Collateral

13 May

.

Año: 2004.

Director: Michael Mann.

Reparto: Michael Foxx, Tom Cruise, Jada Pinkett Smith, Mark Ruffalo, Javier Bardem, Barry Shabaka Henley, Bruce McGill, Peter Berg, Jason Statham.

Tráiler

.

         Por momentos, Collateral es un viaje casi fantasmagórico y abstracto. El diablo, la muerte, en el asiento de atrás. Hay una seducción esencial en el sicario que interpreta Tom Cruise, enzarzado en un duelo dialéctico con el taxista al que ha obligado a conducirlo en su sangriento recorrido. Las conversaciones, más extensas y violentas que las ejecuciones -resueltas con una extraordinaria precisión expositiva cuando aparecen en pantalla-, dan vueltas en torno a la naturaleza de una ciudad, una sociedad y un mundo indiferentes, deshumanizados, que corren hacia el precipicio enloquecidos por una prisa y una ambición sin cuento. Desde un argumentado nihilismo, el diablo trata de someter al hombre justo.

         El taxi era hasta entonces prácticamente un santuario. Un santuario, no obstante, mancillado por el hecho de ser compartido con otros trabajadores con menos respeto con esa burbuja de aislamiento que, contradictoriamente, sirve para transportar, prácticamente hombro con hombro, a otras personas. El asunto es que, cuando aparece la chica, la atmósfera cambia. La música, la iluminación y el color se tornan cálidas, la noche da amparo y la intimidad se extiende suavemente por el interior del vehículo. El contraste con la entrada de Cruise es evidente. A él se le refleja con una luz dura, fría, con colores verdosos, incluso con la fealdad de la fotografía digital acentuada. Su posición en el plano puede situarse incluso detrás del conductor, fuera del alcance de su vista y de su retrovisor. Al fondo, la ciudad parece incluso difuminarse, concentrándolo todo, la vida y la muerte, la esperanza y el fatalismo, en la cabina del taxi.

         Como elemento de suspense, incluso mediante amenazas veladas -la mención a los sucesos de Oakland-, Collateral también explora esa vertiente del thriller de supervivencia que consiste en arrojar al ciudadano corriente contra una trama de película que, a priori, supera en buena medida sus capacidades. Ahí se incluye la cuestión de la suerte, de lo incontrolable, como factor determinante en la vida. Y también se aborda -de forma no demasiado convincente- la mímesis o la contaminación entre el tipo común y el asesino despiadado -el convencional careo con el mafioso, la apropiación de sus sentencias-. Por su parte, aunque concentrado, Cruise no termina de dar el pego en un rol tan contundente, por más que se le tiñan el pelo y las cejas para darle cierta rotundidad. El enfrentamiento directo entre el taxista y el sicario se antoja igualmente algo más trillado, si bien Michael Mann, especialista en duelos, lo resuelve con una tensión y firmeza marca de la casa.

.

Nota IMDB: 7,5.

Nota FilmAffinity: 6,8.

Nota del blog: 7,5.

18 comentarios para “Collateral”

  1. Deckard 13 mayo, 2020 a 16:42 #

    A mi esta película nunca me ha acabado de convencer. No tiene tanto que ver con Tom Cruise. Creo que el es un buen actor y aunque todos tenemos nuestras preferencias no me parece para nada inadecuado para el papel. El asesino protagonista tenia que aportar un perfil un poco ambiguo, es decir, que exigia un poco de humanidad porque tiene que lidiar con el taxista, y Cruise puede ajustarse perfectamente a ese papel. Y ahí está el principal problema. Que no me resulta muy creíble la premisa argumental. No creo que ningún asesino a sueldo solitario se arriesgue a implicar en sus ejecuciones a otro complice, por muchas ventajas que pudiera tener hacer que un taxista te lleve de un lado a otro. Las complicaciones y la posibilidad de que algo salga mal hacen que sean muchísimo mayores las desventajas que las ventajas. No es lo mismo matar a alguien que ir en taxi y ser cobrador del frac. Ya se que muchas veces se intenta buscar un enfoque original a los thrillers para salirse de lo trillado, pero mal negocio hacemos si eso se hace sacrificando la verosimilitud (que a mi me parece escasa). Por otro lado, técnica y estéticamente me gusta que sea una película totalmente nocturna. Pero no me acaba de llenar. Porque, además, aunque Michael Mann es un buen profesional, que hace que el visionado de sus peliculas justifique el precio de la entrada casi siempre, tiene también una cierta tendencia viciada al énfasis gratuito, a la ampulosidad y a recrearse demasiado donde normalmente sería preferible una resolución más sobria de ciertas escenas. Y eso le sucede hasta en sus mejores películas. “Heat” duraba casi tres horas (donde un Richard Donner en buena forma o un Don Siegel hubieran podido contar lo mismo en dos horas peladas o incluso menos). Y en una de sus películas del principio, “Ladrón”, también le pasaba. Le pasaba incluso desde “Corrupción en Miami” (en su versión televisiva digo, no he visto su adaptación a la pantalla grande) Una de las virtudes de Mann es que dota a sus héroes de esa ambigüedad moral que mencionaba antes que los convierte en seres muy humanos, alejados de clichés y estereotipos. El ejemplo máximo de lo que hablo es el momento mítico de “Heat” en el que por primera vez coincidieron Al Pacino y Robert De Niro en una misma escena después de casi tres décadas de carrera estelar de ambos. En ella se viene a decir que la diferencia que había entre ambos (policía y ladrón) era tan fina como el canto de un duro, y que ambos sólo eran buenos profesionales haciendo su trabajo. Ese diálogo en concreto siempre me pareció una declaración de principios del propio director y una constante en casi toda su filmografia. Y, precisamente esa cualidad, la del aprecio y respeto hacia los buenos profesionales, es otra de las mejores virtudes de Mann, que además le empareja con las obsesiones temáticas de otra de las grandes leyendas de Hollywood: Howard Hawks.
    Pero a “Collateral” no le acabo de pillar el punto. No se si mis razones son de peso, pero el hecho es que a mi ese argumento tan atípico me saca completamente de la historia.

    Saludos.

    • elcriticoabulico 13 mayo, 2020 a 17:48 #

      Puede ser que no sea la historia más creíble del mundo, pero al tender a lo abstracto puede compensarse todo un poco. No Cruise, que no es que me parezca un actor terrible, pero el papel me pedía un tipo con más fuerza, con una presencia más agresiva.
      Saludos, Deckard.

      • Deckard 13 mayo, 2020 a 19:30 #

        Si. Creo que se lo que quieres decir. Pero no es tan fácil dar con un tipo con apariencia de duro y que a la vez sea un apasionado seguidor de Miles Davis. Fíjate en Clint Eastwood. Es un fanático del jazz pero, por su apariencia, nadie lo diría…..

        • elcriticoabulico 13 mayo, 2020 a 23:02 #

          Ya no los hacen como Lee Marvin… aunque los pinten canas.

          • Deckard 15 mayo, 2020 a 22:05 #

            Para ser como Lee Marvin hay que haber combatido en la guerra. Y de esos hay pocos.Ni siquiera han ido a la primera guerra del Golfo (básicamente aviadores, porque de infantería y artillería fueron contadísimos, y los de la Marina son demasiado dandys….). Los del Nuevo Hollywood tampoco fueron a Vietnam. Y los que nos podrían servir (Adam Driver creo que fue marine) son un poco robóticos y hieráticos. Nada. Que no hay tu tía. Se necesita un buen director de casting……

            • elcriticoabulico 16 mayo, 2020 a 16:36 #

              A bote pronto, hay alguno por ahí, como Tom Hardy o Jason Statham (que por cierto hace cameo en esta), que me parecen tipos duros de otro tiempo. Incluso se agradece la presencia de Liam Neeson repartiendo collejas en alguna otra. Curiosamente, los tres son británicos. En España, Tosar bien me vale. Incluso me hubiera gustado que Bardem intercambiara aquí papel con Cruise. Poca estrella de rostro rocoso.

              • Iker 20 agosto, 2021 a 18:13 #

                El cameo de Jason Statham, en la versión en castellano que se exhibio en España, no aparece en la película. Se lo comieron!!???

  2. ALTAICA 14 mayo, 2020 a 00:49 #

    Hace mucho tiempo escribí una crítica sobre esta extraordinaria pelicula de Mann, reflexionando sobre los paralelismos con Blade Runner, tanto de fondo como de forma, salvando obviamente las distancias. Recuerdo que tuvo mucho éxito en el foro en el que la publiqué, ya desaparecido. Dicho texto estará perdido en el limbo virtual.
    Cruise es Deckard. Ambos tienen que eliminar a un puñado de hombres. En este caso existe una inversión, pues el asesino a sueldo actua como una maquina o replicante que, en cierta medida, al final salva la vida del taxista. Incluso la escena final en la que muere en el metro se asemeja a la forma de hacerlo de Hauer en la azotea del edificio. Me refiero al gesto a la hora de fallecer.
    Las preguntas sobre Davis en el local de jazz son como los test para detectar “pellejudos”. Incluso unos de los asesinatos en la discoteca es similarar a la persecución de Deckard sobre una de las replicantes.
    La nocturnidad, la estética, la lluvia, los helicópteros vs naves pilotadas, la ciudad de Los Ángeles, el rascacielos, la fiscal y su relación con el taxista, el detective tras las pistas…, estoy convencido que el guionista tuvo muy presente la obra del cineasta británico, pero con las suficientes modificaciones, giros y alteraciones para resultar suficiente camuflaje.
    Una película magnífica, llena de tensión, análisis de personajes, interacciones entre los mismos (apasionante la imbricación entre asesino y taxista), pulso narrativo, realización y ejecución formal y hermosas metáforas líricas como la del solitario coyote entre calles mojadas y luces de neón. Y, cómo no, hacer verosímil lo inverosímil. Saludos

    • elcriticoabulico 14 mayo, 2020 a 16:21 #

      Pues es una comparación que no se había ocurrido en absoluto y que me resulta muy curiosa. Y la verdad es que, como digo por ahí, Collateral también es una película que habla sobre la deshumanización de la sociedad.

      • ALTAICA 15 mayo, 2020 a 00:34 #

        Efectivamente, el taxista se evade del asfixiante exterior en el micromundo del interior del vehículo y mirando la fotografía de una isla paradisíaca que guarda en el parasol del taxi. Muchas tomas del exterior están distorsionadas por la cámara a modo de discurso ético y no tan solo plástico. La soledad del coyote en un mundo extraño. Sí, asistimos a una visión deshumanizada claramente. Después de El Dilema, su mejor trabajo sin duda para mí. Si la concedes un segundo visionado te parecerá aún mejor.

        • elcriticoabulico 15 mayo, 2020 a 14:27 #

          Mi favorita siempre fue Heat, que la disfruto con fruición, pero tengo que volver a ver El dilema.

          • ALTAICA 15 mayo, 2020 a 21:18 #

            Heat es muy artificial

            • Deckard 15 mayo, 2020 a 22:12 #

              Pues “Collateral”, estéticamente, no es muy diferente, y por lo que escribes parece que te gusta mucho. Es curioso, porque cuando vi esta entrada del abúlico repase el texto que escribió sobre “Heat” y reparé en que los tres coincidíamos en un mismo concepto: la ampulosidad.Y es que creo que resulta bastante evidente que es el defecto más obvio de algunas escenas del cine de Mann. Tiene una tendencia marcadísima al énfasis, a los subrayados y a una cierta grandilocuencia pretendidamente épica. Sin embargo, “Heat” aunque es más larga que esta reseñada, a mi me gusta más porque la dualidad de personajes está más lograda (a mi juicio) y porque el reparto es más coral y enriquece la narración. Subrayados también los hay, pero ahí me parecen menos molestos y más disculpables

              Saludos.

            • elcriticoabulico 16 mayo, 2020 a 16:33 #

              No creo que sea ni más ni menos artificial que esta. Ambas son muy mannianas. Aquí comparto bastante la apreciación de Deckard.

  3. ALTAICA 17 mayo, 2020 a 17:51 #

    Cruise está en esta película excepcional. Una de sus mejores interpretaciones. Sin duda.

    • elcriticoabulico 18 mayo, 2020 a 01:38 #

      Si no es que esté mal, en sentido estricto, es que el papel me pide a otro actor. Es algo que va más allá del empeño. Igual que yo no podría interpretar a un reboteador agresivo de la NBA con mi 1,70 y mi lenguaje corporal indolente. Hay cosas que no puedes alcanzar por más técnica o más empeño que tengas.

      • ALTAICA 18 mayo, 2020 a 15:18 #

        Eso se llama prejuicio, jeje. Insisto, excepcional interpretación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: