Hunter

26 Oct

“Eres un chico extraordinario. Admiro tu valor. Me comeré tu corazón.”

Hannibal Lecter (El dragón rojo)

.

.

Hunter

.

Hunter

.

Año: 1986.

Director: Michael Mann.

Reparto: William Petersen, Tom Noonan, Dennis Farina, Joan Allen, Brian Cox, Kim Greist, David Seaman, Stephen Lang.

Tráiler

.

            Curiosamente, la primera película en llevar al cine las aventuras criminales del doctor Hannibal Lecter, creado por el escritor Thomas Harris, es quizás la que más desapercibida ha pasado en la cultura popular. Y eso que viene con la firma de un director potente, como Michael Mann, y que contiene suficientes elementos de interés para convertirse en una obra apetecible y sugestiva… aunque aquí, por decisiones de la producción, nuestro buen psiquiatra aparezca bajo el nombre de Hannibal Lecktor.

            Hunter recoge la novela El dragón rojo, publicada en 1981 y que supone la primera de las entregas de la tetralogía literaria del doctor Lecter, esteta, gourmet, antropófago y apasionado estudioso de la naturaleza dual del hombre. No obstante, Lecter no es aquí el protagonista, si bien sí una parte sustancial del argumento.

El relato describe la persecución por parte del agente del FBI Will Graham (William Petersen) de un misterioso asesino en serie con afición a aniquilar familias perfectas durante las noches de luna llena, inspirado por las pinturas de William Blake sobre El gran dragón rojo (Tom Noonan). Lecktor-Lecter (Brian Cox), encerrado en una penitenciaría psiquiátrica de blancura fulgurante y arquitectura art-decó, emerge por tanto como un tercer vértice que, armado por su poder de sugestión, estimula el reverso tenebroso de Graham, el cual es al mismo tiempo su principal herramienta de deducción y la flaqueza innata que le hace caminar junto al abismo, observando fascinado la pavorosa profundidad de su negrura.

            Michael Mann compone un thriller de cuidada estética –aunque puntuales e inexplicables fallos de montaje en las escenas de acción-, abierto con una excelente presentación en plano subjetivo alumbrado con linterna y luego envuelto en sus característicos juegos cromáticos con el neón para componer diferentes ambientes psicológicos, donde la disyuntiva mental de Graham –su ambivalencia como defensor de la ley y su potencial como psicópata- queda un tanto sometida al desarrollo de la investigación sobre el caso. La intensa creación de atmósfera se redondea con una acertada banda sonora de tintes electrónicos, eso sí, más estridente cuando aparecen temas vocales.

La atípica interpretación de Noonan provoca también cierto distanciamiento de esta magnética puesta en escena, mientras que la lucha interna de su personaje antagonista, en cierto modo correlativa a la de Graham –con quien se declara una especie de duelo westerniano también muy al estilo de Mann y un tanto pasado de rosca cuando de hecho se verbaliza-, se resuelve con semejante precipitación.

            Se percibe la mano de Mann en la adaptación del texto, patente en estos duelos entre personalidades marginales y agonizantes, inmersas en un conflicto compartido por su supervivencia dentro un mundo melancólico y degradado –la muerte omnipresente, la amistad sometida a intereses, la fragilidad del núcleo familiar, la infidelidad-, expresado además por una ciudad que se amolda, tétrica, deshumanizada e hipnótica, a las emociones de los antihéroes y antivillanos, enzarzados en una competición a muerte.

.

Nota IMDB: 7,2.

Nota FilmAffinity: 6,4.

Nota del blog: 7.

Anuncios

6 comentarios to “Hunter”

  1. kaldina 28 octubre, 2015 a 17:22 #

    jeje… he de confesar que no sabía de la existencia de esta peli… ayy… soy de lo pior

    • elcriticoabulico 30 octubre, 2015 a 16:47 #

      ¡Le pasa a mucha gente! Pues tiene cosas que mola, atrévete.

      • kaldina 30 octubre, 2015 a 20:57 #

        La veré este fin de semana con crispetas y un jugo de mango!!!

      • elcriticoabulico 31 octubre, 2015 a 15:57 #

        ¡Espero que las crispetas no sean algo que el buen doctor Lecter pondría sobre su mesa!

  2. Reverendo Wilson 29 octubre, 2015 a 18:09 #

    Servidor, a riesgo que pueda considerarse una postura pedante, veo Hunter como la mejor película que se ha hecho sobre el universo de Thomas Harris; Mann se distancia lo justo del texto original y convierte la historia en un espectáculo cromático, efectivo y nada gratuito, componiendo una estética que habla por sí sola de la gran cantidad de matices que añade a los personajes y a la propia historia. Es un film bello, melancólico y donde elementos tan habitualmente desapercibidos como el silencio o el fondo de plano alcanzan unas cotas de genialidad increíbles.

    • elcriticoabulico 30 octubre, 2015 a 16:50 #

      Qué va, qué va, señor reverendo. De pedante nada. Aunque me parece más redonda El silencio de los corderos (sin miedo de ser típico), Hunter tiene muchas cosas destacables. También es que el estilo de Mann me gusta y ahí entran varias cosas que señalas: los fondos de plano, el color, la ciudad, la melancolía irreparable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: