Truman

2 Nov

“Hay que actuar con los sentimientos, no con los métodos.”

Daniel Day-Lewis

.

.

Truman

.

Truman

.

Año: 2015.

Director: Cesc Gay.

Reparto: Ricardo Darín, Javier Cámara, Dolores Fonzi.

Tráiler

.

            Resulta sencillo confiarle a Ricardo Darín una de esas películas catalogadas como ‘de actores’. Es decir, aquellas en las que el magnetismo y la potencia expresiva del intérprete constituyen, por así decirlo, la atmósfera, el tono narrativo y, en definitiva, el estilo del filme. Darín, que además sabe perfectamente cómo lucirse –y a veces también se le nota-, podría resultar creíble incluso haciendo de esquimal sordomudo; interesante incluso leyendo la lista de la compra. Su fuerza reside en la proyección de esos dos ojos un tanto saltones pero rotundos, enmarcados en surcos de arrugas que le otorgan el crédito de la experiencia, en un timbre de voz grave, seguro, de buena dicción y adecuada flexibilidad. El conocimiento de la técnica y el oficio de actor permiten que, por añadidura, Darín pueda plantear abundantes matices que se alejen de los dictámenes de su aspecto físico. Sin grandes estridencias, sin ese exhibicionismo de muecas al que suelen acudir los habituales de los galardones, que necesitan demostrar cuándo, de qué manera y a partir de qué intenso trabajo previo están actuando para que desde el lado contrario de la pantalla se aprecie sin género de dudas la magnitud de su actuación.

            Truman es, al igual que la interpretación de Darín, una comedia dramática que habla de algo tan profundo y terrible como la muerte sin hacer de ello aspavientos ni estridencias, escogiendo como fundamento del relato una despedida de cuatro días entre dos amigos: Tomás (Javier Cámara), español emigrado a Canadá tiempo atrás, y Julián (Darín), actor enfermo terminal de cáncer. Desde el minimalismo y la intimidad, pues, Truman prepara las maletas para el viaje más trágico y misterioso de la existencia. Pero su historia no es tanto sobre la muerte, sino sobre la vida. Porque durante la obra, Julián y Tomás permanecen en la sala de espera para el embarque, bebiendo los últimos momentos, repasando las últimas anécdotas y tratando de cerrar, a duras penas, las últimas heridas.

            Su modo de aproximarse a la muerte, por tanto, no es trágico ni elegíaco, sino cotidiano y terrenal; intermediado por esas reacciones tan escuetas, tan torpes, tan apocadas y tan sinceras que podría uno desarrollar en la piel de los personajes. No engola la voz, ni recurre a fuegos artificiales melodramáticos, ni a efectismos de manual. Su despedida es madura y educada –y quizás demasiado amable por momentos-. No vierte llanto ni pringa mocos sobre el hombro del respetable, ni clama al cielo por desafueros sociales, médicos o religiosos. No se desespera por agarrar al espectador por las solapas y zarandearle con discursos grandilocuentes y vacíos, porque ante la muerte, como reconoce el sepulturero, solo dejamos un tarro de cenizas indignantemente pequeño.

Por ello, Truman es un filme dueño de una emoción auténtica y perfectamente asimilable. Querible. Como sus personajes, siempre aprendiendo el uno del otro, equilibrados en su dulzura y su amargura, su valentía y su miedo; que rectifican y contradicen cuando ellos menos se lo esperan su pretendida pose frente al asunto.

A lo largo de este trance que supone asumir la pérdida –la del otro, la de uno mismo- el sentimiento aflora de forma natural y honesta, penetrando poco a poco, a fuerza de diálogos y convivencia compartida, casi sin pretenderlo se diría, en esa tremenda incógnita que es la muerte. Y la vida.

           Darín y Cámara se repartirían el premio al mejor actor en el festival de San Sebastián.

.

Nota IMDB: 7,4.

Nota FilmAffinity: 7,2.

Nota del blog: 7,5.

6 comentarios to “Truman”

  1. Hildy Johnson 2 noviembre, 2015 a 17:39 #

    … ayer fui a la sala de cine para verla… ¡y no pude entrar! No quedaban entradas. Qué ganas de verla y leyéndote más. Las otras películas que he visto de Cesc Gay, tanto En la ciudad como Una pistola en cada mano, por ejemplo, me han gustado bastante. Y me encantan tanto Darín como Cámara… así que sé que voy a disfrutarla.

    Beso
    Hildy

    • elcriticoabulico 3 noviembre, 2015 a 12:31 #

      ¡Me pasó lo mismo con Irrational Man! Y aunque me fastidió en su momento, también me alegra que las salas estén llenas. Nunca había visto una de Cesc Gay, lo reconozco, y me ha parecido muy auténtica. Varios amigos míos, seguidores del catalán, la aprecian pero son más cautelosos al respecto. Yo creo que es una película muy de gustar, aunque siempre con innegociable honestidad.

      Besos.

  2. kaldina 3 noviembre, 2015 a 03:12 #

    😦 Por acá no ha llegado, pero la tendré en mente. ¿Sabes cual me vi hoy? 7 mujeres atrapadas.. Estuvo buena teniendo en cuenta el género… TRIPAS POR TOOOODAS PARTES (Slash)

    • elcriticoabulico 3 noviembre, 2015 a 12:33 #

      ¡Ay dios! En ésta salen menos tripas, aunque paradojicamente seguro que es más visceral jeje. ¡Cuidado, no te vaya a salpicar la casquería!

      • kaldina 3 noviembre, 2015 a 20:06 #

        jajaja… Ay pero si no salpica no tiene gracia!

      • elcriticoabulico 4 noviembre, 2015 a 17:01 #

        Pues ponte delantal para verla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: