Había un padre

21 Mar

El jardín zen de Yasujirô Ozu se adentra en el campo donde encontrará su mayor fortuna: las relaciones familiares y su impacto sobre la existencia de las personas. Había un padre, para la sección de cine clásico de Bandeja de Plata.

.

.

“En tu lecho de muerte se te juzga por cómo has educado a tus hijos.”

Sylvester Stallone

.

.

Había un padre

.

Había un padre

.

Año: 1942.

Director: Yasujirô Ozu.

Reparto: Chisû Ryû, Shûji Sano, Haruhiko Tsuda, Shin Saburi, Takeshi Sakamoto, Mitsuko Mito.

Filme

.

            El reconfortante encanto y el sosiego espiritual que gobiernan las historias familiares de Yasujirô Ozu es difícil de explicar. [más] Las películas de Ozu son un jardín zen, cuyas formas sencillas y hermosas constituyen una parte esencial de su significado. La delicadeza de su argumento convierte en livianos temas de profunda incidencia filosófica y trascendental. La vida y la muerte, el amor en todas sus variantes, la huella de nuestro transitar por el mundo.

[más] contienen un buen grado de optimista candidez, fácilmente cuestionable desde estos escépticos tiempos de relativismo posmoderno. Pero no menos cierto es que esta aparente ingenuidad es capaz de elevar unos cuantos grados la calidez con la que se acoge la obra, electrizada por un maremágnum de sentimientos soterrados aunque perceptibles, inspiradores y honradamente conmovedores.

[más] Había un padre es una de las primeras demostraciones de su sabiduría para reflejar con apasionante ternura y rotunda veracidad el paso del tiempo y su efecto sobre las relaciones familiares [más].

            [más] Ozu recopila los fragmentos que ligan los caminos existenciales de un padre viudo, traumatizado por un accidente en el desempeño de su labor como maestro de instituto (Chisû Ryû, mano derecha en el escenario del director), y de su único hijo, a quien unen lazos tan estrechos que le obligan a distanciarse con el fin de proveerle un futuro acorde a dicho amor paternal y al futuro que, cree, merece gozar. Por medio de audaces elipsis [más] el cineasta japonés surca los años y las décadas rastreando los encuentros y desencuentros de ambos; los anhelos y las costumbres que perduran entre ellos; los deseos y preocupaciones que nacen conforme evoluciona su personalidad a causa de la inexorable percusión que ejerce ese río torrencial que es el tiempo de una vida. Cambios interiores e imperceptibles que se desnudan exteriormente por gestos aún más pequeños pero enormemente significativos [más].

            Así, mientras no les ocurre nada, a los personajes les sucede todo. Melodrama implosivo, la autenticidad de Había un padre proviene de su minimalismo contemplativo, de acorde estilización estética y amoldado a los ritmos que dominan la existencia [más].

 Sacrificios terribles, pues -y en este caso honestos-, sobre los que no obstante se asientan afectos todavía más elevados e inmortales. Las recompensas, al fin, evaluadas desde un alto en el trayecto [más].

Una joya a la que su humildad hace aún más brillante.

.

Nota IMDB: 7,9.

Nota FilmAffinity: 7,6.

Nota del blog: 8,5.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: