Batman vuelve

15 May

.

Año: 1992.

Director: Tim Burton.

Reparto: Michael Keaton, Michelle Pfeiffer, Danny DeVito, Christopher Walken, Michael Gough, Michael Murphy, Vincent Schiavelli, Pat Hingle.

Tráiler

.

          El éxito de Batman en 1989 propiciaría un aluvión de adaptaciones del cómic de superhéroes que, por supuesto, incluiría una secuela de las aventuras del hombre murciélago, de nuevo con la confianza renovada en ese particular director, Tim Burton, que entretanto había entregado otra pieza de su particularísimo universo entre gótico y naif, Eduardo Manostijeras.

          Aunque su sensibilidad ya era manifiesta en la puesta en escena de la entrega inaugural, Burton, que guardaba un sabor agridulce de la experiencia, negoció su incorporación al proyecto demandando un control del que había carecido en la anterior, novato como era en las grandes producciones de la industria. Gracias a ello, conseguiría que Batman vuelve no fuera una continuación literal, sino prácticamente una película autónoma en la que se moverá con mayor libertad, reescribiendo incluso buena parte del guion previsto y disfrutando de los generosos medios proporcionados por la Warner Brothers, como los grandes espacios para construir a su gusto los decorados de Gotham City, el novedoso sonido Dolby Digital, la introducción de algunos efectos digitales e incluso la importación de pingüinos desde Reino Unido.

No obstante, en coherencia con su estilo, la factura de Batman Vuelve posee una textura más física, más de la vieja escuela, con miniaturas y trampantojos. Muestra de ello es que la gran urbe es todavía más Metrópolis que en Batman, con sus colosos de art decó, la desopilante torre desde la que Max Schreck -bautizado así por el actor de Nosferatu– maneja los designios de Gotham o las retorcidas y siniestras lineas que definen el zoológico abandonado donde mora El Pingüino -que por su parte parece sacado de El gabinete del doctor Caligari-. Referencias al expresionismo alemán que además conectan temáticamente con la trama de conspiración política que se cierne sobre la ciudad gótica, a merced de los turbios planes de un archivillano que llega a citar el incendio del Reichstag.

Con todo, quizás el ejemplo más claro de este dominio burtoniano es la atención y el cariño que la entrada del filme dedica al monstruo, a su villano -otra vez interpretado por otro hombre que voló sobre el nido del cuco, en esta ocasión Danny DeVito-. Es casi un cortometraje de desprecio y marginalidad, de repulsión hacia lo deforme, hacia lo distinto. Una historia, pues, que entronca con la filmografía del cineasta. De hecho, Batman aparece en contadas ocasiones durante el planteamiento de la narración.

          Acaso más curtido, probablemente más relajado, Burton logra una realización más afinada, en la que el tempo de las escenas y el ritmo del filme están mejor resueltos. Es posible que otro rasgo, como esa combinación de humor sórdido, sexual y al mismo tiempo pueril, quede más al arbitrio del espectador. Lo cierto es que deja momentos desconcertantes e incluso incómodos. Porque, en cualquier caso, Burton apuesta por el delirio sobre todas las cosas. En especial, sobre cualquier verosimilitud. No hay nada como un radar de pingüinos para demostrar esta conexión con la atmósfera camp y surrealista de la serie protagonizada por Adam West.

          Batman vuelve obtendría de nuevo el favor de la taquilla, si bien no terminaría de contentar a los mandamases de la Warner, que apostarían por un cambio de tono para la tercera entrega, con Joel Schumacher en la silla de director. Aun así, Burton permanecería en un cargo de productor.

.

Nota IMDB: 7.

Nota FilmAffinity: 6,3.

Nota del blog: 6,5.

14 comentarios para “Batman vuelve”

  1. Deckard 15 mayo, 2020 a 21:59 #

    Esta continuación es horrible. Las dos de “Batman” que hizo Tim Burton probablemente sean lo peor de su filmografía. Michelle Pfeiffer completamente fuera de sitio, Danny de Vito absolutamente perdido y desaparecido debajo de toneladas de maquillaje, y un Michael Keaton totalmente acartonado y antiheroico. A olvidar.

    Saludos.

    • elcriticoabulico 16 mayo, 2020 a 16:33 #

      No es gran cosa, pero tampoco la veo terrible. De hecho, me parece mejor que la primera.

      • Deckard 16 mayo, 2020 a 21:56 #

        Hombre. Toda superproducción de Hollywood tiene unos estándares de producción que casi siempre, por mala que sea la película, justifica el bajo (aunque cada vez menos) precio de una entrada. Pero esta me parece muy pobre. Y la primera de las de Michael Keaton también me lo parece . Tuvo exito pero fue más bien por una endiablada operación de marketing, que incluía además una banda sonora aparte de la orquestal con canciones de Prince, la siempre carismática contribución de Jack Nicholson (creo que todavía, sigue siendo, con Marlon Brando, el secundario mejor pagado de la Historia: 5 millones de dólares) y la luminosa presencia de una Kim Basinger que todavía, estaba de muy pero que muy buen año. Todos ellos factores bastante ajenos al núcleo esencial de toda buena película equilibrada en el sentido clásico. Porque, en cuanto a lo cinematográfico es floja, muy floja. Jamás he tenido la tentación de volver a verla entera. Sólo salvaría el maravilloso tema central de Danny Elfman. Pero ese mundo de Gotham tan épico y oscuro, a mi me parece muy ajeno al uníverso de Tim Burton, que tira más hacia fantasías más grotescas, mordaces y autoparodicas, con reminiscencias infantiles y juveniles.
        Brazo (homenaje a Rado)

        • elcriticoabulico 18 mayo, 2020 a 01:35 #

          Esta segunda precisamente es bastante Burton. No completamente, pues no deja de ser un producto de franquicia, pero sí tiene un aire muy Burton. Solo con el cariño que le dedica al Pingüino de arranque y, más allá de su estilo patente en la composición del fotograma, con ese humor entre sórdido y pueril… que precisamente está entre lo que peor envejece de la película.
          Bratzo, Deckard!

          • Deckard 18 mayo, 2020 a 13:51 #

            La verdad es que no la recuerdo tan bien como para hilar finísimo en lo que se refiere a si Gotham es o no un universo burtoniano. Pero a mi juicio, aunque Burton siempre pone su impronta a todo lo que hace La franquicia Batman no casa con su sentido irónico de lo pintoresco. Y ahí está precisamente el problema. El de Batman es un universo con reminiscencias de heroísmo clásico al estilo de los caballeros medievales. Pero, claro, cuando metes a Danny de Vito con ese maquillaje tan recargado y siniestro, eso choca mucho con la realidad y te saca (al menos a mi) de la película. Y por eso digo que esos dos universos no mezclan bien. Porque Burton quiso dar aquí pinceladas grotescas y mordaces de su estilo, pero que yo creo que no funcionan bien en ese contexto.
            Bratzo (again)

            • elcriticoabulico 18 mayo, 2020 a 15:10 #

              A lo mejor eso puede ser, sí. A ver, al final prefiero con mucho la trilogía de Nolan, por pretenciosa que sea.

              • Deckard 18 mayo, 2020 a 18:58 #

                La tercera de Nolan me parece fallida. Pesadisima e interminable. “Batman begins” supuso una revitalizacion exitosa de la franquicia y es muy entretenida, pero tampoco me acaba de convencer. La cosa tibetana tiene un punto de ridiculez. Sin embargo, “El caballero oscuro” es la mejor película, que nunca se haya hecho sobre ese personaje. Es completisima: magnífico trazado de personajes, acción trepidante que te clava en la butaca, oscuridad y ambigüedad moral encomiable, y un protagonismo coral que enriquece la propuesta. Lo más destacable que haya hecho nunca Christopher Nolan. Pero vamos, de aquí a Lima….

                • elcriticoabulico 19 mayo, 2020 a 13:29 #

                  Estoy de acuerdo, la he vuelto a ver alguna vez y me siguió pareciendo un peliculón, no como otras de Nolan que me deslumbraron de principio y luego se me hundieron.

  2. El Tusos 18 mayo, 2020 a 11:42 #

    La película en sí no se me aparece en mi mente con frecuencia, pero la de veces que ese maldito Pingüino se me aparecía cuando me iba a dormir… Creo que ya lo he ido superando, aunque no estoy seguro del todo.

    • elcriticoabulico 18 mayo, 2020 a 15:08 #

      Te diré que de pequeño se me saltaron las lágrimas porque los pingüinos se quedaban tristes con la muerte de El Pingüino. Hay que ser sensibles y comprensivos, hombre.

      • Deckard 18 mayo, 2020 a 19:01 #

        Bah, Victor. Tampoco hay que ponerse así. Los pingüinos siempre han estado muy solos. En “Batman vuelve” y en el Polo Norte. Lo que ocurre es que a lo mejor de crío no eras tan consciente de ello….

        • elcriticoabulico 19 mayo, 2020 a 13:32 #

          Los pingüinos emperadores, que son los que principalmente salen en la película, viven en colonias muy extensas, cazan de forma colectiva, demuestran una sorprendente fidelidad a su pareja y cuidan a su cría de forma paritaria y atenta. Estarán solos como especie (¡y en el Polo Sur, hombre!), pero parecen tipos sociables jaja

          • Deckard 19 mayo, 2020 a 17:15 #

            Joder. No sabía que también eras zoologo…. Bueno, y si. Haran vida en comunidad, pero como especie parece que están bastante solos….

            • elcriticoabulico 20 mayo, 2020 a 12:33 #

              Yo esa persona que cuando dice que ve los documentales de La2 es que realmente los ve.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: