El jugador

8 Feb

“La vida es un juego de azar.”

Voltaire

.

.

El jugador

.

El jugador

.

Año: 1974.

Director: Karel Reisz.

Reparto: James Caan, Paul Sorvino, Lauren Hutton, Morris Carnovsky, Jacqueline Brookes, London Lee.

Tráiler

.

           Una de las pulsiones principales que late en el cine negro, si no la principal, es el sometimiento del hombre a la fatalidad. El destino escrito e inapelable que convierte al individuo en un títere impotente que trata en vano de sacudirse los hilos que dominan contra su voluntad un futuro escrito de antemano. Son, en muchos ejemplos, emocionantes historias de una rebelión quizás inútil pero siempre necesaria, acometida por pura fuerza de personalidad, por obstinada resistencia contra Dios, los Hados o quien quiera que esté riendo cruelmente mientras contorsiona la cruceta. En las tragedias criminales, el protagonista busca por lo general reconducir y dominar su camino futuro enmendando un recorrido pasado, torcido sin remedio. Una expiación moral, en definitiva.

           En el caso del Axel Freed de El jugador -en cuyo guion el debutante James Toback entremezcla su experiencia personal como docente y jugador compulsivo además de rastros reconocidos del clásico homónimo de Fiódor Dostoyevski-, el arma escogida en ese intento de imponer la voluntad personal sobre el destino que condena a la existencia al puro sinsentido es, paradójicamente, una presunta transgresión moral.

Axel (rotundo James Caan) apuesta de forma frenética, aparentemente sin lógica alguna, para demostrarse a sí mismo que puede imponer su voluntad impertérrita a la realidad que lo circunda. Para constatar que, en efecto, está vivo, en un sentido pleno y satisfactorio.

           El jugador emplea como herramienta de exploración en la psicología de Freed y sus censurables acciones –la relación con su madre, su novia y su alumno, la tendencia autodestructiva de su proceder- las referencias a Dostoyevski y a otros literatos que cuestionan la percepción de la vida y de uno mismo –el deseo como fuente de vida; la complaciente y decepcionante ambigüedad de la visión de George Washington-.

De igual manera, el discurso traza agudos paralelismos entre esa ruptura contra las imposiciones de lo racional que defiende Freed y el concepto del sueño americano, paradigma y fundamento falaz del capitalismo que personifica su abuelo, inmigrante lituano que logró cumplir el ideal del millón de dólares a partir de un centavo. En cierto modo, la rebelión del personaje no deja de ser una lucha equivalente a la del western de la conquista del territorio, con esa raíz de sometimiento de la amenaza y de la creación de un espacio controlado y libre de inquietantes incertidumbres que, desde el punto de vista del propio Freed, es aquello que define la personalidad colectiva de los Estados Unidos.

           El recurso al texto es eficaz, pero se antoja incompleto. Aunque goza de decisiones expresivas y poderosas –la intermitente intercalación de recuerdos en diálogo con el presente-, por momentos se echa en falta cierta víscera y cochambre en esa descripción física y moral que, desde la realización de Karel Reisz, complete el aguerrido y angustiado retrato pretendido por Toback. Le falta concretar definitivamente esa furia que aguarda para explosionar desde el fondo del relato.

 

Nota IMDB: 7,2.

Nota FilmAffinity: 6,5.

Nota del blog: 7.

Anuncios

2 comentarios to “El jugador”

  1. Hildy Johnson 8 febrero, 2015 a 20:38 #

    … he leído sobre ella y ahora completo mi información con tu valioso texto, como siempre. Además El jugador tiene un máximo aliciente para mí… y es que su protagonista es James Caan, un actor que me gusta mucho pero del que me queda bastante filmografía por descubrir.
    Un beso
    Hildy

    • elcriticoabulico 9 febrero, 2015 a 16:55 #

      Me gusta la presencia de James Caan. Es de una masculinidad que, hoy, se echa bastante de menos en la cartelera… De ahí las esperanzas puestas en Tom Hardy.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: