Mi gran noche

9 Abr

.

Año: 2015.

Director: Álex de la Iglesia.

Reparto: Raphael, Pepón Nieto, Blanca Suárez, Carlos Areces, Jaime Ordóñez, Mario Casas, Marta Guerras, Marta Castellote, Tomás Pozzi, Hugo Silva, Carolina Bang, Carmen Machi, Luis Callejo, Santiago Segura, Carmen Ruiz, Enrique Villén, Ana Polvorosa, Luis Fernández, Antonio Velázquez, Terele Pávez, Daniel Guzmán, Toni Acosta, Eduard Casanova, Ignatius Farray.

Tráiler

.

           Apenas median seis años entre El ángel exterminador y El guateque, estrenadas en 1962 y 1968, respectivamente. Pero, más allá de satisfacer sus pulsiones cinéfilas, Álex de la Iglesia parece exponer en Mi gran noche que la sociedad occidental -sea mexicana, estadounidense o española- apenas ha avanzado cuatro décadas después, ya que continúa siendo igual de absurda y padeciendo el mismo patetismo.

           Las variables coyunturales, no obstante, también afloran en este retrato de farsesca festividad de la España contemporánea, definida por uno de los eventos más casposos, falsos y desopilantes que sobrevive a gastos pagados generación tras generación: una gala de Nochevieja grabada en octubre y donde salen al escenario los protagonistas del presente nacional. Esto es, la precarización laboral, la rampante esclavización del ciudadano común, la sustitución de referentes morales por ídolos frívolos, la corrupción generalizada, la incultura del pelotazo, la degradación educativa, la desgraciada tramoya de la supuesta magia de la televisión que ya aparecía en Muertos de risa… Y, mientras, la ciudadanía queda reducida a simple figurante -aunque eso en el mejor de los casos, visto alguno de los ejemplos anteriores-.

           De la Iglesia y Jorge Guerricaechevarría emplean una coralidad azconiana para recomponer este puzle que, como la fiesta que ejerce de decorado, parece asentarse en el pasado, el presente y probablemente el futuro. De esta manera, pueden encadenar una multitud de tramas sin que haya que decantarse por una en concreto que posea un mayor peso argumental y, por ende, exija un mayor desarrollo. Gracias a ello no aflora del todo uno de los principales defectos que acompañan a la trayectoria del director y guionista vasco: el agotamiento de un planteamiento ocurrente. Así las cosas, Mi gran noche resulta una película relativamente más equilibrada que otras como Balada triste de trompeta, si bien puede deberse asimismo a que en ningún momento alcanza cotas de genialidad -en la anterior los títulos de crédito, una obra maestra en sí misma, fijaban un listón inalcanzable para el resto del metraje-.

           En Mi gran noche se observan de nuevo detalles de notable comicidad -ese Raphael rebautizado como Alphonso y villanizado en un trasunto de Darth Vader, la casquivana estrella juvenil de la que Mario Casas saca buen partido- en tanto que otras no funcionan a igual nivel o no terminan de explotarse del todo ante la avalancha de idas y venidas del relato que, por momentos, parece aquejada de los mismos males que una gala de Nochevieja -o una Enrique Cerezo Pictures-; atropellada, sainetera, ciclotímica, inocua en su orgulloso exceso.

.

Nota IMDB: 5,9.

Nota FilmAffinity: 5,1.

Nota del blog: 6,5.

Anuncios

2 comentarios to “Mi gran noche”

  1. Luis s 9 abril, 2017 a 21:07 #

    Un aspecto que me interesa de las críticas es la interacción entre la opinión y análisis, por un lado, y la información extra cinematográfica que se ofrece, por otro lado. Así por ejemplo, que la sociedad occidental siga siendo igual de absurda y con tendencia al patetismo, como dices, es algo que se muestra en la película o es una opinión? (Disculpa, no sé poner el signo de interrogación inicial con la tablet). U otra cosa, como esa sustitución de referentes morales por ídolos frívolos, etc., Son cuestiones que parece que asumes como ciertas pero no me resultan claras. Pues, por ejemplos, cuáles eran esos referentes morales que antes sí existían y habrían sido sustituidos por otros frívolos? Un saludo.
    Luis S

    • elcriticoabulico 10 abril, 2017 a 12:31 #

      Lo del absurdo es una interpretación que hago yo a partir de la película y sus fuertes conexiones con estos dos ejemplos de los sesenta. De ahí lo de “Álex de la Iglesia parece exponer”, que se lo atribuyo a él. Que las tres tengan esos factores en común me hace pensar en una continuidad de unas condiciones determinadas.
      En cuanto a lo segundo, quizás sí sea un poco exagerado hacer afirmaciones sobre la preeminencia hace años de referentes morales (¿el Ché? ¿Gandhi? ¿Churchill y otros estadistas carismáticos? ¿artistas significados política y filosóficamente como Charles Chaplin o John Lennon?). Pero lo que me parece más claro, porque son cosas que ya sí he vivido, es que se percibe una interesada despolitización de los ídolos populares. Es decir, por ejemplo hay una insistencia en cortar de raíz cualquier tipo de comentario político que aparezca en el fútbol, cuando el fútbol, como todo, es política. Y lo mismo ocurre en la música, donde la rebeldía parece que la encarna Miley Cyrus porque se desnuda y no se depila las axilas, o Justin Bieber porque se disfraza de gángster y se tatúa. En este sentido, sí me da la impresión de que los referentes que toma la sociedad son más asépticos, más relacionados con la venta mercadotécnica de un producto comercial que no perturbe la mente del consumidor. El personaje de Mario Casas lo encuadro dentro de este ídolo Disney sexualizado y que, además, se hibrida en parte con esos otros referentes que surgen de la telebasura, que esos sí creo que han ido in crescendo en la última década y media.
      Un saludo, Luis.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: