Archivo | 17:08

El pasado

27 Ene

“El 97% del trabajo del director está en el guion.”

Cate Blanchett

.

.

El pasado

.

El pasado.

Año: 2013.

Director: Ashgar Farhadi.

Reparto: Ali Mosaffa, Bérénice Bejo, Tahar Rahim, Pauline Burlet, Elyes Aguis, Jeanne Jestin, Sabrine Ouazani.

Tráiler

.

            A raíz del prestigio conquistado por Nader y Simin, una separación, Oso de oro en Berlín y Óscar a la mejor película de habla no inglesa, el director iraní Ashgar Farhadi se traslada a Francia con El pasado para progresar en la internacionalización de su filmografía, de estilo más clásico y digerible para el espectador occidental que otros celebrados representantes del cine persa como Abbas Kiarostami.

            En funciones de director y guionista, Farhadi apunta alto en las aspiraciones de una obra que vuelve a escarbar en las fracturas de una familia disfuncional a cuyo seno retorna para firmar el divorcio, después de cuatro años de separación, el iraní Ahmad (Ali Mosaffa), segundo marido de una mujer inmadura (Bérénice Bejo), madre de dos hijas y de nuevo unida sentimentalmente a otro hombre (Tahar Rahim) quien, a su vez, permanece encadenado a la sombra de su esposa, en coma tras un turbio intento de suicidio.

Es decir, un melodrama desgarrado que bascula alrededor de unos individuos atrapados en una vía muerta entre el pasado y el futuro.

            La tensión dramática comienza de por sí con un voltaje elevadísimo y, en lo siguiente, Farhadi trata de sostener la función a esa misma altura durante sus más de dos horas de metraje por medio de constantes clímax que van desvelando las complejas relaciones entre personajes así como las dolorosas ataduras que aguijonean su intimidad y determinan su comportamiento.

            Los diálogos y el retrato de caracteres que presenta el libreto, con gran atención en el detalle, transmiten a empellones la intensidad de los desmesurados conflictos que planeta el argumento, configurando así un clima asfixiante que, sumado a la intriga interna de la trama, convierte al filme en una obra extenuante por momentos.

Y no siempre para bien, puesto que, en ciertos pasajes, el cineasta no alcanza sus propósitos con limpieza. La trama, de tan desaforadamente trágica, hace permanentes equilibrios sobre el abismo. Debido a los excesos de guion mal calculados y a algún efectismo pasado de rosca, la intensidad del melodrama tiende a veces a parecer inflada con anabolizantes, lo que le resta credibilidad y, por ende, verdadero sentimiento al conjunto.

 

Nota IMDB: 7,9.

Nota FilmAffinity: 6,9.

Nota del blog: 6.

A %d blogueros les gusta esto: