Perdido por perdido

21 Jul

“El arte es un reflejo del mundo. Si el mundo es horrible, el arte también lo es.”

Paul Verhoeven

.

.

Perdido por perdido

.

Perdido por perdido

.

Año: 1993.

Director: Alberto Lecchi.

Reparto: Ricardo Darín, Carolina Papeleo, Enrique Pinti, Jorge Schubert, Ana María Picchio, Fernando Siro, Alberto Segado, Julia von Grolman.

Filme

.

             Alberto Lecchi tiene un plan. La idea es buena y su meta, además de pertinente, es sabrosa, puro noir desencantado. Pero Alberto Lecchi –con la ayuda en el guion de Daniel Romañach-, no sabe bien cómo llevar su plan a cabo.

             No hay (casi) personajes positivos en Perdido por perdido, frutos bastardos de un sistema corrompido, herencia de una nación envenenada. En realidad, la Argentina del filme revela que poco o nada ha cambiado en la política, la economía y la sociedad del país desde el tremebundo retrato que de ella hiciera Adolfo Aristarain en la más pulida La parte del león, donde 40.000 millones de pesos bastaban para descubrir la podredumbre moral del ciudadano corriente. Aunque no conviene jugar con los prejuicios: la situación que refleja Perdido por perdido encuentra asimismo sospechosas y decepcionantes conexiones con las pulsiones de sociedades a priori lejanas como, sin ir más lejos, la española.

Su protagonista, Vidal (Ricardo Darín), es un hombre que ha dejado de vivir, de soñar y hasta de amar por culpa de los ahogos de la hipoteca, una carga insostenible para un vendedor de cristalería fina como él que, contra toda sensatez, se ha embarcado en la obsesión de poseer un coqueto apartamento en propiedad. Su atractiva novia, la vitalista Verónica (Carolina Papaleo), hija de familia acomodada, se dedica inconscientemente a la vocación que le motiva, las clases de danza, mientras que declara sin tapujos que “robaría un banco, si supiera que no le iba a pillar la policía”.

Sin embargo, los apuros de Vidal no solo proceden de su imprudencia inmobiliaria. A decir verdad, es solo una víctima del conglomerado constructor, financiero y mafioso que se dedica a lavar dinero comprando fraudulentamente propiedades de emigrantes para recalificarlas, construir en ellas y poner a la venta tentadores pisos con las facilidades que concede su banco asociado, que ofrece una línea de créditos fácil de obtener e imposibles de saldar, sobre todo a causa del quilombo económico propiciado por las presidencias de Raúl Alfonsín y Carlos Menem, manifestado en una hiperinflación salvaje. Pero hay solución, el entramado bancario puede deslizar a los potenciales morosos a los servicios de su cara B: prestamistas que, por el valor del dinero del seguro obtenido de un eventual robo del coche, cubren las letras de la casa a cambio de una ligera intimidación. A no ser que el hastiado detective del seguro, un Marlowe aburrido de matar los días con crucigramas (Enrique Pinti), se meta a fondo a investigar el asunto; no por celo profesional, sino con la esperanza de sacar tajada con el chantaje a los escalafones superiores de esta pirámide por cuya pendiente no cesa de resbalar mierda sobre la mierda.

             Las líneas maestras del argumento son geniales en su ferocidad implacable. Por el contrario, la forma de engarzarlas y de dotar al relato de un desarrollo narrativo flaquea, luce importantes lagunas de lógica y recurre a un par de pegotes poco creíbles, amén de una traslación a imágenes bastante pedestre.

El conjunto se sostiene porque el paisaje de fondo que va dibujando la trama es rotundo e impactante, y algunas de las piezas sí consiguen encajar con naturalidad en ella, complementado asimismo con personajes carismáticos como ese Gerardo Matesutti gordo, bigotón, cojitaranco y maquiavélico. Pero sobre esa rabia saludable y gratificante que alumbra el filme se termina imponiendo una subversiva y literal lucha de clases –las alcantarillas frente a las azoteas de los rascacielos de cristal- que lleva a un desenlace menos atrevido de lo que auguraba el espíritu inicial de la obra.

Interesante, pese a que no logre explotar del todo su potencial.

.

Nota IMDB: 6,8.

Nota FilmAffinity: 6,6.

Nota del blog: 6.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: