Tras el cristal

8 Ene

.

Año: 1986.

Director: Agustí Villaronga.

Reparto: David Sust, Günter Meisner, Gisèla Echevarría, Marisa Paredes, Imma Colomer.

Filme

.

          Günter Meisner, que había encarnado nada menos que a Adolf Hitler en las miniseries Winston Churchill: The Wilderness Years y Vientos de guerra, así como en la comedia As de ases, rechazó en primera instancia interpretar el papel que le ofrecía un joven director, Agustí Villaronga, para Tras el cristal, su debut en el largometraje. El guion acerca de un antiguo médico nazi de los campos de exterminio, refugiado en una mansión campestre del extranjero y atrapado en un pulmón de acero tras tratar de suicidarse en un infructuoso intento de atajar su sed de sangre infantil, le resultaba demasiado horrible. Finalmente, terminaría aceptando la propuesta. Según Villaronga, el actor alemán le confesó que no podía sacarse la historia de la cabeza.

          En Tras el cristal, Villaronga expone una reflexión acerca de la mórbida fascinación por el mal y de la perpetuación del horror como si fuese una enfermedad transmisible o hereditaria, donde el componente nazi recuerda a obras precedentes y posteriores como El portero de noche o Verano de corrupción. De hecho, el filme se abre sin hacer prisioneros, reflejando una tortura con trazas de fetichismo sádico en una tenebrosa bodega. Pero se trata de una escena que se contempla también con el uso de un punto de vista subjetivo, implicando al espectador que, a la postre, parece materializarse en la extraña figura de un muchacho que se ofrece a cuidar al hombre, ya tetrapléjico después de ascender desde la bodega hasta la torre para, luego, lanzarse al vacío.

El director balear afronta el tema desde una sordidez que se va infiltrando desde el relato y la imagen. La crueldad de los hechos gana terreno progresivamente dentro de un siniestro juego de poder y dominación, sin ahorrar en escenas escabrosas que comparan abusos y agonías y que se muestran para desafiar esa fascinación de mirar que podría equipararse al ojo y la cámara igualados en los primeros fotogramas. En este camino, la fastuosa mansión y la estética verniega se van deformando en un escenario grotesco y agresivo, hasta que la estancia donde se encuentra encerrado el montruo acaba quedando aislada del tiempo y el espacio, de la realidad, envuelta en una pesadilla delirante, en una fábula de terror. Y, a la par, algo semejante sucede con el rostro de David Sust, de aspecto inocente pero cada vez más afilado por las sombras.

          Con todo, es cierto que la estética de Tras el cristal padece asimismo rasgos deudores de su época que no le sientan demasiado bien, subrayando los aspectos excesivos de una narración de retratos psicológicos extremos. Como es frecuente en la década de los ochenta, se detecta particularmente en determinadas decisiones del montaje y, en especial, en la banda sonora.

.

Notaa IMDB: 6,8.

Nota FilmAffinity: 6,4.

Nota de blog: 7.

4 comentarios para “Tras el cristal”

  1. Deckard 8 enero, 2021 a 22:32 #

    Una propuesta muy insólita del cine español. La mejor de Villaronga. No pude verla en el cine, pero cuando la vi en televisión quedé muy impactado. Esa perversidad morbosa es muy chocante. Para que os hagais una idea de la maldad humana (atención, spoiler) cuando le conté a un amigo con pelos y señales la escena de sadismo en la que a una de las víctimas la torturaban inyectándole gasolina en los pulmones, mi amigo, con cara de asco dijo: “Por qué gasolina? Con agua hubiera sido suficiente…” Te das cuenta? El problema para muchos no es el asesinato,, sino que la única discusión es acerca del “método.” (tranquilo, esa persona dejó de ser amiga mía hace mucho tiempo: no hay peligro….)
    Cómo película de tensión inquietante es muy recomendable, pero absténganse personas hipersensible (me has oído, Hildy?).
    Saludos.

    • elcriticoabulico 10 enero, 2021 a 22:51 #

      Caramba, vaya frialdad científica la de tu (ex)amigo. Un tío así debería meterse a guionista, que buenas (y rigurosas) historias podría sacarse de la manga jeje.
      Volviendo a Tras el cristal, la verdad es que es una película que, aun con sus excesos y sus dejes de época, resulta verdaderamente perturbadora. Carga con mucha maldad y bien trata deimplicar al espectador. No es para cualquiera, no.
      Un saludo, Deckard.

      • Deckard 11 enero, 2021 a 14:58 #

        Jajaja ja. ES GUIONISTA. Y TIENE UN PREMIO “Feroz.” ES INCLUSO DIRECTOR. (por eso dejamos de ser amigos porque la luz de los focos cegaba sus ojos, como el humo de The Platters, en fin…)
        Sí. Precisamente tras leer tu entrada la estuve revisando porque hacía mucho que no la veía. Villaronga tiene algunos ramalazos a lo Lynch. Es más crudo y menos sutil, pero sus perversiones son muy intencionadas y resueltas con mucha pericia visual (pensarás que soy un degenerado, pero la verdad es que soy un tío bastante normal…). Es una pena que su obra sea tan difícil de ver. Me gustaría ver “El niño de la luna” y la que hizo con La fura del Baus. Tiene una obra considerable en número ya, pero muchas veces se hace escurridizo porque no suele durar en salas. “Pan Negro” no me gustó tanto porque se mueve en un territorio más clásico que creo que no es el suyo. Le motiva más lo oscuro, morboso y lo sórdido, todo ello servido con buen gusto.Veremos.
        Saludos.

        • elcriticoabulico 11 enero, 2021 a 15:30 #

          Estaba claro por el comentario que ahí había una mente creadora, artística.
          Pues te diré que es la primera que veo suya, porque ni siquiera me había acercado a Pa negre. Iré dejando por aquí mis impresiones.
          Saludos, Deckard.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: