Paris, Texas

2 Abr

.

Año: 1984.

Director: Wim Wenders.

Reparto: Harry Dean Stanton, Nastassja Kinski, Hunter Carson, Dean Stockwell, Aurore Clément.

Tráiler

.

        No parece casual que Wim Wenders abra sus fotogramas en los desiertos del Texas occidental. Gran narrador de road movies, un género que en buena medida bebe de las tradiciones del cine del Oeste, alrededor de Paris, Texas sobrevuela el espíritu del western, posado como polvo del páramo sobre un forastero que, al igual que el tío Ethan, surge de una nada de años de profundidad en una difusa reclamación de sus vínculos familiares. Un espectro errante, ni vivo ni muerto, que por sus pecados pretéritos ya solo puede pertenecer a ese vacío sin nombre ni destino.

        Bajo este esquema, Wenders recorre el melodrama de una familia rota por una ofensa pasada, tan tremenda que ni siquiera tiene memoria. Travis huye obsesivo de su propio rostro camino hacia el horizonte, pero en su eterno peregrinar se topa de nuevo con el conflicto, con una segunda oportunidad de dignidad y redención. Ante el retorno temporal de la consciencia, la fuga se convierte en búsqueda. En búsqueda de las causas de una maldición que también se intuye incesante, heredada -los orígenes en una finca yerma-; en búsqueda de la reparación sanadora e improbable.

        Aparte de por los espacios desérticos y urbanos -igualmente extraños y en absoluto acogedores-, el cineasta alemán apuesta fuerte al color. El juego con las combinaciones y los contrastes cromáticos alimenta el estado de los personajes y, al mismo tiempo, los introduce por momentos en una cierta atmósfera abstracta, como de sueño lúcido o de visión hopperiana. Transitan arropados además por la justamente célebre banda sonora de Ry Cooder, minimalista e intensa, melancólica y sentimental, derrotada y evocadora como las melodías de Dark Was the Night, Cold Was the Ground y de Canción mixteca que predominan en los acordes.

La naturaleza de Travis, sus circunstancias y su proceder, posee un halo surrealista del que, no obstante, manan emociones tangibles y penetrantes, como en el progresivo contacto con su hijo o en las escenas en una desopilante cabina de peepshow que, de repente, se torna íntimo confesionario donde el pasado y el futuro del drama se unen en una sola imagen. En algunos instantes, especialmente en su segunda mitad, el filme también divaga y se destensa.

        La masculinidad, el amor, la familia, el desarraigo, la alienación, el existencialismo… Son múltiples los temas filosóficos, sociales, psicológicos y sentimentales que se filtran a través de un relato concebido por el actor y dramaturgo Sam Shepard, y que muta a la par que su protagonista, materializado por el atípico rostro de Harry Dean Stanton, al mismo tiempo común y misterioso, ausente y desolado, tímido y dudoso.

.

Nota IMDB: 8,1.

Nota FilmAffinity: 7,8.

Nota del blog: 7,5.

9 comentarios to “Paris, Texas”

  1. plared 2 abril, 2018 a 18:56 #

    Grandiosa muestra de cine que ni es independiente ni comercial. En tierra de nadie, navegando entre polvo y sueños que nunca lo fueron, buscando esa redención imposible en una desolada y triste america profunda que duele como mordisco de fiera.
    Y como no, Harry dean prestando su cara de palo, de perdedor perpetuo a una pelicula que sin duda, merece ese titulo tanta veces regalado…. De culto por derecho propio. Cuidate campeon

    • elcriticoabulico 3 abril, 2018 a 12:17 #

      ¡Ostras, Plared! ¡Esto sí que es una reaparición digna del personaje de Harry Dean Stanton! Una alegría verte por aquí. Y sí, película de culto total. Un abrazo.

  2. ALTAICA 7 abril, 2018 a 00:44 #

    Plared te daba por desaparecido al haberte embarcado en una goleta que surca los mares del sur de China, arrendado un burdel de vicio y lujuria en cualquier lugar de la frontera entre países cuyo nombre nadie conoce, perdido en la isla de Sentinel del Norte y siendo un dios blanco para sus inhóspitos habitantes o morando un reino de aquellos cuando aún las aventuras tenían algo de ilusionismo. Un gran abrazo y que no escribas en tu blog no significa que no visites a tus amigos. Cuídate como diría un tal Patricio.

  3. plared 7 abril, 2018 a 18:47 #

    Saludos a los dos. Tiempo perdido por esos mares, aunque en vez de los orientales, los mas calidos caribeños…
    Y bueno, espero comentar mas a menudo y quizas volver a retomar elel blog. Cuidaros siempre…

    • Altaica 8 abril, 2018 a 00:25 #

      Te queremos muuuuuucho!

    • elcriticoabulico 11 abril, 2018 a 13:50 #

      Seguro que tiempo perdido no ha sido… ¡A ver si tenemos que hacer una recogida de firmas para la vuelta de Nascaranda!

  4. zinedin zinedon 12 abril, 2018 a 20:21 #

    Abúlico y Hildy, Altaica y Plared: equipazo.

    • elcriticoabulico 13 abril, 2018 a 13:16 #

      Cuatro jinetes del Apocalipsis como otros cualquiera…

    • ALTAICA 14 abril, 2018 a 02:06 #

      Zinedin zinedon ¿quién es usted?, en cualquier caso gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: