Down Terrace

26 May

“Caga el Rey, caga el Papa y en este mundo de mierda de cagar nadie se escapa.”

Proverbio español

.

.

Down Terrace

.

Down Terrace

.

Año: 2009.

Director: Ben Wheatley.

Reparto: Robin Hill, Robert Hill, Julia Deakin, David Schaal, Kerry Peacock, Tony Way, Mark Kempner, Michael Smiley, Gareth Tunley.

Tráiler

.

            Tony Soprano recogiendo el periódico a la puerta de casa, en bata, desgreñado, con legañas y a punto de sufrir un ataque de ansiedad ante la visión de un pato en su jardín. Es una de las imágenes icónicas de la televisión (y de la ficción) contemporáneas; el punto de inflexión definitivo de un arquetipo que se desmorona bajo montañas de basura cotidiana. El rey de la mafia: uno de nosotros, movido por las mismas pulsiones antiépicas y unos problemas vitales que, si no idénticos, al menos sí son reconocibles por el común de los mortales. La destrucción final de una figura de tremendo atractivo popular que, desde el cénit romántico de El padrino, se había visto ya erosionada por obras insólitas –y sin pizca de comicidad- como El confidente.

            Por fuerza, después de Tony Soprano, el gánster de cine no puede ser el mismo ni recibir el tratamiento de antaño. El británico Ben Wheatley así lo entiende y en Down Terrace, su debut en el largometraje, aplica una nueva vuelta de tuerca al proceso de derribo insertando a sus mafiosos en una realización de desmitificadora estética documental –aspecto urgente y desordenado, con movimientos de cámara de apariencia inmediata y natural, enfoques y planos irregulares, cortes de montaje abruptos, gran presencia del sonido ambiente,…-. Como si se tratase de una emulación del corrosivo mockumentary This is Spinal Tap, en resumen.

En esta línea, la presentación de personajes y situaciones no dista de cualquier intromisión cruda en la realidad, puesto que, en una primera instancia, el carácter de los seres que deambulan ante la cámara, encajonados en una modesta casa familiar de provincias, apenas revela nada de su vida fuera de este refugio.

Tipos como nosotros. Esto es, preocupados por prosaicas minucias, con relaciones anodinas entre ellos, vulgares de intelecto, mezquinos cuando toca y también cuando no, apegados a unas humildes aficiones para aligerar la carga de los días, insatisfechos con las pequeñeces a las que les ha encadenado el destino, provistos de apenas un par de sueños que sobreviven entre el marasmo, fatigados por la incertidumbre de un futuro que se presume igualmente intrascendente pero que ni siquiera la falta de perspectiva puede ayudar a intuir. La amenaza del nihilismo, que convierte en patético cualquier intento de insuflarle épica o tragedia a una vida condenadamente normal.

Es de suponer que también hay parte de invención artística en este dibujo tan grisáceo y terrenal, pero su ajuste a la sensación de realidad es excelente, ayudado por el buen hacer de actores como Robert Hill y Julia Deakin.

            Down Terrace es sarcástica, pero no se abona a la parodia de trazo grueso, una forma de humor que, por lo general, es cobarde en su simpleza y parasitismo, y que, sobre todo, termina por reducir en mucho la capacidad destructiva del planteamiento. El guion incluye en su desarrollo muchas de los tópicos argumentales que caracterizan al género, con sus tramas retorcidas por la mortal combinación de desconfianza y la violencia, precipitadas además por individuos neuróticos. Sin embargo, la contención mantiene a raya los excesos a los que tienta el argumento y su ácida reversión satírica, aunque Wheatley no siempre le aguanta el pulso a la apuesta. Sucede en la plasmación de un punto climático, los asesinatos, donde se rompe esta cáustica austeridad documental para adoptar un estilo más cinematográfico por así decirlo, evidente en el empleo de la música –casi registro sonoro en sentido estricto- o en la gramática de los fotogramas. Un desafío que, por ejemplo, desde otro tono narrativo y acerca de otro cliché –el asesino en serie-, sí conseguía sostener con admirable (y desagradable) entereza Jaime Rosales en Las horas del día.

.

Nota IMDB: 6,5.

Nota FilmAffinity: 5,7.

Nota del blog: 7,5.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: