Archivo |

Los caraconos

27 Feb

“¡Sí, claro! ¡Culpad al extraterrestre!”

Alf (Alf)

 

 

Los caraconos

 

       Año: 1993.

       Director: Steve Barron.

       Reparto: Dan Aykroyd, Jane Curtin, Michelle Burke, Michael McKean, David Spade.

       Tráiler

 

 

       La nostalgia es uno a de los mayores difuminadores de la realidad, la magnifican, la mitifican, juegan con toda la objetividad que pudiera albergar una posible valoración de un hecho, una película o lo que sea -dentro de lo contradictorio que es esto-, en función de los sentimientos que resurgen en asociación a ellos. A cada generación le corresponde sentir nostalgia de una época determinada. En el caso de los niños venidos a este valle de lágrimas a mediados de los ochenta, nos corresponde experimentar el renacer de la infancia perdida con películas de Stallone, Eddie Murphy o, digamos, clásicos como Los caraconos.

       Los caraconos es una comedieta de ciencia ficción creada para el lucimiento del entonces bastante popular Dan Aykroyd, cómico canadiense surgido de la prolífica factoría del Saturday Night Live americano, donde encuentran su origen dichos personajes. Junto a él mismo, participan en el libreto otros tres escritores procedentes de dicho show que, junto con los numerosos cameos de conocidos cómicos también participantes en SNL,  hace que el resultado final de la cinta conserve un marcado sabor de los gags del programa, repitiendo la línea argumental de la reducción al absurdo de la vida del americano medio vista a través de los ojos de una familia de extraterrestres de cráneo cónico y preciso vocabulario científico-técnico naufragados en Nueva York que deberán pasar desapercibidos y adaptarse a la vida en la tierra. Por otra parte, el hecho de la extracción del late show de los guionistas produce que muchas veces las situaciones parezcan más sketches individuales enlazados pobremente que una película con un argumento continuo.

A pesar de ello, se alternan gags más o menos simpáticos, entre los que destacan los referidos a la política inmigratoria americana con los hilarantes personajes del siempre divertido Michael McKean y David Spade en una de las pocas veces que no me ha parecido irritante, frente a otros que acaban por ser un tanto irregulares y repetitivos.

       Una película que ni es la más original, ni elaborada ni descacharrante de la historia pero que se ve con cierto agrado, sobre todo por la carga nostálgica, y que tampoco se alarga mucho, lo que no está nada mal.

 

Nota IMDB: 5.

Nota FilmAffinity: 3,7.

Nota del blog: 5,5.

A %d blogueros les gusta esto: