Two Half-Times in Hell

27 Abr

Fútbol y cine. Cine y fútbol. Las dos grandes pasiones del mundo. El matrimonio que debería ser y no es. Two Half-Times in Hell, no obstante, es uno de sus ejemplos más elogiables. Y sí, es uno de los dos precedentes con los que cuenta la mítica Evasión o victoria.  El partido de la muerte se juega en Bandeja de Plata.

.

.

“No soy un loco del cine. Prefiero el fútbol. Nunca sabes cómo va a terminar un partido, es más dramático, más interesante y más apasionado. Prefiero ir a ver un buen partido que una película.”

Paul Laverty

.

.

Two Half-Times in Hell

.

Two Half-Times in Hell

.

Año: 1963.

Director: Zoltán Fábri.

Reparto: Imre Sinkovits, János Koltai, Tibor Mólnar, Lászlo Márkus, Dezsö Garas, Sándor Suka, Jószef Szendrõ, István Velenczei, Gyula Benkö, János Görbe, János Rajz, Antal Farkas.

.

           Fútbol y cine, cine y fútbol. Las dos grandes pasiones de la humanidad, siempre tan mal avenidas. Escasa gloria le ha correspondido al balompié en el séptimo arte. [más] Son numerosos los factores que traban su plasmación creíble y emocionante en rígidos fotogramas [más]. Sin embargo, ¿cómo es esto posible cuando uno no puede sino conmoverse ante el control orientado de Zidane, el delicado pase de Laudrup mirando al tendido o la genialidad superlativa de Messi[más] las sombras se imponen por ahora a las luces [más]

           Sea como fuere, dentro de la categoría que el cine futbolístico reserva para el homenaje de sus símbolos, hazañas y efemérides [más], se encuentra la cinta más conocida de este variopinto conjunto [más]. Es, claro, Evasión o victoria. Una película que se inspira en un episodio real acontecido en la Segunda Guerra Mundial: El partido de la muerte,  que enfrentó al orgulloso once de la Luftwaffe alemana, el Flatkelf, contra el FC Start, equipo conformado por un grupo de antiguos jugadores del Dynamo de Kiev reconvertidos al oficio de panaderos a causa del conflicto y que era famoso en la capital ucraniana bajo dominio nazi por su abrumadora imbatibilidad. A pesar de las presiones externas, bien literales, bien implícitas, el Start arrollaría al Flatkelf con un clamoroso 5-1. [más] De ahí que, retomando el hilo de Evasión o victoria, el filme de culto de John Huston contase con dos precedentes al otro lado del Telón de Acero. El primero, ruso: Third Time, estrenado en 1962. El segundo, húngaro y apenas un año posterior: Two Half-Times in Hell.

           Two Half-Times in Hell desarrolla una visión romántica del evento, que será la que luego Evasión o victoria se arrogue para sí. [más] Pero el relato en sí no se encuentra enhebrado a partir de un esquema deportivo, como se podría esperar de la sinopsis. Su esquema argumental es el de crisis de fe de un hombre, con sus respectivos dilemas y redenciones, que se pregunta si el fútbol es todavía suficiente asidero al que agarrarse en medio del horror más absoluto. [más] “El fútbol es sagrado”, insiste en afirmar quien carece de toda convicción moral, política, patriótica o de clase [más].

           Zoltán Fábri, intelectual y artista, dibuja con precisión la naturaleza reconcentrada de Ónódi: uno más de los innumerables absurdos que nacen de este contexto bélico irracional, patéticos hasta despertar inesperados chispazos de humor negro que, con su repentino fulgor, acostumbran a iluminar la terrible ferocidad que reside acechante en el fondo de las imágenes. En contraste, el tono general de la obra es sombrío, marcado por una narración lacónica de omnipresentes pulsaciones funestas y conversaciones apagadas, desbordadas por reflexiones dueñas de ese acre y pesimista realismo, desprovisto de emoción, que caracteriza a aquellos que conviven con la muerte como inseparable (e incluso deseada) compañera de miseria. Siguiendo esta idea, y a pesar de su sentido de la humanidad -o gracias a él-, el libreto de Two Half-Times in Hell no presenta a los prisioneros como un bloque monolítico e inmaculado, ya que la desesperación que les oprime hace mella en sus ideales, su fidelidad y su honradez para con sus pares [más].

           En comparación con esta fascinante introducción, el desarrollo de Two Half-Times in Hell adolece de cierto espesor en el ritmo narrativo. El exceso de minutaje demora la llegada de un duelo a muerte en el que se resuelven con encomiable rotundidad los interrogantes filosóficos, existenciales y futbolísticos anteriormente planteados para clamar por la necesidad del individuo de recurrir a cualquier resquicio de rebelión, por pequeño que sea, con la que hacer frente a la tiranía de los hombres malos. De la irreductibilidad del arte, sea cual sea su forma, su técnica o su manifestación.

[más] Si bien sucinto y contundente, el cierre no alcanza la potencia que se esperaría del clímax al que, auxiliado por el árbitro más querible de todos los tiempos, había conducido el colosal desplante del goleador Ónódi ante las mismas narices del generalato nazi [más].

 

Nota IMDB: 8.

Nota FilmAffinity: 7,6.

Nota del blog: 7,5.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: