Joven y bonita

25 Ene

“El sexo vende. Todos lo practicamos. O soñamos con ello. Da igual que sea de una serie de época, el tema sigue de actualidad.”

Michael Sheen

.

.

Joven y bonita

.

Joven y bonita.

Año: 2013.

Director: François Ozon.

Reparto: Marine Vacth, Géraldine Pailhas, Frédéric Pierrot, Fantin Ravat, Johan Leysen, Jeanne Ruff, Laurent Delbecque, Charlotte Rampling.

Tráiler

.

            Joven y bonita abre sus fotogramas desde la perspectiva de un voyeur que observa desde la lejanía cómo la protagonista, la hermosa -aunque delgadísima- Isabelle (Marine Vacth), toma el sol en topless en una recóndita cala francesa. Una acusación directa al espectador masculino (y demás) al otro lado de la pantalla, partícipe en definitiva de esa compleja red íntima que atrapará a los personajes de la película en torno a la magnética belleza de la chica por medio de lazos de deseo, lujuria, amor o simple encantamiento estético.

            A pesar de que la película de François Ozon encuentra su hilo argumental en una adolescente que decide ejercer la prostitución, aquí no se asiste a una exploración sensacionalista del sexo prohibido como en la lamentable Melissa P. o a la aproximación también amarillista y pseudoerótica a los vericuetos de la prostitución de lujo de Diario de una ninfómana.

En Joven y bonita el dinero es una coartada para facilitar el trámite del encuentro sexual, mientras que el sexo en sí mismo es una manifestación del juego de poder entre géneros que Isabelle investiga y experimenta con fascinación de antropólogo. Es decir, como si una de las mujeres sicilianas de Pietro Germi hubiera decidido sobreponerse al yugo de sus admiradores/opresores masculinos –lo que en parte hará la adolescente de Divorcio a la italiana para labrar su ascenso social-.

            En su frialdad antirromántica, la protagonista evoluciona hasta convertirse por voluntad propia en un agente provocador empeñado en dinamitar sin piedad las hipócritas convenciones sociales y culturales con la que el ser humano constriñe su sexualidad natural o la emplea farisaicamente para diversos fines –la búsqueda del placer por el placer, el sometimiento y la represión patriarcal, la satisfacción del vicio del consumismo-, generalmente desligados, para decepción de la joven, de cualquier pretensión amorosa tradicional.

En este sentido, Ozon rueda las escenas de sexo de manera deliberadamente anodina, carentes de calidez emocional e incluso de sugestión erótica. La mejor muestra de ello es, por supuesto, ese acto torpe y desafortunado que es el primer polvo, materialización de la pérdida de la inocencia de Isabelle que, no obstante, no parecerá revestir mayor importancia que la de ese simbolismo atribuido comúnmente como rito de paso.

La claridad expresiva de la puesta en escena del cineasta contrasta con la hechizante neutralidad del rostro de Vacth, observadora rebelde, incomodadora y casi imparcial -sufre arrebatos de disfrute investigador, manifestados a través de música elevada que se corta de forma abrupta- del homo sapiens, criatura indisociablemente unida a su sexualidad.

 

Nota IMDB: 6,8.

Nota FilmAffinity: 6,5.

Nota del blog: 7,5.

Anuncios

8 comentarios to “Joven y bonita”

  1. Anne Friesner 27 enero, 2015 a 00:22 #

    En parte Charlie Sheen tiene razon… 🙂

    • elcriticoabulico 27 enero, 2015 a 17:12 #

      Charlie Sheen siempre tiene razón, sobre todo a lo que a sexo se refiere jeje. Pero quien habla aquí es otro Sheen, Michael, sin relación familiar con la saga gallego-estadounidense de los Estévez. ¡Un saludo!

      • Anne Friesner 27 enero, 2015 a 17:18 #

        Vale ahora es cuando me pongo roja como un tomate y se me cae la cara de vergüenza…

      • elcriticoabulico 27 enero, 2015 a 17:21 #

        Jajaja ¡Que va! Para tu consuelo, siempre que le veo en los créditos espero encontrarme a Martin, el padre de Charlie, y al final me doy cuenta de que no, de que quien sale es este Michael, inglesito y apocado. Es un liante.

      • Anne Friesner 27 enero, 2015 a 17:29 #

        Ya ves, Oficial de la Orden del Imperio Británico… (Wikipedia rules!)

      • elcriticoabulico 28 enero, 2015 a 00:41 #

        Bueno, creo que para que te la concedan hace falta poco más que saludar amablemente a los vecinos de escalera…

  2. altaica 17 septiembre, 2016 a 23:55 #

    La acabo de ver y me ha parecido una película excelente, por momentos deslumbrante, siempre ausente de discurso moral, salvo en su hábil confrontación con lo establecido frente a la conducta aséptica de la joven, si bien a lo largo de las estaciones evoluciona hacia …, efectivamente un último encuentro formidable y definitivo, pero nuevamente sin discurso moral. En definitiva, una película formidable. Nada que ver con la tramposa y efectista En la habitación. Tengo ganas de ver La piscina. Un abrazo y espero que te recuperes pronto de tu atasco informático.

    • elcriticoabulico 18 septiembre, 2016 a 18:57 #

      Esa neutralidad y esa falta de amarillismo o de acercamiento simplonamente morboso al tema es uno de los puntos fuertes de la película, coincido contigo.
      Y de momento el problema informático está más cerca del chatarrero que del final feliz…

      Una abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: