Nota IMDB: 7.

Nota FilmAffinity: 6,8.

Nota del blog: 7.

A %d blogueros les gusta esto: