Archivo | 13:57

Cherry Pie

23 Jun

“El cine es el arte de la mujer, o sea, de la actriz. El cometido del director consiste en conseguir que las mujeres hagan cosas hermosas. Es mi opinión: los grandes momentos del cine se dan cuando hay coincidencia entre las dotes de un director y las de una actriz dirigida por él.”

François Truffaut

.

.

Cherry Pie

.

Cherry Pie

.

Año: 2013.

Director: Lorenz Merz.

Reparto: Lolita Chammah.

Tráiler

.

            Las óperas primas acostumbran a ser tan imperfectas como reveladoras de las intenciones de sus autores.

En el caso de Lorenz Merz, director de fotografía en varias producciones de su Suiza natal y dueño en su haber de dos cortometrajes previos, su salto al largo presenta un ejercicio de estilo de elevadas aspiraciones formales y que, en consecuencia, apuesta por el poder la imagen y la composición estética de la atmósfera en detrimento de un guion minimalista y prácticamente huérfano de diálogos para, en definitiva, narrar el viaje existencial de Zoë, una joven que huye desesperadamente de una relación que se intuye traumática y probablemente también de sí misma

            Fascinado por el rostro y la presencia de Lolita Chammah -distante y compasible, dulce y agresivo, gélido y carnal, y encargado de sostener una gran parte del peso del filme con ese mismo hechizo innato-, Merz compone en Cherry Pie una road movie impresa en colores desvaídos y terminales en la que todo es desamparo, soledad y ausencia.

            El desarrollo de la propuesta describe una traslación lírica y surrealista –y un poco a macha martillo- entre una realidad cruda, capturada con imágenes inquietas, desorientadas, con un montaje cortado a hachazos, y un proclamado proceso de desaparición personal que se va conformando sobre imágenes cada vez más pausadas, con metáforas y registro sonoro a juego.

En el proceso, el áspero verismo de los fotogramas queda sustituido por estilización fabulosa y poética, paralelo a que, dentro de un cambio de piel ritual, la chica se desprenda de su negro abrigo urbano para enfundarse una fantasiosa chaqueta de pelaje blanco, completada con fuerte maquillaje y una nueva e inesperada localización del escenario.

            Abrazada al cripticismo del símbolo, la abstracción y la sugerencia onírica, garantes de una libre interpretación de la obra al gusto de cada cual, Cherry Pie surge como un atractivo experimento visual que sin embargo se asienta sobre un armazón que suena más a hueco de lo que es conveniente.

.

Nota IMDB: 6,1.

Nota FilmAffinity: 5,4.

Nota del blog: 6.

A %d blogueros les gusta esto: