Mia Madre

24 Nov

“¿Miedo a la muerte? Uno debe temerle a la vida, no a la muerte.”

Marlene Dietrich

.

.

Mi Madre

.

Mia Madre

.

Año: 2015.

Director: Nanni Moretti.

Reparto: Margherita Buy, Nanni Moretti, Giulia Lazzarini, John Turturro, Beatrice Mancini, Stefano Abbati, Enrico IannielloAna Bellato.

Tráiler

.

            La autorreflexión es uno de los ejercicios paradigmáticos en la política del autor, a quien su dimensión artística le posibilita exponer en público una de las cuestiones existenciales que, al menos en algún momento de la vida, le asalta (o deberían asaltarle) al ser humano. Nanni Moretti encuentra este marco reflexivo en el terreno de uno de los grandes temas que, de una u otra manera, acostumbran a aflorar en su obra: la inexorable y trágica consciencia de la muerte, ya sea afrontada de forma directa –su lucha contra el cáncer autofilmada en uno de los episodios de Querido diario-, sea por proximidad –La habitación del hijo-. De hecho, la primera de ellas ya reflejaba cierto proceso felliniano de autoreconocimiento íntimo y búsqueda de respuestas.

            Margherita (Margherita Buy), protagonista de Mia Madre, es, como Moretti, una cineasta que se enfrenta a una abrupta crisis existencial. Mientras rueda una película de rabiosa actualidad –la rebelión contra el poder empresarial de un grupo de trabajadores en defensa de su dignidad-, Margherita observa las imágenes de la cámara, analiza su compromiso social y se pregunta acerca de su relación con el arte, y en ellas no encuentra la realidad, ni el sentido de la vida. Todo palidece en comparación con la agonía de su madre, a días de fallecer, y con la desorientación afectiva que se desnuda ante la pérdida.

            Para confeccionar el guion de Mia Madre, Moretti recurre a las notas que recopiló durante la enfermedad y posterior muerte de su madre Agata, ocurrida en 2010 cuando el realizador se encontraba inmerso en el proyecto de Habemus Papam. Hasta incorpora también, a efectos de ambientación sentimental, el fetiche nostálgico del vestuario y determinados objetos propiedad de su difunta progenitora. De este modo, sabedor de la enorme implicación personal que comporta el proyecto, Moretti modula en gran medida el voltaje emocional de la función.

Como suele indicarle su alter ego femenino a los actores –sin excluir al sorprendente y paródico John Turturro, alivio humorístico de la función- y como asimismo se conduce ella en el plató frente a su propia obra artística, Moretti parece mantener siempre un grado de distancia modesto y pudoroso que, si bien burla el tremendismo lacrimógeno, por otro lado parece incluso pasarse por defecto, porque en ocasiones se echa en falta un poco de rabia en el libreto y de poder en los fotogramas, con una expresividad bastante plana sobre todo en el comienzo del metraje -incluso en las incursiones en un surrealismo tibio-, aunque por fortuna ganan en intensidad a lo largo del desarrollo del filme.

            Con todo, el retrato de esa directora que trata a duras penas de dirigir la película de su vida, desorientada, herida y exhausta en medio de la tempestad, todavía resulta lo suficiente cálido y humano como para despertar una sentida empatía en el espectador.

.

Nota IMDB: 7.

Nota FilmAffinity: 6,7.

Nota del blog: 6,5.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: