El americano impasible

24 Feb

.

Año: 2002.

Director: Phillip Noyce.

Reparto: Michael Caine, Brendan Fraser, Do Thi Hai Yen, Tzi Ma, Pham Thi Mai Hoa, Holmes Osborne, Robert Stanton, Quang Hai, Ferdinand Hoang, Rade Serbedzija, Mathias Mlekuz.

Tráiler

.

         La llegada a las salas de El americano impasible se retrasó varios meses, e incluso estuvo cerca de pasar directamente al mercado doméstico, debido a que la productora, Miramax, temía que su argumento pudiera percibirse como “antipatriótico” en unos Estados Unidos traumatizados por los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001. Azares de la política internacional, su lanzamiento, finalmente, también estuvo a meses de coincidir con la invasión de Irak. No fueron pocos los que se trazaron comparaciones entre las estrategias del agente de la CIA de la película y las operaciones del país en Oriente Medio.

El americano tranquilo, un hombre de modales educados que pasea por el mundo con la bandera de su idealismo por delante, aparece en la plaza de Saigón donde se acaba de producir una terrible masacre. Observa los resultados de las bombas, detecta la huella de la sangre en sus zapatos y en su impecable traje blanco, se limpia y comienza a dar instrucciones a un subordinado. En la siguiente escena, la mancha de sangre permanece, indeleble, en la pernera de su pantalón. Daños colaterales. La versión de Phillip Noyce, con Christopher Hampton en el guion, devuelve la dimensión política al personaje diseñado por Graham Greene en su novela, y del que había sido lamentablemente despojado en la discreta adaptación que en 1958, apenas tres años después de su publicación, había estrenado Joseph L. Mankiewicz. Asimismo, la fidelidad al texto original no está reñida con la ampliación de su arco de acontecimientos casi una década más allá, puesto que, con ello, se plasma el devenir de los acontecimientos que ya podía vislumbrarse en ella.

         Así las cosas, el relato recobra la turbiedad moral propia del mundo del espionaje que retrata Greene, siempre con el peso de su bagaje personal. No solo por ese individuo de dos caras que pugna por abrir una tercera vía en Indochina entre la decadente Francia colonial y el emergente nacionalismo con injerencias comunistas que lideraba Ho Chi Minh desde el norte. También por la figura llena de arrugas y dobleces del reportero británico que, huido de Inglaterra quién sabe por qué motivos, se encuentra afincado en la capital asiática amancebado con una muchacha local. Cínico y descreído, representa en cierta manera una metáfora de ese viejo mundo imperialista que parasita los placeres exóticos y la juventud de allí donde para. Michael Caine hace maravillas con este periodista que, cuando decide dejar de mantenerse cómodamente al margen de todo, lo hace por motivos y con procedimientos en absoluto limpios.

         Es, por tanto, un duelo complejo el que se establece entre ambos caracteres, así como el que mantienen ellos mismos con sus luces y sus sombras. Noyce lo plasma con una formulación clasicista -incluso con algún tópico, como la forma en la que se expone la conspiración-, quizás por la influencia que podrían tener desde la producción Sydney Pollack y Anthony Minghella, que como directores habían firmado sendas cintas de aventuras, Memorias de África y El paciente inglés, que cumplían con este mismo patrón estético y estilístico.

La decisión, que también es capaz de entregar escenas de una tensión muy bien construida, permite que la narración desarrolle en todo momento los dilemas y resoluciones de los personajes -que, siguiendo con las lecturas alegóricas, emparejan hábil y poderosamente lo político con lo íntimo; el opio, el amor y la guerra que aparece en la presentación-; parte directa de un contexto histórico igual de convulso y tortuoso. La fotografía de Christopher Doyle, experto en filmar escenarios asiáticos con romanticismo, con Deseando Amar como cumbre, dota de textura a los fotogramas e invoca esa atmósfera colorista y sabrosa, pero brumosa y trágica, del Vietnam en dramática transformación de los años cincuenta y sesenta.

.

Nota IMDB: 7.

Nota FilmAffinity: 6,4.

Nota del blog: 7,5.

4 comentarios para “El americano impasible”

  1. Deckard 24 febrero, 2020 a 14:38 #

    No la he visto, He visto la adaptación que hizo Mankiewicz, que era bastante notable. No obstante, si está Michael Caine, seguro que merece la pena echarle un vistazo. Y Philip Noyce tiene alguna película respetable (como “Calma total”, aunque al final se desmadre).

    Saludos.

    • elcriticoabulico 24 febrero, 2020 a 17:48 #

      Esta me parece bastante mejor que la de Mankiewicz, la cual, como digo por ahí, encontré más bien flojita. Y Caine está muy, muy bien.

  2. Deckard 2 marzo, 2020 a 11:02 #

    La estuve viendo el otro día. Buena película. La magnética presencia de Michael Caine lo domina todo majestuosamente. Incluso anula a alguno de sus compañeros, como Brendan Fraser, que, aunque es un buen actor, no me parece la mejor elección para ese papel. A mi juicio se hubiera requerido un intérprete de un perfil más ambiguo, con más matices de los que aporta el rostro un tanto hierático de un musculado Fraser. Por lo demás, casi todo muy acertado. Un guión muy sólido que hace justicia a los matices de la novela. Además, Philip Noyce tiene la ventaja sobre la versión de Mankiewicz (e incluso sobre el propio original de Graham Greene) de que, al estar hablando de una película ya muy metida en el siglo XXI, se pueden aportar matices sociològicos y políticos de los que ni Mankiewicz y Greene podían hablar en los 50. Por un lado, porque era una época mucho más conservadora, y por otro, porque la deriva histórica de esa región (Indochina-Vietnam), con todo lo que pasó después, permite hacer una lectura global mucho mas amplia de lo que estaba pasando entonces por toda la terrible y consabida guerra que se dio después ahí. Y Noyce no desaprovecha la ocasión, como se ve muy claramente sobre todo en los compases finalesde este más que respetable filme.

    Saludos.

    • elcriticoabulico 2 marzo, 2020 a 13:50 #

      Es muy disfrutable, hecha con una perfecta solvencia narrativa, buena atmósfera y un Caine que se sale. Y, como dices, con las ventajas de poder analizar y contextualizar un texto original que ya aportaba buenas claves sobre lo que se estaba cociendo en ese polvorín.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: