Beginning

18 Dic

.

Año: 2020.

Directora: Dea Kulumbegashvili.

Reparto: Ia Sukhitashvili, Kakha Kintsurashvili, Rati Oneli.

Tráiler

.

         En una escena de Beginning, la protagonista se tumba en el suelo, con los ojos cerrados y las manos entrelazadas sobre el regazo. Semeja concentrarse en la paz bucólica que emana de alrededor, del bosquecillo, y con la que su hijo, un chaval aparentemente consentido, pugna en atenciones hasta que se rinde y cesa en su empeño. La mujer continúa ensimismada. Los trinos de los pájaros van perdiéndose mientras que, desde el sonido, brota un fragor como de batalla.

La georgiana Dea Kulumbegashvili compone su ópera prima fundamentalmente con planos fijos que se alargan en el tiempo, que dejan descansar y contemplan la imagen para que, progresivamente, vayan retumbando en ella lecturas e interpretaciones, y también eviscerándose sensaciones -esa molestia invasora de unas manos extrañas sobre el respaldo del asiento, por ejemplo-.

Tan solo se cuentan cuatro movimientos de cámara en Beginning. Uno de ellos es una burda agresión sexual que encontrará luego su contrapartida, en un giro de cámara en dirección opuesta, en una agresión psicológica que también ocurre en la misma localización doméstica, en el corazón del hogar. En otro, que precisamente sucede al instante descrito al principio de este texto, el niño comienza mirando hacia el prado donde yace su madre para, inopinadamente, aparecer formando parte de ese mismo lugar, lo que desliza un inesperado apunte irreal que parece sembrar un concepto que terminará de estallar en el desenlace. En este sentido, esta escena de esencia surrealista encastrada de una obra de estética prominente pero de crudo estilo narrativo solo vuelve a tener ecos en el alegórico epílogo, acaso relacionando ambos dentro de un mismo significado críptico.

         No son estas las únicas disposiciones especulares que pueden trazarse a lo largo del relato, puesto que el arranque del metraje -en el que el recurso del plano fijo hace al espectador partícipe de una comunidad de Testigos de Jehová en tierra hostil y, lleno de tensión, lo introduce también como víctima del atentado de odio- tiene su respuesta en la última decisión de Yana. El de Beginning es un universo dominado por un Dios que guarda silencio. O que está ausente. O que abandona a sus criaturas, especialmente si son féminas. Hay escaso calor humano en las acciones que observa. Apenas lo sugiere, de nuevo desde el sonido, en el latido de un corazón que se escucha subrepticiamente durante el abrazo de una madre y una hija encadenadas no solo por el vínculo familiar, sino también por su género y, en consecuencia, por las penurias asociadas a ser mujer en una sociedad tan patriarcal y retrógrada como ese Jehová veterotestamentario y huido. El formato del fotograma es angosto; los interiores ásperos y solitarios; a los niños no se les tolera el juego.

         Sin embargo, Beginning no se articula exactamente como un filme de denuncia, sino que desarrolla un arduo retrato psicológico, tan desafiante como la significativa prolongación -quizás a veces exagerada- de sus tomas. No es fácil adentrarse en la mente de Yana, poblada de dudas, angustias y resquemores, lo que se manifiesta en esa seca y acre escena de violación, en torno a la cual sobrevuela una turbulenta ambigüedad. No tan gráfica y obscena como la de Perros de paja, desde luego -rodada esta por un director de rotunda sensibilidad e intereses viriles como Sam Peckinpah-, sino más hanekiana; perturbadora en todo caso, acorde a una incomodidad perpetua y a una violencia que, aparte de sus brotes físicos, se husmea permanentemente en la atmósfera.

.

Nota IMDB: 6,5.

Nota FilmAffinity: 6,1.

Nota del blog: 6,5.

2 comentarios para “Beginning”

  1. Luis Lew Tarkovski 24 diciembre, 2020 a 18:09 #

    Es una obra notable, con un final curioso y sorprendente. De todas formas había oído hablar de ella como un película durísima y me pareció que no era para tanto. La de Peckinpah, desde luego, era mucho más dura y morbosa; rodada desde mucho más cerca. Y también sumamente ambigua, por todo el comportamiento anterior de la chica, paseándose semidesnuda delante de sus futuros violadores. Claro, que ahora dirían enseguida que Peckinpah era machista, misógino etc. ¡Qué películas se hacían en los setenta! Fue una década que me interesa especialmente. Bueno, Beginning y la escena de la violación también es algo ambigua, pues la mujer sale de su casa de noche, ¿a pasear por el río? , cuando está siendo acosada por el hombre éste. Es todo un poco raro, ¿no?
    No sé si has visto El manantial de la doncella de Bergman. Una extraordinaria obra de temática similar. Cruda y de gran belleza poética.

    Felices fiestas, abulico.¡ Y que tengas un buen 2021!

    • elcriticoabulico 25 diciembre, 2020 a 21:02 #

      Los setenta no hacían prisioneros y, una cosa que me encanta, tampoco perdían de vista al espectador ni lo hacían de menos. Todo carisma. La comparación con Perros de paja (otra película sobre la violencia intrínseca en una sociedad, aunque cada cual lo aborda a su manera) proviene efectivamente de esa actitud de la víctima que parece esconder cierto deseo malsano. En la de Peckinpah es un poco grotesco porque, sí, yo creo que su cine es bastante testosterónico o, cuanto menos, muy propio de un punto de vista masculino tradicional.
      En cambio, no me había acordado de El manantial de la doncella, a la que algunos consideran precisamente el germen de un subgénero muy setentero y correoso: el rape & revenge.
      Que tengas también unas felices fiestas, Luis, y a ver si 2021 nos viene un poco mejor que este maldito 2020… Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: