El mundo perdido: Jurassic Park

27 Jun

“Detesto a Spielberg y creo que le ha hecho un daño brutal al cine.”

David Trueba

.

.

El mundo perdido: Jurassic Park

.

El mundo perdido. Jurassic Park

.

Año: 1997.

Director: Steven Spielberg.

Reparto: Jeff Goldblum, Julianne Moore, Vince Vaughn, Vanessa Lee Chester, Arliss Howard, Pete Postlethwaite, Peter Stormare, Richard Schiff, Harvey Jason, Thomas F. Duffy, Richard Attenborough, Joseph Mazzello, Ariana Richards.

Tráiler

.

           A Steven Spielberg poco le ha importado las acusaciones de reconducir al floreciente, original y comprometido artística y socialmente Nuevo Hollywood de los setenta por el oscuro sendero del espectáculo para todos los públicos, la infantilización emocional en aras de cosechar millones de dólares y la sustitución del riesgo cinematográfico por la seguridad de la taquilla. O, bueno, le ha importado solo lo justo para, de vez en cuando, intentar el asalto a un cine presuntamente serio o de prestigio –El color púrpura, El imperio del sol, La lista de Schindler, Amistad, Salvar al soldado Ryan, Munich, Lincoln-, en muchas ocasiones también cortado por patrones sobados, asequibles y premiables por la sensibilidad popular.

           En su gran taquillazo de los noventa, Parque Jurásico, el rey Midas de Hollywood había tenido la suficiente perspicacia como para detectar el incalculable valor de los dinosaurios a partir de una novela del escritor de ‘best sellers’ Michael Crichton, adelantándose por unas pocas horas a propuestas como las de James Cameron, quien pretendía comprar los derechos para realizar una cinta bastante más oscura y violenta pero igualmente atractiva para el público general. Con idéntica habilidad a la de John Hammond -impulsor del ficticio ese parque atracciones creado por tipos que jugaban a ser Dios pero que no contaban con el avaricioso Newman como agente encubierto del caos-, Spielberg unía en un solo producto el entretenimiento cinematográfico de primer orden, una imagen de marca mundialmente reconocible –los dinosaurios, el logo del cráneo y la grafía del título, la partitura de John Williamse incluso una línea de merchandising que aparecía ya en los propios fotogramas.

El parque temático estaba montado desde el comienzo del proyecto. Si el blockbuster del milenio entrante encontraría en las atracciones favoritas de Disneyworld la cantera ideal para sus producciones –Piratas del Caribe-, Parque Jurásico avanzaba ésta investigación de márquetin cinematográfico recorriendo el camino opuesto: una película destinada invariablemente a convertirse en una atracción de parque de cine.

           Justo después de purgar su recaída en el comercialismo con la fallida Amistad y la exitosa Salvar al soldado Ryan, Spielberg apostaba por perpetrar un nuevo saqueo de los bolsillos del espectador empleando como arma de asalto una secuela de Parque Jurásico que prometiese más y mayores dinosaurios, El mundo perdido: Jurassic Park, también basada en la novela que continuaba el relato original de Crichton.

Ahora, el argumento del filme planteará una lucha maniquea entre ecologismo –el doctor Ian Malcolm y su familia, quienes deberán redimir los pecados de Hammond y documentar el nuevo hábitat de los monstruos en la isla de Sorna para su posterior preservación- y capitalismo –el sobrino del empresario, que pretende convertir la ínsula costarricense en un safari y luego trasladar a las bestias a una nueva localización en el continente: San Diego-.

Buenista hasta la ingenuidad en este aspecto dramático, El mundo perdido da un paso adelante en la infantilización potencial de la saga mediante un libreto construido de forma perezosa y con abundancia de clichés, extremadamente inane y endeble, limitado a ofrecer el soporte mínimo para que, haciendo gala de un pulso que todavía logra dominar una bestia de desaconsejable tamaña, Spielberg ofrezca una renovada dosis de pasión por los dinosaurios; fastuosa pero tan vacía y repetitiva que la tensión y el entusiasmo por el filme decaen irremediablemente.

.

Nota IMDB: 6,5.

Nota FilmAffinity: 5,6.

Nota del blog: 5,5.

8 comentarios to “El mundo perdido: Jurassic Park”

  1. kaldina 27 junio, 2015 a 17:23 #

    Ay, tampoco estuvo tan mal… creo que esta y la primera manejan muy bien el suspenso… por ejemplo esa escena del vidrio es brutal!!!

    • elcriticoabulico 28 junio, 2015 a 16:42 #

      Creo que se pone demasiado pesada en alguna parte y tira de unos cuantos tópicos que ya no me gustan tanto. Pero se deja ver.

      • kaldina 28 junio, 2015 a 17:11 #

        Si… de hecho, algo que me produjo un par de ¿pesadillas?, fue la parte en que Rexi está en San Francisco y agarra a un tipo de gafas y se lo come, y el tipo está gritando y cuando lo mastica empieza a gritar haciendo un sonido horrible… No sé, soy muy sencible, ese sonido me impresionó mucho.

      • elcriticoabulico 30 junio, 2015 a 15:25 #

        Es una escena fuertecita para un niño sí… Aunque a mí me traumatizaba más que se comiera a un pobre chucho en su caseta.

      • kaldina 30 junio, 2015 a 23:44 #

        Oh! Si, pobre perrito!! La ventaja es que en el 97 yo ya tenía 11 años y sabía que al perrito no le había pasado nada. Pero si, que pesar, siempre he odiado las personas que dejan a los perros amarrados en el patio.

      • elcriticoabulico 1 julio, 2015 a 15:51 #

        Yo también tenía 11 años y no me sentó del todo bien. Uno es sensible.

  2. altaica 29 junio, 2015 a 12:11 #

    Menudo comentario del menor de los Trueba, ciertamente demoledor y evidentemente injusto, si bien no he leído sus argumentos.

    Ha sido en ésta, como lo ha podido ser en otra de la saga, donde deposito mi comentario, pues al final con lo que me quedo de la experiencia jurásica en general es en el hecho de devolver a la vida a toda una serie de especies emblemáticas del mundo de los dinosaurios, al que todos de niños nos hemos acercado de una forma u otra. Verlos en movimiento y vivos es ciertamente apasionante. Ya algunos documentales actuales consiguen un grado de verosimilitud prodigioso.

    Un abrazo y evita el calor que es bastante más insoportable que el bueno de Spielberg. Por cierto, para opinar así sobre otro director o compañero, David Trueba debería de opinar primero sobre qué le parecen sus películas, pues tampoco su filmografía es un dechado de virtud. Otro por cierto, la que le cayó a Boyero por opinar como opinió sobre la última de Almodóvar (fue demasiado benévolo) por parte de cierto sector de la profesión, y como Trueba lo hace sobre un foráneo pues no pasa nada. A fin de cuentas el señor Boyero está para eso, ¿no?

    • elcriticoabulico 30 junio, 2015 a 15:29 #

      También le cayeron buenos palos a Trueba, no creas. Las cuchilladas entre directores están a la orden del día. Al fin y al cabo, en cuestión de arte, un campo creativo y por tanto puramente subjetivo, nadie tiene la clave de la verdad… Y sí, hay quien se toma muy malamente las críticas adversas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: