El sueño de Ellis

8 Ene

“No importa de dónde seas, tus sueños importan.”

Lupita Nyong’o

.

.

El sueño de Ellis

.

El sueño de Ellis.

Año: 2013.

Director: James Gray.

Reparto: Marion Cotillard, Joaquin Phoenix, Jeremy Renner, Dagmara Dominiczyk, Maja Wampuszyc, Ilia Volok, Angela Sarafyan.

Tráiler

.

           Encumbrado como uno de los autores de referencia del Hollywood contemporáneo, James Gray prosigue con El sueño de Ellis ciertas constantes temáticas y formales por lo general ligadas a su propia extracción biográfica, ya que es nieto de emigrantes rusos de religión judía.

A pesar de que en mi opinión su filmografía acostumbra a mostrar déjà vus demasiado nítidos como para no cuestionar esta condición de autor, es innegable que su cine también posee rasgos recurrentes y reconocibles como la presencia de un poderoso complejo de culpa ligado a una redención que reviste a los personajes y los argumentos de un poderoso influjo religioso, frecuentemente ligado al judaísmo y/o a la herencia familiar –en la presente cinta mucho más diluida que en obras precedentes-.

           El sueño de Ellis narra las desventuras de una inmigrante polaca en el Nueva York de los años veinte (Marion Cotillard). Una mujer atrapada en un país extraño que le reserva la condición de paria y en un triángulo amoroso entre un ambiguo hombre que, pese a amarla, no duda en explotarla en su negocio de prostitución (Joaquin Phoenix) y un díscolo mago repleto de promesas inconcretas (Jeremy Renner); algo así como aquellos Zampanò y Matto de La strada, respectivamente.

Por ambientación y contexto histórico, El sueño de Ellis remite a cintas como Una mujer de París, que ya describía los peligros que la inmigración reservaba para las chicas jóvenes e ingenuas –aunque fuese una inmigración interna-, así como, inevitablemente ligado, su sometimiento a los turbulentos deseos y pasiones masculinas. La fotografía, marcada por los tonos dorados y la luminosidad apagada, recuerda también a otra epopeya del inmigrante, esta vez la de Vito Corleone en El Padrino. Parte II, lo que serviría para reencontrar de nuevo a Gray con su proclamado ascendente, Francis Ford Coppola.

           Según se asiste al desarrollo del relato y se intrincan las intensas y duales relaciones entre personajes, se va construyendo ese profundo entramado de remordimientos, redenciones y perdones que otorgan densidad y enjundia a la obra, amalgamados en un crescendo que Gray, auspiciado por la excelente interpretación de Cotillard, culmina con corrección y una cuidada puesta en escena con tendencia al simbolismo contundente –la Libertad y los valores del país prostituidos-, la cual, precisamente, alcanzará su cénit artístico en la soberbia imagen que cierra el filme.

No obstante, en uno de los defectos habituales del cineasta americano, más afortunado en sus pretensiones estilísticas que en la composición de sus tragedias, el encorsetado melodramatismo del guion llega a parecer poco natural en unos cuantos giros y elementos temáticos. Vislumbrar al ambicioso escritor que hay detrás del libreto y algunas de las costuras con las que construye su muy solemne criatura, resta vibración emocional a una obra en ocasiones más afectada o pomposa que auténticamente conmovedora, siempre dentro de sus notables resultados.

 

Nota IMDB: 6,6.

Nota FilmAffinity: 6,2.

Nota del blog: 7,5.

Anuncios

4 comentarios to “El sueño de Ellis”

  1. Dessjuest 8 enero, 2015 a 20:18 #

    A mí me pareció, como tantas otras veces, una peli que va desinflándose a medida que pasan los minutos e intentan meter cosas en el argumento que quizá no fueran necesarias, eso sí, Joaquin Phoenix me encantó y los primeros 40 o 45 minutos me gustaron muchísimo.

    • elcriticoabulico 8 enero, 2015 a 20:53 #

      Me sucede algo parecido. Al final, las tragedias de Gray suelen dejarme cierto regusto a anabolizante dramático.

      • Sergio Sánchez (@sesaga58) 8 enero, 2015 a 23:50 #

        No me había parecido antes que las tragedias de Gray no estuviesen bien compuestas pero aquí me decepcionó bastante, aunque claro, estilísticamente sea tan sugestiva

      • elcriticoabulico 9 enero, 2015 a 15:40 #

        Más que mal compuestas, que tampoco digo que lleguen a tanto, creo que a Gray se le nota demasiado su ansia de componer películas “importantes”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: