La parte del león

18 Feb

“Todos tenemos un lado oscuro, así que es necesaria una lucha continua para hacer lo correcto. El lado luminoso es compasión y preocuparse por los demás; el lado oscuro es codicia y egoísmo.”

George Lucas

.

.

La parte del león

.

La parte del león

.

Año: 1978.

Director: Adolfo Aristarain.

Reparto: Julio de Grazia, Julio Chávez, Ulises Dumont, Arturo Maly, Luisina Brando, Fernanda Mistral, Cecilia Padilla, Beba Bidart.

Filme 

.

           El cine, en su función de espectáculo popular, acostumbra a alentar la persecución de los propios sueños por medio de relatos inspiradores destinados a conmover a una audiencia ávida de esos finales felices tan poco frecuentes en la realidad exterior a la pantalla.

Sin embargo, surgido desde el reverso oscuro de este ideal de vida, aparece otro cine escéptico, más maduro o más cínico según se pregunte a cada cual, que advierte acerca de los peligros que contrae conseguir lo que se sueña, sobre todo si esto se restringe a ambiciones puramente materiales –los sueños millonarios que, en definitiva, fomenta un sistema capitalista que sostiene engañosamente la premisa de que cualquier persona puede llegar a ser rica a fuerza de talento, iniciativa, esfuerzo y mérito-. Cuidado con lo que se desea, que puede cumplirse. Valga la imagen del polvo de oro entremezclado sin distinción con la vulgar arena del desierto que arrojaba El tesoro de Sierra Madre para sintetizar en una sola secuencia la esclavitud asociada a las pulsiones de codicia que posee la naturaleza humana.

           En el caso de La parte del león, son 40.000 millones de pesos los que condenan a la perdición a un hombre corriente. Además de para componer una angustiosa intriga neo-noir adaptada al contexto social argentino, la apropiación por parte de un ciudadano a priori inocente de este botín previamente robado de un banco por peligroso un trío de atracadores servirá para destapar la podredumbre moral que el individuo común esconde larvada bajo un disfraz de respetabilidad que solo permanece en su sitio por la queda desesperación de quien se sabe sin oportunidad alguna de progreso, aquí de índole tanto económica –los míseros trabajos que no perduran- como emocional –el distanciamiento de su mujer e hija-.

           Generosamente financiado por la descomunal suma de dinero, Di Bruno (Julio de Grazia), prisionero de sus deseos imposibles de ser “el número uno” -algo para “lo que no nació”-, recorre su particular via crucis de paranoia, remordimientos y desesperación que le empuja a una huida hacia adelante donde ese disfraz va destrozándose a jirones hasta dejar a la vista su verdadera naturaleza viciada.

En sentido estricto, no demasiados personajes de La parte del león logran esquivar la censura del espectador. Paradójicamente, quien luce una mayor noción de humanidad parece ser el ladrón Nilsen (Ulises Dumont), tipo aún con escrúpulos y que tan solo quiere escapar a Madrid para refugiarse de la humedad bonaerense, contrapuesto a la arbitraria crueldad de la juventud con la que se ve obligado a compartir planes –“le maté porque era de River”, escupirá uno de sus imberbes compinches para justificar el robo de un auto con homicidio-.

           Observada también con una perspectiva social, pareja a la que luego asomará en la más comprometida Tiempo de revancha –donde, como anécdota, De Grazia y Dumont se intercambiarán el nombre de sus personajes-, la opera prima de Adolfo Aristarain parece negar toda esperanza de promoción a la clase obrera argentina.

A lo largo de un último tercio devastador, el suspense, narrado en ocasiones de manera un tanto pedestre aunque también directa y contundente, bastante hábil en la plasmación de la asfixia sentimental y paranoide del protagonista, deja paso a un turbio relato moral que restalla a golpes de correosa violencia física y psicológica. Y es que los peores puñetazos que asestará La parte del león son esos que no salpican sangre alguna.

 

Nota IMDB: 7,2.

Nota FilmAffinity: 7,1.

Nota del blog: 7.

Anuncios

2 comentarios to “La parte del león”

  1. bastian baltasar bux 5 febrero, 2017 a 23:25 #

    Me pareció genial tu mirada. Muy bueno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: