La evasión

12 Nov

la-evasion

.

Año: 1960.

Director: Jacques Becker.

Reparto: Marc Michel, Jean Keraudy, Philippe LeRoy, Raymond Meunier, Michel Constantin, André Bervil.

Tráiler

.

           La evasión comienza sin cuarta pared, ante la presencia de un hombre que, interrumpido en su quehacer cotidiano, confiesa al espectador, mirándole a la cara, que la que se narrará en el filme es su propia historia. Sin títulos de crédito, siquiera. La fidelidad a la realidad, casi documental, es el aliento que por tanto dominará el filme.

           El guion precede de una novela de José Giovanni -escritor crudo y visceral que será uno de los autores clave del polar galo- y registra el proyecto de fuga de cinco presos de la cárcel de Santé de París en 1947. También partícipe en la confección del libreto, el cineasta Jacques Becker relata con rigor y minuciosidad el proceso de huida desarrollado por los cuatro convictos sobre los que se cierne una condena insoportable y del recién llegado que se suma inesperadamente a este grupo cerrado.

Su expresión cinematográfica es concentrada y estilizada a partes iguales, hermosa en su autenticidad sin fisuras. No le hacen falta más artificios dramáticos, ni banda sonora que enfatice arteramente los hechos y sensaciones expuestos. Pero, sin centrarse explícitamente en su intimidad, por medio del fluir de sus acciones, La evasión consigue definir con solidez, carisma y empatía la personalidad de cada uno de los implicados, sus circunstancias y su naturaleza, así como las relaciones que traban con el resto de sus compañeros.

           La intriga del filme, pues, procede de la descripción exhaustiva de los trabajos de los protagonistas, donde la perspicacia y la pericia del cerebro de ellos -Jean Keraudy, el hombre que presentaba la función- ejerce el influjo hipnótico que genera cualquier muestra de talento en estado puro, aunque sea dentro de un campo excepcional como es el de la fuga de una penitenciaría. Esa admiración natural surge igualmente de la verosimilitud y la sencillez con la que se desenvuelve en este entorno hostil, haciéndose fuerte a partir de lo que encuentra, sin recurrir a soluciones espectaculares y por tanto fantasiosas, efectistas o increíbles; tan sobadas en un subgénero maltratado por el lugar común, la redundancia y el más difícil todavía.

Tal es así que, en La evasión, uno puede sentirse acompañado dentro de la celda o en los angostos túneles, partícipe de una aventura donde sobrevuela siempre la tensión y el peligro, perfectamente plasmados por el cineasta francés, que fallecería sin concluir la que se considera su obra magna –la postproducción quedará a cargo de su hijo, el realizador en ciernes Jean Becker y que aquí incluso encarnará a uno de los guardias del penal-. Y se percibe con idéntica potencia la camaradería, la esperanza y el tesón de estos cinco individuos aliados en un propósito compartido.

.

Nota IMDB: 8,5.

Nota FilmAffinity: 8,4.

Nota del blog: 8,5.

4 comentarios to “La evasión”

  1. TomaPrimera 13 noviembre, 2016 a 14:04 #

    Para mí, una auténtica obra maestra, mi película francesa favorita. Casi dos horas hipnotizado delante de la pantalla y saboreando todos los detalles que tan minuciosamente muestra Becker.

    Me alegra mucho ver que has vuelto a escribir después de verano… y a tu ritmo habitual desde hace un tiempo ya, ni me había dado cuenta entre viajes y falta de tiempo para esto de los blogs. Habrá que volver a estar atento a tus entradas😉

    • elcriticoabulico 13 noviembre, 2016 a 14:40 #

      Es una joya. Tan esencial que no envejece, sobre todo en comparación con las tropelías que se sufren en este subgénero… ¡Y el placer es mío, por tenerte por aquí comentando de nuevo!

  2. antoniomartingarcia 13 noviembre, 2016 a 19:39 #

    Un drama carcelario extraordinario, con una más que evidente influencia de “Un condenado a muerte se ha escapado” de Bresson, reconocida por el mismo Becker. Una de mis tres películas predilectas del cine clásico francés, junto a “Madame de…” de Ophüls y “El salario del miedo” de Clouzot. Al igual que el anterior comentario, celebro volver a leer tus entradas con la asiduidad acostumbrada. Todo un placer.

    • elcriticoabulico 14 noviembre, 2016 a 13:39 #

      Tiene esa crudeza de Bresson, aunque la emplean para cosas distintas. La de Ophüls no la he visto, pero la de Clouzot… ¡qué peliculón!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: