Crueldad intolerable

2 Abr

“Yo creo en las familias numerosas: toda mujer debería tener al menos tres maridos.”

Zsa Zsa Gabor

.

.

Crueldad intolerable

.

Crueldad intolerable

.

Año: 2003.

Directores: Joel Coen, Ethan Coen.

Reparto: George Clooney, Catherine Zeta-Jones, Geoffrey Rush, Cedric the Entertainer, Edward Herrman, Paul Adelstein, Richard Jenkins, Billy Bob Thornton, Julia Duffy, Tom Aldredge.

Tráiler                                                 

.

            Es coherente que los Coen, expertos en dinamitar las postales del American Way of Life, encontraran en el romance de película un buen filón sobre el que colocar una nueva carga de dinamita satírica. Y eso que la autoría del material original de Crueldad intolerable no es suya, ya que trabajaron a partir de una historia previa firmada por una pareja de discretísimos guionistas de comedia, Matthew Stone y Robert Ramsey, y la cual llevaba unos cuantos años rondando por las catacumbas de los estudios, ya remozada por los propios cineastas de Minnesota en tiempos anteriores e incluso acariciado como proyecto para otro vehículo de lucimiento –uno más- a mayor gloria de los novios de América: Richard Gere y Julia Roberts.

Con todo, el toque de los Coen, de nuevo en posesión del texto, resulta evidente en la cinta, con escenas que llevan su sello de marca –la hiperbólica presentación de esa especie de divinidad terrible y lamentable encerrada en su tétrica torre de marfil- y a través incluso de sus traviesos jugueteos autorreferenciales, como ocurre en el radical cambio de Billy Bob Thornton en la velocidad del habla respecto a la previa El hombre que nunca estuvo allí, dentro de un proceso transformador muy semejante al sufrido por Steve Buscemi entre Fargo y El gran Lebowski.

            Así las cosas, no es de extrañar que la mentira sea la protagonista de la primera y última comedia romántica de los hermanos, o que el culto al dinero como sinónimo de liberación e independencia, tan arraigado en la cultura del país, sea otro irracional factor de (auto)engaño. Y es que, a fin de cuentas, contienen un grado idéntico de verdad –cero- los alegatos del implacable abogado matrimonialista para salvar la hacienda de los millonarios en trámites de divorcio (George Clooney) como las declaraciones amorosas de la cazadora de fortunas con quien entablará un duelo jurídico-sexual (Catherine Zeta Jones). Una guerra de sexos clásica, establecida a través de un duelo jurídico-romántico entre los protagonistas, y por medio del cual los Coen actualizan las ‘screwball comedies’ de los años treinta, con Clooney explotando su histrionismo seductor a lo Cary Grant y Zeta-Jones con la altiva rebeldía feminista a lo Katharine Hepburn –cada uno a su modo, se entiende-.

            Lo malo es que a Crueldad intolerable los gags no siempre le quedan tan medidos en agudeza y tempo como los que podría tener una de esas piezas alocadas de, por ejemplo, Howard Hawks. El libreto contiene algunas líneas con mordiente sarcástica y el metraje transcurre con soltura, pero perdura la sensación de que los cineastas no terminan de colonizar por completo del relato y éste permanece a medio camino entre la genialidad del toque Coen y la convencionalidad de sus hechuras, más evidente conforme se aproxima el desenlace y hasta un tanto contradictorias con el espíritu que, con buen tino, gobernaba la obra.

.

Nota IMDB: 6,3.

Nota FilmAffinity: 5,5.

Nota del blog: 6.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: