Archivo | noviembre, 2010

The Girlfriend Experience

27 Nov

“El sexo alivia la tensión. El amor la aumenta.”

Woody Allen (La comedia sexual de una noche de verano)

 

 

The girlfriend experience

 

       Año: 2009.

       Director: Steven Soderbergh.

       Reparto: Sasha Grey, Chris Santos.

       Tráiler

 

  

            A Steven Soderbergh le vale igual una gorra que un sombrero. Dirige tanto superproducciones comerciales como Ocean’s Eleven como se entrega a proyectos personales de corte totalmente indie.

          The girlfriend experience se enmarca en este segundo caso. En ella, Soderbergh trata de analizar la situación de los nuevos jóvenes que tratan de abrirse paso y construir su vida así como las relaciones de pareja y, principalmente, la incomunicación y soledad, un aislamiento que los distintos personajes que aparecen en la película tratan de aliviar con Chelsea, una atractiva chica de compañía que actúa más como oyente, consejera y confesora que como prostituta, ya que los encuentros sexuales aparecen siempre como una continuación secundaria de las conversaciones y desahogos entre Chelsea y sus clientes, siempre conectados al móvil y a su actividad diaria pero seres enormemente necesitados de contacto humano.

          Soderbergh imprime al film un tono casi documental con un montaje a modo de collage cuidadosamente desorganizado, mayoría de tomas rodadas cámara al hombro y planos casi voyeurs, banda sonora prácticamente inexistente y diálogos de apariencia entre improvisada y, en ocasiones, de entrevista.

Los actores son también en su mayoría amateurs, entre los que destaca el muy buen trabajo de Sasha Grey –quizás lo mejor de la función junto con el “palo” a los críticos de cine en la figura del crítico sexual-; una actriz más acostumbrada a participar en títulos tan sugerentes como Quiero petarme a tu hermana o Masturbation Nation, partes 1 y 3 (esta vez no pongo enlaces, lo siento); y que parece ahora tratar de abrirse el paso en un tipo de cine más “serio”, de momento apuntando buenas maneras.

          La película adolece, no obstante, de graves fallos, ya que provoca una sensación de distancia hacia la misma, y una parte, la del protagonista masculino, que no se ve demasiado bien hacia dónde pretende ir; además del paso a una trama más sentimental y “cinematográfica” en el último cuarto de hora de metraje que resulta entre chapucera y forzada y, sobre todo, discordante con el tono general de la cinta.

Podría habérsele sacado más jugo con un planteamiento más definido.

 

 

Nota IMDB: 5,8.

Nota FilmAffinity: 5,3.

Nota del blog 5.   

Tasmania

26 Nov

“El hombre es un lobo para el hombre.”

Thomas Hobbes

 

Tasmania

 

       Año: 2009.

      Director: Jonathan auf der Heide.

      Reparto: Oscar Redding, Arthur Angel, Paul Ashcroft, Mark Leonard Winter.

      Tráiler

        

 

          Producción australiana basada en la historia real de supervivencia extrema y canibalismo del convicto irlandés Alexander Pierce, en tiempos en que Tasmania era una isla-prisión de Inglaterra. Un tipo por lo visto bastante popular en las antípodas y del que se han rodado otras dos películas en los últimos dos años. Se ve que cae simpático.

          Tasmania es una película encabezada por el joven director Jonathan auf der Heide, también co-guionista junto con Oscar Redding, el actor que da vida a Pierce, y que ofrece una reflexión sobre la condición humana en situaciones extremas, como pasa un poco en la clásica ¡Viven! y, en parte, en la más reciente Ravenous; con mucha más violencia que la primera, alternando entre mostrarla con crudeza y omitirla con elipsis, y sin pizca del bizarrísimo humor de la segunda.

Destaca la ambientación sucia, sórdida, alucinada, casi propia de una novela de Cormac McCarthy, del infierno verde en el que transcurre la penosa huida -o descenso a los infiernos, según se vea- de los personajes, en una espiral de progresivo salvajismo y pérdida de toda humanidad de los mismos.

          Hay que decir que el resultado final, por interesante que pueda parecer la trama, queda un poco aburrido, extrañamente no se consigue mantener una tensión progresiva.

También que, después de verla, las ganas de poner más atención e incluso tomar apuntes de El último superviviente se incrementan exponencialmente.     

 

Nota IMDB: 5,9.

Nota FilmAffinity: 5,5.

Nota del blog: 4.

Monsters

25 Nov

“No es una guerra… No lo ha sido nunca, del mismo modo que nunca hubo una guerra entre los hombres y las hormigas.”

H.G. Wells (La Guerra de los Mundos)


Monsters

 

Año: 2010.

Director: Gareth Edwards.

Reparto: Scoot McNairy, Whitney Able.

Tráiler

 

 

           Volvamos a la serie B, que se note que estoy teniendo una semana bien ajetreada. Monsters es el primer largometraje, realizado con escasísimo presupuesto, del habitualmente técnico de efectos especiales Gareth Edwards, aquí tanto director como guionista. En él se relata la huida de dos jóvenes norteamericanos, por supuesto guapetes, perdidos en su propia vida y propensos a enamorarse; a través de un México en ruinas y cercado en cuarentena a causa de una terrible invasión alienígena por parte de una especie de pulpos electrófagos gigantes.

Pese a ser presentado como un productor de terror y ciencia ficción, argumentalmente dicha invasión no es más que la excusa para la composición de prácticamente una road movie romántica -más cercana a films como Antes del amanecer y, por supuesto, al estilo de la “ciencia ficción-realista” de la notable Distict 9 que a “películas de marcianos” al uso como La guerra de los mundos-, en la que se entremezclan escenas intimistas y diálogos cotidianos sobre la vida y sus circunstancias -críticas al periodismo sensacionalista y a la política aislacionista estadounidense incluidas- con elementos, situaciones e imágenes casi apocalípticas en la que los extraterrestres son, en la mayor de las veces, una amenaza más latente que real. De hecho, las propias actividades militares antiinvasoras tienen más peligro que los mismos alienígenas.

           Como suele ocurrir en estos casos en los que se mezclan temáticas tan dispares, el resultado obtenido queda a medias, ya que, en mi opinión, la película no termina de funcionar como ninguno de los dos géneros, aparte de que las metáforas propuestas por medio de estos extraterrestres acaban por resultar un poco risibles.

 

Nota IMDB: 6,5.

Nota FilmAffinity: 5,4.

Nota del Blog: 5.

La vida mancha

22 Nov

  “Y ahora, si nos perdonan, vamos a hablar de cine español.”

Antonio Gasset

 

 

La vida mancha

 

Año: 2003.

Director: Enrique Arbizu.

Reparto: José Coronado, Juan Sanz, Zay Nuba, Yohana Cobo.

Tráiler

 

           Interesante drama español que versa sobre el reencuentro entre dos hermanos de distinto padre y de vida y mentalidades opuestas: Fito (Juan Sanz), el benjamín; extrovertido, inconsciente y en pleno descenso a los infiernos por su adicción al juego, cosa que parece amenazar a su hermosa familia; y Pedro (José Coronado), el primogénito;  callado, misterioso, distinguido, solitario y acaudalado.

De este modo, se entrecruzan las vidas y los deseos de ambos hermanos, ya que ambos poseen lo que el otro anhela -dinero y respetabilidad; familia y amor-, y en el que Pedro tendrá que optar entre sacar a su hermano del pozo negro en el que se está metiendo y devolverle al paraíso de su familia o ceder a sus propios deseos, dejarlo hundirse y suplantarlo y alcanzar así la felicidad con aquello que le falta y que su hermano posee y no parece apreciar: su bella y amante esposa (Zay Nuba) y su hijo. No es fácil ser hermano mayor…

           Se trata pues de una película de ritmo pausado, que no lento, en el que las cosas transcurren sin estridencias ni espectacularidad, basado más en detalles y sutilezas, lo que puede hacer que se resista un poco al espectador, pero con notable intensidad. Los protagonistas están bien interpretados, con un José Coronado sobrio y contenido, bien secundado por Juan Sanz y la guapa Zay Nuba en su debut en la gran pantalla. En cambio, Yohana Cobo no está demasiado acertada en un personaje que, por otra parte, sobra totalmente.

Por otro lado, en mi opinión, las timbas ilegales de poquer en el cine español -pese a lo popular que está siendo desde hace unos años a acá- me resultan como las corridas de toros en el cine americano: quedan muy raras.

No está mal. 

 

Nota IMDB: 6,9.

Nota Filmaffinity: 6,6.

Nota del blog: 7.

El secreto de los incas

20 Nov

“¡No me llames Junior!”

Indiana Jones (Indiana Jones y la última cruzada)

 

 

El secreto de los incas

 

Año: 1954.

Director: Jerry Hopper.

Reparto: Charlton Heston, Nicole Maurey, Thomas Mitchell, Robert Young, Yma Sumac.

          

 

           

            El secreto de los incas es una película a la vez desconocida y conocida. No es que haya demasiada gente que la haya visto pero, en cambio, su proyección posterior es sumamente popular. Y es que se trata de la película que inspiró a uno de los mayores iconos (probablemente el más grande) del cine de aventuras: Indiana Jones. Por otro lado, también es bastante conocido el tema principal de la película, Ataypura, interpretado por la diva peruana Yma Sumac en una especie de “ritual” horterilla que tiene lugar en la cumbre del Macchu Picchu, y que aparece en posteriores bandas sonoras de películas como El gran Lebowski o Two Lovers.

           Pues sí. Esta película, que coincide cronológicamente con la infancia de George Lucas y Steven Spielberg -si es que no somos más que niños grandes-, presenta la figura de Harry Steele -un Charlton Heston aquí algo justito y que comenzaba a enseñar su famosa quijada en Hollywood-, pícaro aventurero y cazatesoros, oportunista, cínico y socarrón, que ejerce como guía turístico pirata -parece que el original no es tan distinguido como Indi- en la ciudad peruana de Cuzco, cuyo turismo se vería enormemente impulsado tras la película. Un antihéroe que aprovecha la huida de una atractiva exiliada de Rumanía para llegar a Macchu Picchu y encontrar allí un legendario tesoro inca, para lo cual deberá esquivar al grupo de arqueólogos que se encuentra también en su busca, a su rival de correrías (grande, Thomas Mitchell) y a la propia conciencia para no decepcionar a su casual compañera de aventuras.

El film no deja de ser una cinta clásica de aventuras “old style”, con su noche americana, su historia de amor forzada y con besos apretados, su protagonista bien maquillada y peinada en medio de la selva, sus pintorescos espectáculos nativos, sus autoridades fácilmente engañables, su desinterés en el doblaje para representar que los extranjeros NO hablan inglés o lo hablan mal (lo que siempre lleva a diálogos extraños),…

           Es, al fin y al cabo, una película entretenida sin más aunque con una dirección torpona y una fotografía fea que desmerece el grandioso entorno natural y monumental de los Andes peruanos, además de que el final resulta forzado y resuelto pobremente, por decirlo de algún modo. Para pasar el rato, con el añadido de ser una curiosidad cinéfila por su inesperada influencia en el cine de aventuras venidero.

En fin, nunca se pueden intuir las consecuencias de nuestros actos.

 

Nota IMDB: 6,1.

Nota FilmAffinity: 5,9.

Nota del blog: 6.

Siete días de mayo

19 Nov

“Los pacifistas son como ovejas que creen que el lobo es vegetariano.”

Yves Montand

 

 

Siete días de mayo

 

Año: 1964.

Director: John Frankenheimer.

Reparto: Burt Lancaster, Kirk Douglas, Fredric March, Ava Gardner.

          

 

           Es esta una película paradigmática de lo que vino a llamarse la Generación de la Televisión en el cine americano, una nueva hornada de cineastas llegados desde la pequeña pantalla y de la que incorporan importantes novedades formales en el cine estadounidense, situándolo ya a un paso del salto definitivo a la modernidad. Es también denominada Generación del Compromiso, a causa de sus fuertes convicciones políticas en una época convulsa en EEUU, en defensa de las libertades y contra el totalitarismo, los prejuicios sociales o la corrupción política, en la que el thriller de todo tipo encontrará su razón de ser.

Es este pues el caso de Siete días de mayo, enmarcada en 1964, con el magnicidio aún reciente de JFK, la crisis de los misiles cubanos y ya en plena intervención en Vietnam, que pronto acabaría yéndose de las manos bajo el mandato de Lyndon Johnson, con quien el ficticio Presidente de la cinta guarda cierto parecido en el nombre.

           Se trata pues de un intensísimo thriller político sobre la amenaza de la militarización de la política norteamericana fruto de las tensiones en la Guerra Fría con la URSS, en el que un Presidente, íntegro y de claras ideas pacifistas, que se halla ante el acoso de gran parte de la opinión pública, voluble por el miedo, en manos de los grandes halcones del ejército y el conservadurismo político, partidarios de la mano dura, liderados por el Jefe de Estado Mayor el general James Scott, interpretado por Burt Lancaster, convencido demócrata por cierto, de manera quizás un poco teatral. De aquí surge una actividad conspiratoria que será investigada por el subalterno del general, el coronel Casey (Kirk Douglas), contrario al tratado de paz pero, ante todo, defensor de la legalidad constitucional y el sistema establecido.

           Como sus mejores bazas, el film cuenta con la poderosa dirección de Frankenheimer -tras realizar dos años antes El mensajero del miedo, también de gran carga político-conspiratoria-, que logra mantener la tensión en todo momento, un guion obviamente politizado pero sólido y preciso pese a una introducción un poco torpe de la intriga y a lo mejor con un “buenismo” un poco anticuado en las figuras principales, y unas magníficas interpretaciones, entre las que hay que destacar a Douglas, a Fredric March en el papel del Presidente y, especialmente, a un estupendo Edmond O’Brien.  

           Un estupendo ejercicio de suspense de contenido político que demuestra que compromiso no ha de reñir con entretenimiento puro. Muy buena.

 

Nota IMDB: 7,9.

Nota FilmAffinity: 7,6.

Nota del blog: 9.

Scott Pilgrim contra el mundo

17 Nov

La realidad no debe ser más que un telón de fondo.”

Oscar Wilde

 

 

Scott Pilgrim contra el mundo

 

Año: 2010.

Director: Edgar Wright.

Reparto: Michael Cera, Mary Elizabeth Winstead, Ellen Wong, Kieran Culkin.

Tráiler

 

        

           Tras abordar con éxito sendas parodias de las películas de zombies y los thrillers policíacos en la muy divertida Zombies Party y en la más irregular Arma Fatal, Edgar Wright retoma su particular humor en la adaptación del novela gráfica de Bryan Lee O’Malley, la original plasmación de la épica cotidiana de un joven cuya conquista de su amada se transforma en un arcade de plataformas. Probablemente la conquista romántica más extraña del mundo desde Quiéreme si te atreves, que no me gustó un pelo, y una nueva reivindicación a favor de los nerds del mundo, que reciben un nuevo espaldarazo para dejar atrás sus frustraciones diarias y lanzarse a la conquista de la chica de sus sueños. Cosa que, no obstante, desaconseja el propio Michael Cera, a la sazón protagonista del film y quintaesencia de este estereotipo de perdedor venido a héroe romántico.

          La película en sí trata de reflejar el mundo del cómic original de la manera más fiel posible, desde la sobreimpresión de códigos del lenguaje gráfico hasta las manieristas interpretaciones. Un intento que alcanza grandes logros, como en la estética arcade o en la elaboración de alguna de las luchas entre otros muchos; pero con otros recursos que no funcionan demasiado bien en mi opinión, como la transición abrupta de tomas a modo de viñeta, frecuente en el primer tercio de la cinta y resuelta con poca finura, o la inclusión de onomatopeyas y otras representaciones simbólicas, que de tanto repetirse pierden gracia. El film peca también de un arranque un poco dubitativo y lento, además de dar la sensación de que se ha quedado demasiado larga, algo que ya sucedía un poco con Zombies Party y, sobre todo, con Arma Fatal. Puede que sobre algún exnovio malvado…

Por lo demás, Scott Pilgrim contra el mundo recoge unas más que notables dosis de humor absurdo marca de la casa, con algunos gags realmente memorables, y unos personajes carismáticos y entrañables, como el protagonista, en el que Michael Cera cumple bien en su papel de Michael Cera con superpoderes, o el de Kieran Culkin, interpretando a la versión gay de su célebre hermano. Las pestañas de Mary Elizabeth Winstead también son dignas de ovación.

Segunda película del blog visionada en versión original subtitulada. Como un crítico de verdad ¡Bien!

 

Nota IMDB: 8,0.

Nota FilmAffinity: 7,3.

Nota del blog: 7,5.

A %d blogueros les gusta esto: