El congreso

3 Ene

“Las mejores estrellas de Hollywood están todas en la animación: Alvin y las Ardillas jamás se te pondrán en plan divo ni te exigirán autocaravanas de lujo, y se portarán bien en las pruebas de vestuario. Cruella DeVille, el Tío Gilito o los Osos Amorosos son las únicas superestrellas sin problemas de drogas, crisis matrimoniales o demandas de paternidad que perjudican a su imagen pública. No envejecen, ni ponen mala cara cuando hay que hacer promoción, ni se meten con el director porque cobra más que ellos.”

John Waters

.

.

El congreso

.

El congreso.

Año: 2013.

Director: Ari Folman.

Reparto: Robin Wright, Harvey Keitel, Jon Hamm, Kodi Smith-McPhee, Danny Huston, Sami Gayle, Michael Stahl-David, Paul Giamatti.

Tráiler

.

            El enajenado descenso de Gloria Swanson por la escalera de su lóbrega mansión mientras Erich von Stotheim finge filmarla es, probablemente, el súmmum de la expresión de los juguetes rotos de Hollywood. De la condición del actor, supernumerario o estelar, como mera pieza de recambio en una maquinaria antropófaga e insaciable; especialmente si pertenece al género femenino, de caducidad más breve a causa del culto a una belleza ilusoria que no contempla el envejecimiento.

            Uno de los principales temas que aborda El congreso es éste de la caducidad del actor-objeto sometido a la vorágine inestable y agónica de la industria del cine, en este caso desde un giro todavía más realista al hacer que la actriz Robin Wright interprete una versión de sí misma –como ya hiciera en I’m Still Here-, con idéntico nombre y semejantes rasgos biográficos, y a quien se le ofrece un contrato definitivo para su conversión a píxeles, material más modelable, menos caprichoso y más adecuado a las necesidades de los mecanismos de producción.

La libertad en la vida a cambio de la libertad artística; la eterna juventud y la perfección inmaculada pero fría. Un planteamiento mefistofélico que, a su vez, desencadena una discusión bastante elemental –las referencias mafiosas y totalitarias al productor, el mánager como representante de fenómenos de feria, los términos en los que se expone el conflicto-, entre la simple producción y la creación. Dos tendencias entre las que la diferencia, insiste Folman, reside en el toque humano, por definición imperfecto, inconstante, irregular y, por ello, susceptible de alcanzar una genialidad insospechada para la racionalidad estricta e infalible.

            No le falta ambición a El congreso. Tanta que, de hecho, parece exceder a las capacidades de Ari Folman, autor de la estremecedora Vals con Bashir. Mezcla de imágenes reales y animación, la película, inspirada en parte de un relato de Stanislaw Lem -clásico de la ciencia ficción literaria y cinematográfica-, esgrime un abundante ramillete de textos y subtextos en progresivo crecimiento según avanza el metraje. Hasta tal punto que, una vez adentrados en el surrealista congreso futurístico -zona exclusiva de animación y con retazos del aterrador hedonismo de Un mundo feliz-, el libreto termina por meterse en un farragoso atolladero del que le es imposible salir indemne.

            El congreso cita numerosas y sustanciosas cuestiones artísticas, sociales, filosóficas y trascendentales –un mérito por sí solo-, pero apenas desarrolla unas pocas y, además, con una tosquedad poco acorde en comparación con lo elevado de sus preguntas.

No obstante, dejando de lado la plana realización en los segmentos de imágenes reales, el filme aún posee fotogramas y creaciones embriagadoras en su vertiente animada que ayudan a salvar una función más bien fallida en el cumplimiento de sus aspiraciones.

 

Nota IMDB: 6,6.

Nota FilmAffinity: 6,8.

Nota del blog: 6.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: