Amarcord (Mis recuerdos)

20 May

“El recuerdo imperecedero es una fuga que se les permite solo a los grandes: Dante, Maquiavelo, Leopardi, Fellini. Solo ellos consiguen huir de la muerte refugiándose en la inmortalidad.”

Ettore Scola

.

.

Amarcord

(Mis recuerdos)

.

Amarcord (Mis recuerdos)

.

Año: 1973.

Director: Federico Fellini.

Reparto: Bruno Zanin, Armando Brancia, Pupella Maggio, Magali Noël, Nando Orfei, Luigi Rossi, Giuseppe Ianigro, Josiane Tanzilli, Ciccio Ingrassia.

Filme

.

            Cultivar lo grande desde lo pequeño. Federico Fellini recopila en Amarcord una colección de recuerdos de un adolescente de provincias, apegados a una sensibilidad llana y terrenal, para terminar edificando un retrato monumental de toda una cultura y de una forma de entender la existencia. Antropología en movimiento, exposición de resortes filosóficos compartidos por toda la especie, exploración de los deseos del cuerpo, retrato costumbrista del ser humano como animal gregario. Álbum familiar.

            Expuestas mediante retazos cálidos que se dejan llevar por las deformaciones de la ficción y la nostalgia, tremendamente delicadas en su rusticidad, las memorias de Fellini –entendidas como un asunto sensitivo y afectivo, y no autobiográfico en sentido estricto- se organizan para componer la sinfonía de un pueblo de la Italia de los años treinta, cuya melodía de música, imágenes y evocaciones queda inserta a su vez dentro de la danza eterna de la vida, incardinada en el transcurrir cíclico de las estaciones, los años y las épocas. El instante histórico concreto –el auge del fascismo mussoliniano– es apenas una particularidad de fondo que, se entiende, solo altera en contados aspectos la cotidianeidad de esta galería de tipos humanos y sus distintivas fisionomías asociadas.

            Amarcord es la reconstrucción de una mitología popular, con sus personajes arquetípicos e identificables que forman parte decisiva en el devenir de un relato antiguo e imperecedero, dueño de sus inesperados insertos fantásticos u oníricos –el pavo real entre la nieve- y narrado incluso por sus propios vates, quienes por supuesto se integran asimismo como uno más en este variopinto conjunto humano, reprobados, ridiculizados o ensalzados por sus compañeros de tiempos y sociedad. Entonces, comparece también en esta historia de las historias una cabalgata carnavalesca de seres paradójicamente extraordinarios dentro su naturaleza común: héroes mínimos y deidades de derribo, patriarcas patéticos, revolucionarios de sanatorio mental, sacerdotisas iniciáticas en el amor,…. Criaturas singulares a las que se admira, se canta, se respeta o se despedaza al albur de las apetencias del momento.

Es una cosmogonía privada ésta en la que, además, palpita palpablemente el sustrato indoeuropeo, el humus romano y mediterráneo, y la aculturación cristiana y continental, aleados a la fuerza por el peso de los siglos. En el sentir de estas gentes, que es el propio sentir del autor de Rímini, conviven los hábitos externos del catolicismo con una sexualidad exacerbada y dionisíaca, herencia a su vez de la adoración por las venus paleolíticas y neolíticas de formas estatopígicas y propiedades fecundativas. La Madre creadora que choca contra el Dios patriarcal hebreo, en un combate que se reproduce, melodramática y teatralmente, en el interior de cada hogar italiano.

            En el filme, los personajes se expresan desde la prosa cínica y escatológica, estoica en su querencia por la burla contra todo. Pero entre estas plazas adoquinadas y soportales abarrotados, que perfectamente podrían ser los mismos que aparecen en obras de una cultura cercana y próxima como las del realismo español –Calle Mayor, si acudimos a ejemplos-, Fellini descubre pequeños pensadores. Metafísicos de terruño que, cuando no se enzarzan en absurdas disquisiciones que no les pertenecen –el patetismo del Duce y sus camisas negras, adoradas por la masa- o dan rienda suelta a sus impulsos primarios e inmediatos, reflexionan con precisión acerca de la esencia de la vida y de la muerte, con hallazgos tan profundos y pasmosos como la que sobre esta última extrae un anciano envuelto por la impenetrable niebla.

            Nacida de lo sencillo y lo personal, Amarcord alcanza la trascendencia y la universalidad.

.

Nota IMDB: 8.

Nota FilmAffinity: 8.

Nota del blog: 9,5.

4 comentarios to “Amarcord (Mis recuerdos)”

  1. antoniomartingarcia 20 mayo, 2016 a 16:22 #

    Una auténtica delicia en todos y para todos los sentidos. Mi preferida de Fellini, junto a “Los inútiles”, y una de esas películas que me resulta imprescindible ver de vez en cuando…

    • elcriticoabulico 21 mayo, 2016 a 17:24 #

      De momento a mí también es la que me gusta de Fellini, y veo difícil que la supere alguna otra. Pero lo cierto es que, para el segundo puesto, se me juntan cuatro o cinco que no sabría decidir cuál prefiero, porque me parecen todas estupendas. Quizás hoy te diría Ocho y medio… pero mañana Los inútiles y pasado Las noches de Cabiria.

  2. altaica 21 mayo, 2016 a 09:57 #

    Una maravilla de crónica de altísimo nivel. Un escrito primoroso y delicado que también sabe ser profundo y erudito. De tus cualidades ya he escrito regularmente, pero es que la evolución resulta mucho más que gratificante. La película? , brutal genialidad del maestro y probablemente la redondez de eso que se ha venido en llamar el mundo felliniano y, por tanto, su película, sí esa que siempre “sigue” filmando.

    • elcriticoabulico 21 mayo, 2016 a 17:27 #

      ¡Pues muy agradecido Altaica! Ya sabes que las discusiones contigo también me ayudan a ir descubriendo y creciendo, que es lo que precisamente más me gusta del blog. Y sí, la obra de Fellini es un continuo íntimo y perfectamente coherente donde, como tú, también creo que alcanza aquí su cenit. Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: