Archivo | 12:28

La virgen de agosto

18 Sep

.

Año: 2019.

Director: Jonás Trueba.

Reparto: Itsaso Arana, Vito Sanz, Joe Manjón, Isabelle Stoffel, Luis Heras, Mikele Urroz, María Herrador, Naiara Carmona, Francesco Carril, Sigfrid Moleón, Simon Pritchard.

Tráiler

.

         Recorriendo a lomos de su vespa las abandonadas calles de Roma en Ferragosto, Nanni Moretti demostró que la gran ciudad, vaciada por el verano, puede ser un enclave insospechadamente mágico; romántico, sublime, liberador; trascendente en su desnudez.

En La virgen de agosto, Itsatso Arana, protagonista y guionista de la función -a cuatro manos con su pareja, Jonás Trueba, que por su parte también dirige-, persigue ese locus amoenus por un Madrid en la primera quincena de agosto, el de las fiestas de San Cayetano, San Lorenzo y la Virgen de la Paloma, viviendo de prestado en un hermoso piso y dejándose llevar por la deriva a través de los rincones de la capital, la cual, despoblada de sus moradores por obligación, revela un rostro castizo, sabroso, auténtico. Espiritual, incluso. Como Moretti, escribe un diario sobre sus vivencias.

         La virgen de agosto es una película conformada a partir de encuentros y conversaciones. Encuentros con un pasado que parece perderse y con un futuro que podría llegar. El drama se vertebra por medio de estas microhistorias, puesto que sirven para ir sumando matices al dibujo de la joven, quien al mismo tiempo se topa consigo misma y sus circunstancias presentes y repasa sus principios existenciales, lo que incluye una marcada mirada en femenino -la personalidad de las estrellas de las comedias de los años treinta, el recuerdo de Popea, el guiado del chotis, los cánones de la seducción, el reiki y el asunto menstrual en la sociedad…-. Las posibilidades amorosas o simplemente emocionales en la entrada terminal en la edad adulta. En la encrucijada, una vez más.

         La naturalidad con la que se expone este relato íntimo, en la que influye decisivamente el excelente trabajo del reparto, está bañada además por un profundo sentido lírico en su forma de contemplar el paisaje urbano y humano. En su habilidad para extraer lo revelador y la absoluta relevancia de los pequeños gestos que se producen en la quietud, en lo cotidiano, en todo aquello que, aparentemente, no es para nada excepcional, para nada épico, pero sobre lo que en realidad se construye una vida. Los fugaces instantes de plenitud, las sombras de la sempiterna duda; el camino, en definitiva.

Quizás el empleo de la voz en off no encaje del todo bien con esa sencilla sinceridad, de igual manera que la alusión a lo sobrenatural, aunque sea simple cita, tampoco semeja demasiado necesaria para dar la puntilla al filme.

.

Nota IMDB: 7.

Nota FilmAffinity: 6,8.

Nota del blog: 7,5.

A %d blogueros les gusta esto: