Los peces rojos

25 Feb

Como un thriller salido de la mente torturada de Charlie Kaufman y ambientado en la España depauperada de los cincuenta. Los peces rojos, un peliculón como la copa de un pino para la sección de cine clásico de Bandeja de Plata.

.

.

“La única manera de saber si el novelista triunfa o fracasa es si, gracias a su escritura, la ficción se emancipa de su creador.” 

Mario Vargas Llosa

.

.

Los peces rojos

.

Los peces rojos

.

Año: 1955.

Director: José Antonio Nieves Conde.

Reparto: Arturo de Córdova, Emma Penella, Félix Dafauce, Pilar Soler, Félix Acaso, Manuel de Juan.

.

            En Surcos [más], el definitivo golpe de gracia, la última broma que sufrían sus desdichadísimos protagonistas, estaba estrechamente ligado a uno de los conceptos que caracterizarían la idiosincrasia española. “No podemos volver al pueblo”, rogaba -más que afirmaba- la matriarca del clan, escarnecido por la deshumanización de la gran ciudad. “Qué dirían de nosotros”. La apariencia, la maldita apariencia.

            José Antonio Nieves Conde [más] estrenaría cuatro años más tarde una película donde la apariencia constituye el argumento vertebrador, el fondo dramático, el suspense narrativo, el dibujo de los personajes, el tema del discurso, la discusión metalingüística y, en conjunto, la tenebrosa metáfora que se dibuja de la naturaleza del país –casi nada-. En Los peces rojos, las referencias a las máscaras, a los disfraces, a las poses, a las hipocresías y a los engaños son continuas en el guion y el decorado, desde las más triviales a las más relevantes. [más]

Es demoledora la contraposición que Los peces rojos traza frente al realismo descarnado que pretendía lograr Surcos –embebido no obstante de tremendismo melodramático- y que, más aún, comparece asimismo aquí en la descripción urbana y humana de la vida a pie de calle en la capital y las provincias. [más] En cambio, Hugo Pascal, protagonista de Los peces rojos y novelista de profesión, protesta y se indigna ante esa exaltación generalizada de un realismo prosaico y escatológico, idéntico a reproducir con morbosa fidelidad la existencia mísera del ganado; reivindicando por tanto que, en verdad, la fantasía y la capacidad para fabular es lo que define al ser humano: una criatura voluble, compleja y quebradiza que, a través de su mirada particular, condiciona el entorno a su alrededor por el mero hecho de existir, de ser un ente pensante.

            Los espejismos, pues, dominan esta cinta de intriga que se abre en el mar embravecido, [más] ejercen entonces su tiránico influjo sobre el desarrollo del relato, así como sobre el tono que reviste los fotogramas y la empatía hacia los protagonistas. Ambos titilan, se desmoronan y se recomponen al son de unos tópicos y de unos prejuicios asumidos [más].

El público, sin embargo, pocas oportunidades tiene para asirse dentro de la pecera líquida que construye Los peces rojos a partir de su armazón de thriller [más]. Aquí, esta estructura policíaca sirve además, como mandan los cánones del noir, para profundizar en ese retrato agrio y pesimista de la España derruida, desnutrida y corrompida de los años cincuenta [más], la cinta se escurre paralelamente hacia elaboradísimos terrenos metaficcionales y autorreflexivos en los que el autor, erigido en demiurgo, se ve acosado por la materialización de su universo imaginado y se enfrenta a las consecuencias de sus creaciones [más].

La sorprendente y radical modernidad –o posmodernidad, mejor dicho- de un texto que bien podría firmar un artista atormentado como Charlie Kaufman se ve refrendada por la fuerza de las imágenes de Nieves Conde [más].

            Esta valentía suicida y esta evolución visionaria fuera de su tiempo justifican y permiten disculpar la leve tendencia explicativa que brota de entre las líneas de algunos diálogos, al igual que un desenlace que deja cierto regusto incompleto [más].

Un prodigio.

.

Nota IMDB: 7,5.

Nota FilmAffinity: 7,6.

Nota del blog: 9,5.

4 comentarios to “Los peces rojos”

  1. Hildy Johnson 26 febrero, 2016 a 11:57 #

    Lo que he visto hasta ahora de Nieves Conde (muy poco, todo hay que decirlo) me ha gustado, de Los peces rojos he leído bastante (y ahora tengo tu buen texto) pero es una de mis pendientes. Nieves Conde me gustó en Surcos y me enamoró en El inquilino. Su filmografía creo que me puede deparar buenas sorpresas.

    Beso
    Hildy

    • elcriticoabulico 27 febrero, 2016 a 16:14 #

      Pues esta es para no perdérsela, Hildy. Creo que la disfrutarías.

      Besos.

  2. TomaPrimera 26 febrero, 2016 a 15:30 #

    Una de las cumbres del cine español, así de simple (y de grande).
    Saludos!

    • elcriticoabulico 27 febrero, 2016 a 16:15 #

      Es una sorpresa con mayúsculas, sí. Adelantada a su tiempo. ¡Un saludo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: