Archivo | 18:41

Toy Story 3

3 Dic

“Todo fluye, todo cambia, nada permanece.”

Heráclito

 

 

Toy Story 3

 

Año: 2010.

Director: Lee Unkrich.

Reparto (V.O.): Tom Hanks, Tim Allen, Ned Beatty, Joan Cusack, Michael Keaton.

Tráiler

 

           Son ya 15 años desde que Pixar ofreció la primera entrega de una película que marcaría un antes y un después en el cine de animación: Toy Story. Un nuevo mundo de “dibujos” tridimensionales creados por ordenador con historias concebidas tanto para el disfrute de los más pequeños de la casa como para los adultos, basadas en el uso de historias originales y guiones inteligentes que irán dando lugar a éxitos  tan sonados de crítica y público como Buscando a Nemo, Ratatouille, WALL·E o Up, de la propia Pixar, o Madagascar, Kung Fu Panda y la saga de Shrek, de Dreamworks.

Personalmente, aun reconociendo la originalidad de base de la mayoría de las propuestas, no soy un gran apasionado del cine de animación, ya que, en mi opinión, se siguen manteniendo muchísimos clichés tanto en personajes como en situaciones que acaba por hacer que las películas sean predecibles y sorprendan poco -personalmente, repito-, quizás porque ese sea el precio para satisfacer a los nuevos espectadores más pequeños. Es posible, pero sigo creyendo que muchas de ellas, pese a ser buenas películas, son películas sobrevaloradas. Aunque hay algunas que no puedo sino reconocer que son magníficas. Como Ratatouille, la primera mitad de WALL·E, que es alucinante; Antz (que no le gusta a casi nadie) o, mi favorita de éstas, precisamente Toy Story. Toy Story siempre ha sido la que me ha parecido con más sentimientos y matices, la más completa. Y esta tercera parte la iguala, si no mejora.

            En Toy Story 3 los ya míticos juguetes de Andy, capitaneados por el fiel y honesto vaquero Woody, han de dejar atrás la vida tal como la conocían, perdida inexorablemente en el pasado, y adaptarse a los cambios que vienen: entrar en una guardería infantil en la que gobierna Lotso, un osito de peluche de suave apariencia, un paraíso que en realidad disfraza un temible totalitarismo juguetil marcado por el odio y el rencor. Es esta una película que reflexiona sobre la incertidumbre por el paso del tiempo, que todo lo puede, sus cambios y el futuro; un tema presente en las películas más sesudas y aquí representado por estos juguetes rotos, nunca mejor dicho, y que afecta tanto al espectador más pequeño como al más veterano. También un film sobre el amor y la fidelidad a los verdaderos seres queridos, al respeto y al recuerdo a ese mismo pasado que se va. Como ven, una parte reflexiva de gran calado llevada con maestría en la que la parte aventurera del film, destinada a audiencia más infantil, es también muy atractiva, dinámica y emocionante, una parte en la que otras películas ya mencionadas, como WALL·E o Up, perdían buena parte de su peso.

 

           Y por último, cabe decir que ojalá acabe la manía del doblaje de animación con personajes de actualidad. Aunque “El Cigala” sí es cierto que le da un punto bien guasón a Buzz Lightyear en modo ejpañó.

 

Nota IMDB: 8,8.

Nota FilmAffinity: 8,3.

Nota del blog: 8,5.

A %d blogueros les gusta esto: