Celebrity

14 Oct

.

Año: 1998.

Director: Woody Allen.

Reparto: Kenneth Branagh, Judy Davis, Joe Mantegna, Winona Ryder, Famke Janssen, Melanie Griffith, Charlize Theron, Leonardo DiCaprio, Gretchen Mol, Sam Rockwell, Hank Azaria, Aida Turturro, Bebe Neuwirth, Greg Mottola, Michael Lerner, Debra Messing, Allison Janney, Donald Trump, J.K. Simmons, Dylan Baker, Tony Sirico, Wood Harris, Jeffrey Wright.

Tráiler

.

          El título, Celebrity, lleva a pensar en la película como una relectura de La hoguera de las vanidades realizada por un autor, Woody Allen, con una personalidad relativamente misántropa y asocial, hostil hacia las frivolidades aparejadas a la prisión de oro que habitan los famosos, modelos de inspiración pero a la vez esclavos de sus admiradores. “La elección de los famosos dice mucho de una sociedad”, comenta la protagonista en cierto pasaje, reafirmando la importancia en esta sátira de la veleidad y pretenciosidad que muestra también un farandueo endiosado, que lleva al extremo de autoironizar incluso con la pedantería de los cineastas blancos que ruedan películas en blanco y negro mientras se miran el ombligo.

Sin embargo, este es, en el fondo, el escenario en el que Allen expone un nuevo acercamiento a las vicisitudes de la pareja, a la insatisfacción permanente del ser humano y a la incidencia de la suerte en la vida. Para ello, expone los caminos antagónicos que siguen dos divorciados: un periodista y escritor que, en plena crisis de los cuarenta, decide romper con todo para tratar de darle un giro hedonista y ambicioso a su estancada existencia, y una maestra de escuela presa de las neurosis y las inhibiciones de su crianza católica.

          En este contexto, la desorientación, la frustración y el desencanto del hombre también está condicionado por la idea de éxito que transmiten la televisión y el cine, un modelo fantasioso que impone su sofisticación y belleza sobre las asperezas de la cotidianeidad, convirtiéndolo todo en un espectáculo trivial. Una idea que, en la actualidad, se encuentra además potenciada exponencialmente por la hiperexposición del ego a través de las redes sociales. Es contra este muro fabuloso contra el que se estampa este escritor sin estrella, en constante chasco y, por ello, progresivamente desesperado. Allen es cruel en su tratamiento del personaje, aunque también, contradictoriamente, hace que este tipo balbuceante, inseguro, pelma y con los anodinos rasgos de Kenneth Branagh sea capaz, por motivos que escapan a la comprensión, de ligarse a Melanie Griffith, Charlize Theron, Famke Janssen y Winona Ryder. Nada menos. Podría considerarse que son concesiones a sí mismo, por la parte personal que Allen haya podido volcar en este reflejo antipático, que ni siquiera muestra el suficiente carisma que lo acredite como galán.

          Este es uno de los principales peros a la hora de afrontar una historia moral en la que la sencillez de su esquema dramático parece responder a la falta de inspiración o al piloto automático del neoyorkino en su recorrido por la fauna que habita este mundo paralelo, construido como un dudoso sueño, donde los brillos y oropeles camuflan un profundo vacío humano.

.

Nota IMDB: 6,3.

Nota FilmAffinity: 6,4.

Nota del blog: 6.

2 comentarios para “Celebrity”

  1. Deckard 14 octubre, 2020 a 16:49 #

    En su día me llamó mucho la atención la sinton’ia espiritual entre Berlanga y Woody Allen cuando Allen realizó “Celebrity” . Por aquel entonces, Berlanga hizo “Paris-Tombuctu” y ambos acababan sus películas de manera similar: pidiendo ayuda a gritos. Fue muy curioso. Es como si estos dos talentos ya veteranos, con ese sentido del absurdo tan afilado, ya no pudieran soportar más el ridículo mundo que les rodeaba (eso fue hace más de veinte años. Que diría ahora don Luis. Allen todavía no ha dicho su última palabra.)
    Por lo demás, y aunque solo la he visto una vez, “Celebrity” no me parece para nada una película desdeñable. La influencia de Fellini aquí es más evidente que nunca. Como ya pasó en “Recuerdos de una estrella” (plagio casi descarado de “Ocho y medio”) Allen hace aquí una radiografía nada favorecedora de la celebridad y la fama, con la carga de materialismo y frivolidad que ambas conllevan. Recuerda mucho a “La Dolce Vita” y a la mencionada “Ocho y medio”. Por lo tanto, se podria decir eso de “nada nuevo bajo el sol”. Sólo que en esta ocasión hay que reseñar la complicidad de dos actores como Leonardo Di Caprio y Charlize Theron (por aquel entonces ambos en la cima de su popularidad) que eran ejemplos muy palmarios de ascenso meteorico a la fama, que accedieron casi simultáneamente a ese universo de charol y brillantina, tan luminoso y tan vacío.
    Nada más.
    Saludos.

    • elcriticoabulico 15 octubre, 2020 a 17:42 #

      Pues no había caído ni remotamente en ese paralelismo. Sí tiene mucho de La dolce vita… pero no me funciona ni de lejos igual. Aunque con elementos de interés, no me parece una película del todo conseguida.
      Saludos, Deckard.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: