Stockholm

4 Nov

stockholm

.

Año: 2013.

Director: Rodrigo Sorogoyen.

Reparto: Aura Garrido, Javier Pereira.

Tráiler

.

           De un cabezazo, la protagonista de Stockholm atraviesa el espejo y enfrenta la primera mitad del filme, donde la iniciativa de los hechos pertenecía al varón, contra su reflejo desde el punto de vista femenino, indignado y colérico.

Por medio de este esquema dual, el segundo largometraje de Rodrigo Sorogoyen subvierte los códigos y las conductas establecidas por la sociedad patriarcal respecto del cortejo, casi como si se tratase de una versión contemporánea de El seductor o cotidiana de Hard Candy. Es decir, que presenta una obra que se une a esa especie de corriente cinematográfica actual comprometida con la demolición del estereotipo del macho alfa como modelo preeminente y exitoso -de Fuerza mayor a Mad Men, de Chevalier a Los Soprano-. “Tengo la sensación de que el género masculino está en decadencia absoluta”, comentaba hace poco el cineasta Jonás Trueba confesando su miedo hacia que las mujeres, el género fuerte psicológica y moralmente, se cansen definitivamente del perpetuo infantilismo de los hombres.

           Es pues ese intercambio -un tanto artificioso en su voluntad discursiva, aunque interesante en sus efectos narrativos-, el que otorga sentido al filme, incluso a costa de arriesgar toda su primera mitad, falsamente romántica pero que, con talento, va imprimiendo esa penetrante sensación de incomodidad que se desprende de observar en acción al típico ligoncete “encantador” -léase grimoso- en todos los sentidos.

           Es Stockholm una película sucinta hasta en su resolución -un tanto exagerada probablemente por falta de mejores ideas-, bien dirigida por Sorogoyen a través del adecuado manejo de los espacios, la luz y los colores para plasmar esta oposición radical del argumento -la noche y el día, literalmente-, y en la que Javier Pereira y Aura Garrido asumen con eficiencia unos personajes que, no obstante, y aunque sea forma intencional, tienen parte de arquetipo estrictamente calculado.

.

Nota IMDB: 7,1.

Nota FilmAffinity: 6,5.

Nota del blog: 7.

4 comentarios to “Stockholm”

  1. ALTAICA 4 noviembre, 2016 a 21:07 #

    A mí me resultó de un forzado tremendo, hasta tal punto que incluso me generó un notable agotamiento, aburrimiento y enfado intelectual. Una suerte de artificio efectista, que utilizando la aparente espontaneidad, produce su contrario, esto es, sensación de fingido ejercicio cuya afectación y truco no resisten una observación mínimamente analítica. Más aún, pone de manifiesto la argucia de esos dos bloques tan premeditadamente dispares y ficticios, cuyo objetivo de colisión o afrenta es de teatralidad o simulación de enorme inconsistencia. Una representación muy, pero que muy postiza. Un abrazo.

    • elcriticoabulico 7 noviembre, 2016 a 13:27 #

      A ver, forzada y artificial es por definición. Eso es innegable. Pero a mí la verdad es que me convenció lo que me iba contando, con sus limitaciones naturales, claro. Eso imagino que depende de cada cual. Un abrazo.

      • Walder Messin 17 noviembre, 2016 a 02:53 #

        Tengo mis reservas con esta película, pero eso sí, me hizo descubrir a Aura Garrido, magnífica.

      • elcriticoabulico 17 noviembre, 2016 a 13:52 #

        Oye, siempre hay que mirar el lado bueno de las cosas…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: