Archivo | 14:31

Triple 9

9 May

“Cuando hago una película lo último que pienso es en el espectador, bastante tengo ya, no hay una neurona libre para pensar en otra cosa. Pero en el momento en que se ha terminado y se estrena, no pienso en otra cosa, hasta me quita el sueño.”

Pedro Almodóvar

.

Triple 9

.

Triple 9

.

Año: 2016.

Director: John Hillcoat.

Reparto: Chiwetel EjioforCasey Affleck, Anthony Mackie, Woody Harrelson, Clifton Collins Jr., Aaron Paul, Kate Winslet, Gal Gadot, Norman Reedus, Teresa Palmer, Michael K. Williams.

Tráiler

.

          Son criaturas frágiles las películas. Ya puede contar la producción con unos medios excepcionales, una dirección talentuda, un guion impecable y un reparto de cuajado de estrellas que basta un compañero de butaca desconsiderado para tirar por los suelos años de trabajo cinematográfico. Al menos, en esa sesión en particular.

Triple 9 mejora cuando alguien manda callar a las quinceañeras del extremo de la fila y éstas se resignan a deslumbrar la sala con el móvil mientras chatean por WhatsApp sabe Dios con qué otro imbécil y bucean entre la ropa de imitación de Aliexpress. Cambio de tercio que más o menos tiene lugar mediado el metraje, lo que dificulta la tarea de calibrar con justicia el valor de este thriller en el que, no obstante, entre tanto se ha logrado percibir una densa y degradada atmósfera que, de fondo, adentra el drama policíaco en la premisa del campo de batalla trasladado a la madre patria, al hogar.

Si esta sombra posbélica extendía sus garras sobre el desencantado noir posterior a la Segunda Guerra MundialLa dalia azul, Venganza (Cornered), Encrucijada de odios, El extraño, Gilda, Callejón sin salida,…- y en las correosas intrigas colonizadas por el síndrome posvietnamEl ex-preso de Corea, Taxi Driver, Domingo negro, Acorralado (Rambo),…-, a estos años les corresponde el turno de importar a las calles estadounidenses la neurosis criada por el combate en Afganistán e Iraq –ya presente incluso en territorio aliado con la británica Redención-.

          Se rastrean por tanto notas apocalípticas en las barriadas de Atlanta por donde se entrecruzan las tramas, deudas, fidelidades y corrupciones de esta maraña de grupos enfrentados –el equipo criminal que asalta edificios bajo subcontrata de la mafia rusa, los investigadores que siguen sus pasos y los civiles o uniformados que se ven involucrados al encontrarse en tierra de nadie-. Dentro de este frente urbano, destaca entonces como una de las virtudes de la obra la falta de complacencia en el retrato moral de los contrincantes, indiferente respecto a las servidumbres que, usualmente, en la ficción en general y en el cine de Hollywood en particular, vienen ligadas al rol protagonista.

Por desgracia, no ocurre con todos. Algún personaje –en concreto el de Aaron Paul- posee un dibujo demasiado plano, puesto que, debilidades del libreto, es un mero instrumento para precipitar un giro en la trama que, en consecuencia, termina por despertar dudas acerca de su lógica –deficiencias argumentales a las que se une, entre otras, la forzada relación entre el líder de los ladrones y los gángsteres en la cúspide de la cadena alimenticia-. Son lagunas que, en cierto modo, diluyen esa poderosa y realmente estimable oscuridad que reina sobre el escenario.

          Intuyo que, con una narración más sólida, la tragedia de estos hombres en extinción también podría haber alcanzado unos cuantos grados más de temperatura, haber sido más vibrante e intensa, alla Michael Mann, pero con todo Triple 9 disfruta de un pulso solvente que la hace bastante llevadera.

.

Nota IMDB: 6,4.

Nota FilmAffinity: 5,6.

Nota del blog: 6,5.

A %d blogueros les gusta esto: