Archivo | 14:24

Calvary

25 Sep

“Si Dios existe, espero que tenga una buena excusa.”

Woody Allen

.

.

Calvary

.

Calvary

.

Año: 2014.

Director: John Michael McDonagh.

Reparto: Brendan Gleeson, Kelly ReillyChris O’DowdAidan Gillen, Dylan Moran, Isaach De Bankolé, M. Emmet Walsh, Marie-Josée Croze, Domnhall Gleeson, David Wilmot, Pat Shortt, Gary Lydon, Killian Scott, Orla O’Rourke, Owen Sharpe.

Tráiler

.

            Las pruebas a las que Dios somete a sus devotos en la Biblia poseen siempre una apariencia caprichosa, e incluso sádica. Los caminos del Señor son inescrutables, y tienden a violar los dominios íntimos de sus sirvientes más leales. Castigos que demuestran su omnímodo poder de una manera, al menos exteriormente, injusta, cruel y cobarde.

            Calvary narra la pasión de un sacerdote de la Irlanda recóndita -heredero de otros religiosos cinematográficos en vía crucis por designio divino, como los de El fugitivo o Yo confieso-, a quien se revela la inminente fecha de su muerte: el domingo, a una semana vista.

El fin cierto para un hombre noble y honrado, abrumado por los males de un universo frente a los que apenas le queda palabra.

            En su puesta en orden antes de despedirse de la vida terrenal, el padre James (Brendan Gleeson, a sus anchas), necesario pilar de la comunidad, recorre las penas del este mundo moderno alejado de Dios, sin romanticismo ni poesía ni ideales, abandonado a sus arreglos improvisados y al cinismo.

Ante sus particulares doce apóstoles, con pesar pero sin perder la fe ni la esperanza, el mártir James expone la relación de la religión con los signos de los tiempos y la ambivalencia de la naturaleza humana, materializados en la liberación sexual, la violencia enquistada, la infelicidad que conduce a la autodestrucción, el vacío existencial, la depredación financiera del prójimo, los abusos sexuales a menores perpetrados por la Iglesia,…. El inexplicable e injusto absurdo del mundo, que conduce a una muerte absurda, inexplicable e injusta.

            John Michael McDonagh compone una película en exceso constreñido por las costuras dramáticas de su discurso, evidentes y un tanto forzadas, y que, amenizada por su leve estructura de intriga criminal, confía a cambio en conseguir la adhesión del espectador gracias a la descripción teatralizada de cierto costumbrismo rural irlandés, con pequeñas y melancólicas dosis de humor negro, amén del empleo espectacular del paisaje –eterno e imperturbable, verdadera imagen de lo divino- y la autoridad interpretativa de Gleeson.

.

Nota IMDB: 7,4.

Nota FilmAffinity: 6,7.

Nota del blog: 6.

A %d blogueros les gusta esto: