Paterson

19 Dic

paterson

.

Año: 2016.

Director: Jim Jarmusch.

Reparto: Adam DriverGolshifteh Farahani, Barry Shabaka Henley, Chasten Harmor, William Jackson Harper, Rizwan Manji.

Tráiler

.

           Jim Jarmusch parece exponer la planificación de Paterson en la evaluación de un poema escrito por una niña de unos diez años pero que es dueño de una extraña sensibilidad. Es un poema que solo rima en sus dos primeros versos -los que equivaldrían al lunes y el martes en la película, y con los que se referiría a la influencia de los sueños de Laura en los acontecimientos del día, a los diálogos en el bus que parecen querer establecer una reapropiación del esquema de las conversaciones causales de la serie Coffee and Cigarettes y al trazado de la rutina del protagonista en definitiva, ligada al itinerario circular del autobús que conduce-, aunque también se rastrea en él una combinación de rimas internas y, visto en perspectiva, una singular, delicada y armoniosa visión en la que se entrevera lo cotidiano con lo onírico, creando un conjunto de enorme potencia lírica.

Puede reforzar el argumento que éste sea el único poema que escribe aquí el cineasta estadounidense, puesto que el resto de los que aparecen diseminados por el filme son regalos originales de su admirado Ron Padgett.

           Paterson, pues, podría describirse como un poema dentro de un poema, habitado por un poeta que además, en otra cuidada rima, la ciudad es él -el topónimo Paterson, localidad de Nueva Jersey cuna de los literatos Allen Ginsberg y William Carlos Williamsy él es la ciudad -el antropónimo Paterson-. En silencio, apenas interviniendo en ella, Paterson, el personaje, observa el transcurso de la existencia, y su mirada poética queda plasmada en unos fotogramas que se suceden con ritmo calmado e interesado en el detalle, al encuentro de las notas de sonido y color que surgen de la calle, de la gente, de las acciones. Vibran grandes tragedias nimias, deslumbrantes sonrisas cándidas, rotundas ilusiones mínimas. Consonancias y asonancias, renglones sueltos, retazos de canciones, incluso repeticiones monocordes como síntesis de la vida corriente.

           Con tremenda sutileza, Jarmusch las va recopilando mediante una realización muy sofisticada en su minimalismo y su quietud. Las imágenes de Paterson son realidad y son sueño, son drama y son comedia, son prosa y son verso, son humildad y son trascendencia. El relato se desliza apacible, con aspecto de no pretender nada, y con esta atenta parsimonia va cerrando y redondeando su recitación.

Lo hace con una insólita belleza, que no es tan evidente como la del rostro de Golshifteh Farahani -nunca estuvo tan guapa en pantalla-, pero sí igual de terminante e inspiradora, capaz de constituir un glorioso elogio del valor del arte -ese que, cual bestia estúpida, arrincona y hostiga la deriva neolibreal contemporánea por ser incapaz de calcularlo- tan contundente y romántico como el que hacían los estetas vampiros de Solo los amantes sobreviven, guardianes de las esencias elevadas del ser humano. Y notablemente más optimista.

.

Nota IMDB: 7,7.

Nota FilmAffinity: 7,2.

Nota del blog: 8,5.

Anuncios

9 comentarios to “Paterson”

  1. Luis Lew Tarkovski 21 diciembre, 2016 a 12:52 #

    Me gusta la idea de un conductor de autobús que es a la vez un artista-poeta, pero la plasmación de este tema en pantalla no me ha resultado tan atractiva como imaginaba. De todas formas si la poesía es intraducible como suele decirse, quizás al no ver la película en versión original no se puede apreciar la obra de manera justa y acertada.

    Un saludo.

    • elcriticoabulico 21 diciembre, 2016 a 13:30 #

      Entiendo tu postura, porque quizás la plasmación de esa poética es muy discreta, debido a su naturaleza cotidiana y prosaica, y corre el riesgo de no prender en el espectador (lo que es perfectamente legítimo, faltaría más). Creo que sí influye verla doblada, aunque no sé hasta qué punto puede ser esto determinante.

      Un saludo.

  2. Hildy Johnson 23 diciembre, 2016 a 14:21 #

    Qué crítica más brillante, mi querido crítico abúlico. Vi Paterson ayer… y me dejé llevar. Y pude disfrutar de todos sus versos libres…

    Beso
    Hildy

    • elcriticoabulico 23 diciembre, 2016 a 17:14 #

      ¡Muchas gracias, Hildy! A mi Paterson me resulta una película encantadora.

      Besos.

  3. altaica 23 diciembre, 2016 a 22:15 #

    Tiene una pinta fantástica. En cuanto pueda…

    • elcriticoabulico 25 diciembre, 2016 a 15:42 #

      Pues creo que debería de gustarte, porque es una película hecha con una sencillez muy compleja (y que por ello corre conscientemente el riesgo de pasar desapercibida), con una gran sensibilidad hacia la poesía cotidiana y sin asomo de impostura. A mí me entusiasma, vaya, pero la verdad es que siempre he sido fan de Jarmusch.

  4. altaica 14 abril, 2017 a 01:21 #

    Estoy totalmente de acuerdo contigo en que en su aparente y ajustado minimalismo esconde un estudiado ejercicio de sensibilidad en las antípodas de lo elemental. Alcanzar tal grado de depuración formal y argumental es solo posible desde la inteligencia.

    En realidad Paterson es una oda a lo sencillo y lo cotidiano. Probablemente el único pequeño paraíso desde donde la vida se nos ofrezca más hermosa, poética y soñadora. Ese simbolismo de los gemelos que aparecen sistemáticamente a lo largo de toda la película sea idéntico al transcurso y repetición de esos días que se suceden iguales, como el nombre de Paterson ciudad y el nombre del protagonista, o los recorridos análogos del autobús que éste conduce.

    Paterson es un canto a lo corriente pero desde la exposición de su vulgar y, a veces, cansado devenir. Cuento moral espléndido que pretende dibujar lo mágico que puede resultar lo trivial pero nunca promoviendo falsas esperanzas. También pudieras ser, al mismo tiempo, que Paterson nos muestre los dos últimos seres capaces de encontrar poesía donde todos vemos hastío. Dos seres que se aman como ya no es posible amarse. Dos seres que se respetan y apoyan como ya no es posible ni tan siquiera imaginar. Dos seres, uno sin móvil y escribiendo poemas en una pequeña libreta, y otro imaginando ser una estrella del country con su guitarra arlequín, o haciéndose millonaria elaborando pasteles o diseñando cortinas de baño.

    Grandísima crónica la tuya sobre una película humildemente memorable.

    • elcriticoabulico 15 abril, 2017 a 13:38 #

      Cuanto más la recuerdo más me gusta; a veces pienso que tenía que haberle dado un poco más de nota. Está hecha desde la inteligencia​, pero a la vez es sensible, como dices, y cálida, muy emocional en su delicadeza cotidiana. Es una película que me resulta conmovedoramente reconfortante. ¡Muchas gracias por tus palabras, Altaica!

      • altaica 15 abril, 2017 a 16:16 #

        La calificación que le diste es la correcta. Un gran abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: