Archivo | 15:32

Mad Max 3, más allá de la cúpula del trueno

11 May

“Un mal western es el que cuenta una historia que podría ocurrir en cualquier parte.”

Howard Hawks

.

.

Mad Max 3,

más allá de la cúpula del trueno

.

Mad Max 3, más allá de la cúpula del trueno

.

Año: 1985.

Director: George Miller.

Reparto: Mel Gibson, Tina Turner, Helen Buday, Angelo Rossitto, Angry Anderson, Frank Thring, Robert Grub, Bruce Spence.

Tráiler

.

           Cumpliendo una deriva frecuente en las trilogías cinematográficas -donde el tercera capítulo acostumbra a reincidir en la fórmula si bien quedándose con el símbolo superficial de la franquicia y rehusando los matices que originalmente le aportaban color-, Mad Max 3, más allá de la cúpula del trueno recuperaba al jinete errante del postapocalipsis australiano para, al igual que en el segundo episodio de la saga, ofrecerle una nueva redención de la mano, otra vez, de unos personajes infantiles que encarnan la pureza auténtica del hombre frente a los vicios de la civilización, aquí revivida a duras penas por un poblado comercial superviviente gracias a la energía del estiércol porcino.

           Por tanto, se repite con grandes semejanzas ese esquema de tintes western de Mad Max 2, el guerrero de la carretera, tanto así que incluso en ésta continuación Max Rockatansky pierde el nombre para ahondar en su parentesco con el antihéroe anónimo que protagonizase la Trilogía del dólar de Sergio Leone.

Por el contrario, el tono del filme muta por completo para abrirse a una aventura de corte más familiar: se reduce el peso de la acción, la violencia adquiere rasgos tebeísticos o acontece fuera de campo y, en general, el guion se encuentra bañado de un humor blanco en el que, no obstante, también sobresalen dosis de saludable ironía, ideales para contrarrestar adecuadamente este viraje antitético al pesimismo y la inquietante agonía que dominaba seis años atrás Mad Max, salvajes de la autopista. Siguiendo esta línea, la película parece conducir hacia cierta resurrección que ya se aventuraba en su inmediata predecesora, de nuevo con Max como figura mitológica fundacional.

           En cualquier caso, la narración de Miller –que sería ampliamente auxiliado en el rodaje por George Ogilvie debido a su depresión por la muerte en accidente de Byron Kennedy, productor de la serie- atesora ritmo e imaginación. Cualidades que hacen del filme una obra muy entretenida y que a pesar de la evolución hacia una mayor amabilidad -bastante menos interesante dentro del conjunto de la saga-, todavía es dueña de ese insólito y característico carisma australiano.

Y eso que, ligado a la financiación americana, su elenco incorpora una presencia estelar llegada desde el otro lado del Pacífico, Tina Turner, quien proveerá asimismo el tema principal de la película, de gran éxito comercial. Los guiños musicales de Mad Max 3, más allá de la cúpula del trueno, no se detienen ahí, aunque sí se prolongan en un territorio más local: Angry Anderson, líder del grupo australiano de rock Rose Tattoo, encarna a uno de los divertidos villanos de la función.

 

Nota IMDB: 6,2.

Nota FilmAffinity: 5,7.

Nota del blog: 6,5.

A %d blogueros les gusta esto: