La virgen de agosto

18 Sep

.

Año: 2019.

Director: Jonás Trueba.

Reparto: Itsaso Arana, Vito Sanz, Joe Manjón, Isabelle Stoffel, Luis Heras, Mikele Urroz, María Herrador, Naiara Carmona, Francesco Carril, Sigfrid Moleón, Simon Pritchard.

Tráiler

.

         Recorriendo a lomos de su vespa las abandonadas calles de Roma en Ferragosto, Nanni Moretti demostró que la gran ciudad, vaciada por el verano, puede ser un enclave insospechadamente mágico; romántico, sublime, liberador; trascendente en su desnudez.

En La virgen de agosto, Itsatso Arana, protagonista y guionista de la función -a cuatro manos con su pareja, Jonás Trueba, que por su parte también dirige-, persigue ese locus amoenus por un Madrid en la primera quincena de agosto, el de las fiestas de San Cayetano, San Lorenzo y la Virgen de la Paloma, viviendo de prestado en un hermoso piso y dejándose llevar por la deriva a través de los rincones de la capital, la cual, despoblada de sus moradores por obligación, revela un rostro castizo, sabroso, auténtico. Espiritual, incluso. Como Moretti, escribe un diario sobre sus vivencias.

         La virgen de agosto es una película conformada a partir de encuentros y conversaciones. Encuentros con un pasado que parece perderse y con un futuro que podría llegar. El drama se vertebra por medio de estas microhistorias, puesto que sirven para ir sumando matices al dibujo de la joven, quien al mismo tiempo se topa consigo misma y sus circunstancias presentes y repasa sus principios existenciales, lo que incluye una marcada mirada en femenino -la personalidad de las estrellas de las comedias de los años treinta, el recuerdo de Popea, el guiado del chotis, los cánones de la seducción, el reiki y el asunto menstrual en la sociedad…-. Las posibilidades amorosas o simplemente emocionales en la entrada terminal en la edad adulta. En la encrucijada, una vez más.

         La naturalidad con la que se expone este relato íntimo, en la que influye decisivamente el excelente trabajo del reparto, está bañada además por un profundo sentido lírico en su forma de contemplar el paisaje urbano y humano. En su habilidad para extraer lo revelador y la absoluta relevancia de los pequeños gestos que se producen en la quietud, en lo cotidiano, en todo aquello que, aparentemente, no es para nada excepcional, para nada épico, pero sobre lo que en realidad se construye una vida. Los fugaces instantes de plenitud, las sombras de la sempiterna duda; el camino, en definitiva.

Quizás el empleo de la voz en off no encaje del todo bien con esa sencilla sinceridad, de igual manera que la alusión a lo sobrenatural, aunque sea simple cita, tampoco semeja demasiado necesaria para dar la puntilla al filme.

.

Nota IMDB: 7.

Nota FilmAffinity: 6,8.

Nota del blog: 7,5.

5 comentarios to “La virgen de agosto”

  1. ALTAICA 4 marzo, 2020 a 12:52 #

    La verdad es que no ha llegado a gustarme. Y el problema esencial que observo es que esos encuentros, algunos algo forzados alejados del fluir natural de la historia, no sirven en su conjunto, solo algunos de ellos, para dibujar y perfilar un adecuado retrato de la protagonista. En tal sentido me pareció claramente mejor el trabajo de Reguera en “María y los demás” o de Franco en “La herida”, que si bien no están estrechamente vinculados formalmente e incluso por concepción, sí promueven la radiografía de un perfil femenino o humano mucho más complejo y preciso. Un abrazo.

  2. ALTAICA 4 marzo, 2020 a 12:59 #

    Y no es que me parezca una mala película, pero sí deslavazada, con notables altibajos e imprecisa en el dibujo. También es cierto que atesora momentos hermosos y casi líricos (ella en el río sobre el agua, la conversación con sus amigos a la orilla del mismo, la soledad en la vivienda, alguna conversación que otra con mayor carga de profundidad…) pero en global muchas cuestiones planteadas son prácticamente anécdotas. Tal vez demasiadas.

    • elcriticoabulico 4 marzo, 2020 a 14:09 #

      Yo interpreté que ese estilo de encuentros anecdóticos traza un recorrido bastante completo e interesante que hace que trasciendan esa misma naturaleza anecdótica. Lo de forzados (tampoco me lo parecen, va con el juego ese de que en Madrid en agosto quedan cuatro gatos condenados a encontrarse desde esa condición de entre parias y ‘elegidos’) puede encuadrarse si se quiere en ese tenue toque sobrenatural que, al final, revela la película (y que a mí, por cierto, no me entusiasma). Lo cierto es que me parece que el tono y el estilo narrativo, entre calmado y desenfadado, está muy conseguido para plasmar la excepcionalidad de ese aire estival entre naturalista y soñado.

  3. ALTAICA 4 marzo, 2020 a 17:03 #

    Pero si la obra promueve que en esos días de verano la protagonista se encuentre, en cierta medida, a sí misma, realmente al final ¿qué sabemos del personaje? ¿cuáles son ilusiones? ¿qué está buscando? ¿qué ha aprendido, enseñado o descubierto? Y ese tenue toque sobrenatural es más un guiño que otra cosa. Para mí el personajes permanece plano como al principio, sus interlocutores escasamente nos descubren cuestiones epidérmicas de ella y ella de ellos. Lo circunstancial y accesorio no da paso a elementos vitales o principales, ni tan siquiera emotivos. No consigo acompañar al personajes en su corto periplo estival pues escasamente me conmueve, apasiona o enternece. Tal vez no lo pretenda, pero me da la sensación que verdaderamente no lo consigue.

    • elcriticoabulico 4 marzo, 2020 a 18:35 #

      No la tengo tan fresca como para precisar, pero tengo el recuerdo de que sí terminaba encontrando su sitio, entresacándolo de pequeños matices. Dado el estilo de la película, no había grandes revelaciones trascendentales, claro, sino que empleaba los detalles o la observación atenta para desgranar múltiples conflictos y, de la misma manera, promovía el placer de las pequeñas cosas cotidianas para iluminar esa encrucijada de la mediana edad en la que uno no sabe bien qué carajo está haciendo con su vida porque no ve lo de ser padre, ni le satisface la vida laboral precaria, ni tiene casa, ni tiene pareja ni nada de nada. Escribiendo esto me doy cuenta de que a lo mejor me llega más a mí por el tema generacional, de estar plenamente en la edad y más o menos en la situación de los personajes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: