Archivo |

Sed de venganza

14 Feb

“La venganza nunca es buena, mata el alma y la envenena.”

Chavo (El Chavo del Ocho)

 

 

Sed de venganza

 

       Año: 2010.

       Director: George Tillman Jr.

       Reparto: Dwayne Johnson, Billy Bob Thornton, Oliver Jackson-Cohen, Carla Gugino.

       Tráiler 

 

 

           Venganza. Sencilla y atractiva. Con las emocionas más fuertes del ser humano – amor, ira, odio- evisceradas. La excusa más fácil para crear películas, desde grandes obras maestras hasta los peores engendros chucknorrianos.

           Sed de venganza es un ejercicio de acción de apariencia simple como el mecanismo de un chupete. La presentación de personajes es mínima, directa –es significativo que los principales personajes de la trama tengan todos un nombre genérico- y el pretexto argumental es cuanto menos espartano: un hombre sale de la cárcel y va a empezar a matar a los implicados en el asesinato de su hermano mientras es, a su vez, perseguido por un detective heroinómano, casi desahuciado y con problemas familiares, y por un asesino perfeccionista en busca de retos vitales.

De principio, ni juega a lo que no sabe, ni se pierde en elucubraciones extrañas, ni pretende reinventar el cine. Pero se aprecian detalles ingeniosos y bastante interesantes, que incluso juegan un poco con elementos tópico-paródicos y donde se cuelan tanto guiños a los Coen como cierta influencia de desenfado tarantiniano. Junto a ello, un apreciable nervio en el rodaje de la acción y el buen hacer desde la dirección conforman la película como un producto que, dentro de lo que cabe, resulta simpático y especial.

El protagonismo del film recae en Dwayne The Rock Johnson, príncipe samoano y ex-luchador de wrestling que en los últimos tiempos ha cosechado sus mayores éxitos más en la comedia de corte blanco y familiar que en las producciones de acción y que, en vista de su incapacidad para superar sus limitaciones interpretativas, parece haber tomado la decisión de, en compensación, llevar a sus trapecios y esternocleidomastoideos al borde de la hipertrofia. Aunque tampoco es que sea esta una obra que exija una actuación de método, obviamente. La réplica para The Rock es Billy Bob Thornton en el papel del policía perseguidor, un actor infravalorado y generalmente desaprovechado en fracasos de todo pelaje pero que, una vez más, demuestra tener una enorme clase y oficio.

           Pese a que en el desarrollo del metraje se encuentra algunas situaciones más rutinarias, Sed de venganza es, en definitiva y frente a las expectativas creadas, una película sorprendente y, para que engañarnos, entretenida y satisfactoria.

 

Nota IMDB: 6,7.

Nota FilmAffinity: 5,3. 

Nota del blog: 6,5.

A %d blogueros les gusta esto: