El día de la lechuza

3 May

“La mafia no es un cáncer que prolifera por casualidad sobre un tejido sano. Vive en perfecta simbiosis con la miríada de protectores, cómplices, informadores, acreedores de todo tipo, gente intimidada o esquiva que pertenecen a todos los estratos de la sociedad. Este es el terreno donde florece la Cosa Nostra con todo lo que ello significa en cuanto a implicaciones directas o indirectas, conscientes o no, voluntarias u obligadas, que por lo general cuentan con la aquiescencia de la población.”

Giovanni Falcone

.

.

El día de la lechuza

.

El día de la lechuza

.

Año: 1968.

Director: Damiano Damiani.

Reparto: Franco Nero, Claudia Cardinale, Lee J. Cobb, Nehemiah Persoff, Fred Coplan, Serge Reggiani, Tano Cimarosa.

Tráiler

.

            La aproximación a la Cosa Nostra siciliana se diría invariable en el cine italiano desde En nombre de la ley: un agente de la justicia, proveniente del extranjero –esto es, de la península, del Norte-, se adentra en el microcosmos ancestral de la isla, dominado por una férrea jerarquía de poder que, situada al margen o solapada a las instituciones oficiales, dicta y vigila las normas sociales sin admitir intercesión alguna del Estado, del todo fallido en este territorio y representado en vano por el protagonista en cuestión.

No obstante, a diferencia del western sículo de Pietro Germi, en El día de la lechuza la Malavita queda despojada casi por completo de esa aureola romántica de la que gozaba en dicha película, la primera en nombrar a la mafia como tal –si bien todavía pervivirá un reconocimiento común como “hombres auténticos” entre protagonista y antagonista, explícito en el plano final de la función-.

            Adaptación de la novela homónima del agrigentino Leonardo Sciascia, voz de la conciencia crítica italiana, en El día de la lechuza los jefecillos mafiosos se emparentan con los concejales corruptos del Nápoles de Las manos sobre la ciudad. Reconvertida a constructores chanchulleros que depredan las arcas públicas a conciencia, la mafia del filme solo asesina indirectamente, creando víctimas bajo sus edificios y carreteras deficientes, o, como mucho,  pagando a vulgares terceros, cuatreros sin estilo. Y, por si fuera poco, pagando mal.  

            Damiano Damiani, representante activo del pujante cine de denuncia del periodo en el país transalpino, se sirve de los conocimientos de nativo de Sciascia –quien se había basado en el homicidio del sindicalista Accursio Miraglia en 1947 y que empero no parece evitar concesiones puntuales al pintoresquismo- para recomponer en fotogramas esta represiva dominación caciquil del mafioso, fundamentada en el empleo de la violencia física y cultural –el arraigado concepto del honor, con el adulterio como instrumento y arma de poder-, en el clientelismo expansivo y en el tejido de una red de contactos políticos que se infiltra y enraíza en las más altas esferas –el gobierno de la Democrazia Cristiana-, legitimando su status quo y depositando las herramientas administrativas y judiciales a sus pies.

En este caso, y al igual que sucederá en la venidera y muy recomendable Confesiones de un comisario a un juez de instructor –donde su mirada será en cambio menos proactiva y más ingenua-, la perspectiva exterior, en parte equiparable a la del espectador, la provee Bellodi (Franco Nero), el recién llegado capitán de carabineros que ha de investigar el homicidio del único contratista honrado dentro de una gran obra pública en la Sicilia Occidental, siempre con el obstáculo de este universo de ‘omertà’, ‘pizzo’ y besamanos al patrón omnipotente (el americano Lee J. Cobb, dignamente concentrado), rey y santo en vida.

            El día de la lechuza traslada a la pantalla las dificultades y la impotencia que embarga a la acción de los defensores de la legalidad en una tierra constituida sobre la ilegalidad –entendida, insistimos, como un corpus normativo ajeno al constituido y promulgado por el Estado-, así como la aceptación tácita u obligada de la población sometida bajo su dominio. El discurso concienciado se entremezcla con habilidad con la trama policíaca, equilibrando y agilizando el transcurso del metraje. Destaca asimismo el buen trabajo del reparto principal y, en lo concerniente a los secundarios, el empleo del rostro y la apariencia física de los actores como recurso para la descripción moral de los personajes e incluso la entonada composición de la atmósfera y el paisaje humano de la obra.

 

Nota IMDB: 7,1.

Nota FilmAffinity: 6,7.

Nota del blog: 7,5.

Anuncios

2 comentarios to “El día de la lechuza”

  1. antoniomartingarcia 4 mayo, 2015 a 00:43 #

    Una película muy curiosa, donde llama la atención también el descaro con el que retrata el tradicional machismo siciliano.

    • elcriticoabulico 4 mayo, 2015 a 15:49 #

      Y además, al igual que la lectura política de la cinta, se trata un factor cultural por desgracia vigente. Las comedias crueles de Germi, por ejemplo, son casi válidas también para el hoy en día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: