El que debe morir

20 Dic

“Preguntado por los fariseos acerca de cuándo llegaría el reino de Dios, respondiéndoles, dijo: No viene el reino de Dios ostensiblemente. No podrá decirse: Helo aquí o allí, porque el reino de Dios está dentro de vosotros.”

Lucas 17:20-21

.

.

El que debe morir

.

El que debe morir

.

Año: 1957.

Director: Jules Dassin.

Reparto: Pierre Vaneck, Melina Mercouri, Fernand Ledoux, Gert Fröbe, Jean Servais, Naurice Ronet, René Lefèvre, Lucien Raimbourg, Roger Hanin, Carl Möhner, Grégoire Aslan.   

.

           Las sospechas de proximidad hacia el comunismo le habían costado la patria a Jules Dassin, ejemplo impecable del noir realista y social. Desde el exilio europeo, primero en Reino Unido, luego en Francia y más tarde en Grecia –esta vez incitado por Melina Mercouri, actriz con quien colabora aquí por primera ocasión y con quien contraerá matrimonio en 1966-, Dassin no renunciaría a su posicionamiento concienciado como manera de entender y de hacer el cine.

           A partir de la novela Cristo de nuevo crucificado de Nikos Kazantzakis –autor de otros textos llevados al cine como Zorba, el griego y La última tentación de Cristo-, Dassin emplea en El que debe morir una parábola religiosa –la representación de la Pasión en un pueblecito de la Grecia bajo poder otomano, en la que varios lugareños hacen carne los papeles de Santiago, San Pedro, Judas, María Magdalena y Jesús- para dibujar un conflicto que es tanto de moralidad religiosa como, en especial, de clase social.

Una visión, por tanto, que podría establecer ciertas comparaciones con el metafórico Juan Nadie de Frank Capra y, por otro lado, no demasiado distante al retrato de Cristo que realizará siete años después Pier Paolo Pasolini -éste sí afiliado a todos los efectos al Partido Comunista Italiano- en El evangelio según San Mateo.

           Malos augurios depara el séptimo arte al Mesías redivivo -o cuanto menos transmutado temporalmente en hombre-. Víctima del egoísmo y el cinismo de la sociedad contemporánea, como indicaba el cardenal Lamberto en El Padrino. Parte III, el mensaje de Jesús permanece solo en la superficie, sin calar en la intimidad del ser humano. Un problema moral –mucho más que de fe- que en El que debe morir queda ejemplificado en la insensibilidad de una población griega frente a sus hermanos de nación que solicitan refugio en su enriquecida aldea, después de que el invasor turco haya arrasado sus haciendas y asesinado a sus paisanos.

           Dado su sustrato alegórico, el discurso queda un tanto encorsetado en el cumplimiento de unos estereotipos fijados –aparte de los antes aludidos, también estarán presentes Caifás y Pilatos-, que afecta un tanto a su naturalidad y su contundencia. Pero no por ello es menos vigente. Precisamente, la coyuntura despierta resonancias con la coetánea crisis de los refugiados sirios en Europa en su desesperación y sus reacciones políticas. Y, en consecuencia, resalta esclarecedores y oportunos paralelismos entre la ficción cinematográfica y la realidad presente a partir de la hipócrita utilización por parte de la élite dirigente de conceptos como la religión, el orden y la paz, así como del contagio de la alarma y el miedo entre la comunidad recelosa –la enfermedad, la violencia-, con el fin único de conservar y perpetuar sus vergonzantes privilegios.

En oposición, El que debe morir lanza un mensaje subversivo en defensa de la determinación solidaria del individuo común, de la gente corriente que, en un momento necesario, y afirmado sobre sólidos valores morales, puede impulsar mediante su voluntad concienciada el cambio hacia una sociedad más justa.

.

Nota IMDB: 7,4.

Nota FilmAffinity: 7,1.

Nota del blog: 7,5.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: