Archivo | 14:11

El príncipe de Zamunda

17 Dic

“¡Pues claro que me gusta el cine negro! El Eddie Murphy, el Will Smith, el Kunta Kinte… ¡Los putos reyes!”

La fiesta

El príncipe de Zamunda

Año: 1988.

Director: John Landis.

Reparto: Eddie Murphy, Arsenio Hall, Shari Headley, James Earl Jones.

Tráiler

 

           Hay deudas que se acumulan desde la infancia, como el resquemor por no haber tirado un petardo en una iglesia o haber esnifado tiza para tener fiebre y no ir a clase. No haber visto hasta hoy este clásico de la infancia de todo niño procreado en la década de 1980 es una de ellas.

La comedia americana de finales de los ochenta y la década de los noventa era coto privado de Eddie Murphy, que se había dado a conocer en su participación en el programa humorístico Saturday Night Live y que ya había experimentado el éxito en el cine con Limite: 48 Horas, Entre pillos anda el juego o Superdetective en Hollywood; unos éxitos que le llevaron a ser el actor mejor pagado del star-system hollywoodiense. Qué tiempos. No es fácil mantenerse en un mundo ciclotímico como el de la comedia, quizás el terreno que más desgasta.

           Entrando ya en harina, El príncipe de Zamunda es, además de una sátira de las monarquías africanas, la historia de un joven heredero que, ante el matrimonio concertado que determina la tradición de Zamunda, se declara harto de tanta pompa y circunstancia y decide viajar a Queens, Nueva York, para buscar algo más que una cara bonita y servil –sí, es una película feminista- y, como añadido, aprender un poco de la vida en la escuela de la calle. Más o menos una mezcla entre Vacaciones en Roma y, de nuevo, Felipe y Letizia. Y todo ello para el lucimiento de Murphy, no en vano autor él mismo de la trama, y que alterna por primera vez su personaje principal -el príncipe Akeem- con múltiples secundarios en los que, escondido tras una buena capa de maquillaje, puede dar rienda suelta a su histrionismo, una constante en su cine posterior. 

           En definitiva, una aceptable cinta, clásica para toda una generación, que entretiene sin muchas pretensiones, con algunos puntos bastante conseguidos y otros quizás no tanto pero que se ve con facilidad y sin sufrir demasiada irritación. Pero claro, este tipo de películas depende siempre de la conexión personal con el protagonista, que o te gusta o lo aborreces.

Datos curiosos: debut del oscarizado Cuba Gooding Jr. y aparición testimonial de un Samuel L. Jackson prePulp Fiction.

.

Nota IMDB: 6,8.

Nota FilmAffinity: 5.

Nota del blog: 6.

A %d blogueros les gusta esto: