Amante por un día

10 Nov

.

Año: 2017.

Director: Philippe Garrel.

Reparto: Esther Garrel, Louise Chevillotte, Éric Caravaca, Paul Toucang, Félix Kysyl.

Tráiler

.

          Aparte del nostálgico blanco y negro de la fotografía, y de esa voz en off de tono neutro tan inconfundiblemente francesa, que en su omnisciencia hasta se sobrepone a las conversaciones de los personajes, Amante por un día posee evocaciones del cine de Éric Rohmer en las geometrías del romance que dibuja, repletas de triángulos conflictivos, círculos constantes y líneas convergentes, tangenciales y paralelas. Pero, especialmente, recuerda a Rohmer en el aspecto de que los protagonistas son seres inconstantes y contradictorios, ni honestos ni mentirosos, y que no son capaces -o incluso ni siquiera pretenden realmente- de cumplir aquello que afirman con rotundidad acerca de un tema tan complejo, volátil e inabarcable como es el amor.

          Una veinteañera despechada, su padre profesor universitario que ha reencontrado el amor en una de sus estudiantes y ésta última chica, que disfruta de la carta libre de una relación abierta, dan vueltas y vueltas alrededor de los conceptos de enamoramiento, fidelidad y realización romántica. Con elegancia y sin ánimo de desacreditar con crueldad a sus criaturas, ni de ofrecer tampoco categóricas lecciones existenciales, Philippe Garrel contrapone los rectos ensayos de la teoría contra los problemáticos laberintos de la práctica, a la vez que construye con delicadeza los vínculos de complicidad, lealtad y cooperativismo que existen o se crean entre los protagonistas. El cineasta participa en la firma del guion junto a su pareja, Caroline Deruas -treinta años menor que él-; una colaboradora de cabecera como Arlette Langmann, experta en el terreno, y otro clásico como Jean-Claude Carrière. Hay conocimiento de causa.

En su expresión, se trata de una película de aliento lírico pero también generosa en diálogo, y que posee ese aire de distanciamiento un tanto estirado y artificioso que a veces afectaba a la Nouvelle Vague. Teniendo en consideración el cine galo -supongo que sobre todo sus retratos de la burguesía local-, hay quien ironiza con que es que los franceses sienten así.

          Esquiva al tópico, Amante por un día desarrolla un relato en el que las mujeres -las mujeres jóvenes- aspiran a desempeñar un rol activo en sus amoríos y, más aún, en el dominio de su sexualidad, si bien, como es natural, no siempre sepan hacia dónde dirigirla y por qué. Ni falta que hace; la torpeza es una constante en las relaciones sentimentales humanas. En este sentido, su confusión es semejante a la de sus pares masculinos, con la diferencia de que la postura de estos es de un simplismo autoengañoso -los acuerdos, las negociaciones y los ultimátums que establecen para con sus amantes- o es simplemente cínica -el seductor empedernido-. Pero, al menos, ellas parecen adquirir consciencia de que el amor es un estado de imbecilidad transitoria. Aunque todos podamos caer en sus redes, lo queramos o no.

.

Nota IMDB: 7,2.

Nota FilmAffinity: 7.

Nota del blog: 7.

2 comentarios to “Amante por un día”

  1. Hildy Johnson 10 noviembre, 2017 a 19:55 #

    La filmografía de Phillipe Garrel es una asignatura que tengo pendiente. Totalmente. Así que te leo con gusto.
    Recuerdo que para mí fue una revelación ver Los Espías de Lang, pues fue una proyección maravillosa en un cine enorme y con música en directo. La viví de una manera brutal. Me pareció una pasada formalmente y me hizo ver que Lang era más importante todavía para mí de lo que pensaba (pues ya era un director que adoraba).
    Y la película de Lynne Ramsay tengo muchas ganas. A mí me gustó mucho su forma de contar y rodar Tenemos que hablar de Kevin.
    ¡Qué bueno leerte, querido crítico abúlico!

    Beso
    Hildy

    • elcriticoabulico 12 noviembre, 2017 a 15:12 #

      Pues ya somos dos, porque esta es la primera película suya que veo… He leído a algún amigo que hay mucha referencia en ella, son detalles que me habré perdido por esta causa (no sé si para mejor, estos juegos siempre me parecen un poco onanistas…). En cualquier caso, parece un cineasta interesante para recuperar su pista.
      Sobre Los espías… he de reconocer que me aburrí un poco. Por desgracia, sigo siendo un espectador muy atento al fondo, y aquí me pareció que al relato le pesaban mucho los años. Pero Lang es Lang y siempre aporta fuerza visual.
      ¡Qué bueno que me leas, Hildy! Besos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: