En un lugar sin ley

25 Dic

“La autenticidad es incalculable; la originalidad es inexistente.”

Jim Jarmusch

.

.

En un lugar sin ley

.

En un lugar sin ley.

Año: 2013.

Director: David Lowery.

Reparto: Rooney Mara, Casey Affleck, Ben Foster, Keith Carradine, Nate Parker.

Tráiler

.

            En cierto modo, hay espacios del Oeste americano que, en el cine, parecen cumplir una función de no-lugar mágico suspendido en el tiempo, a caballo entre un presente en el que no se hallan las promesas perseguidas durante la conquista del territorio y un pasado agónico pero todavía latente en su romanticismo y libertad, esperanzador y tumultuoso, donde, a causa de la fragilidad de una sociedad apenas incipiente, el hombre se encuentra en perpetuo conflicto frente a sí mismo, sus entrañas, sus semejantes, la naturaleza y lo trascendente.

            Ejemplo palmario de este escenario límbico, ciertas imágenes y ciertas sensaciones de En un lugar sin ley remiten a la revisión lírica del tópico de los forajidos y amantes a la fuga dibujada en Malas tierras por Terrence Malick. El autor texano se erige en obvio referente estético de su compatriota David Lowery: los abundantes contraluces interrumpidos por la pareja de enamorados, las secuencias compuestas por recuerdos idealizados y fragmentados, el halo de melancolía nostálgica y de finitud que, también mediante alusiones religiosas por parte de los personajes, insinúan la presencia de ese pálpito sobrehumano. Raíces que, cabe decir, ya se rastreaban en el argumento de su anterior St. Nick, inédita en España.

Pero, aparte de las evidentes deudas del filme, En un lugar sin ley no cae en la afectación y posee personalidad propia, envuelta en una hermosa atmósfera melancólica, doliente y trágica, identificada por la luz eternamente crepuscular que baña ese recóndito pueblo texano de los años cincuenta.

            En su tercer largometraje –segundo en solitario-, Lowery, realizador y guionista de la obra, establece un cruce de caminos entre hombres embargados por diferentes tipos de carencia amorosa y que, en todos los casos, encuentran como punto de fuga la delicada belleza de Ruth Guthrie (Rooney Mara).

La dulce Mara construye con eficacia una figura femenina dueña de sensibilidad y fuerza a partes iguales, capital en su rol de símbolo de redención y esperanza en medio de este aislamiento geográfico y existencial. A su alrededor confluyen poderosas emociones que, incontenibles, luchan por aflorar tras el rostro obligadamente inescrutable de su esposo (Cassey Affleck), encarcelado tras inculparse en lugar de ella, de un padre putativo (Keith Carradine) marcado por el duelo por su verdadero hijo, fallecido en el mismo incidente, y del ayudante del sheriff local (Ben Foster), que traga como puede la amarga impotencia que nace de su desbocado, noble e irrealizado amor por la muchacha.

            Lowery sostiene con encomiable pulso narrativo y agradecida belleza formal un cuento que no se descalabra en convenciones melodramáticas de forzado y chirriante desgarro, sustentado por la sólida composición de unos caracteres determinados por sus creíbles e inquebrantables códigos, deudas y motivaciones, así como por la estrecha relación que el destino y las emociones humanas tejen entre ellos.

Además, posee la ambición y la suficiente sabiduría como para no aventurarse en un metraje excesivo e innecesario que, en vez de agregar profundidad o una mal entendida magnitud a la película, acabe en cambio restándosela.

 

Nota IMDB: 6,5.

Nota FilmAffinity: 6,1.

Nota del blog: 8.

2 comentarios to “En un lugar sin ley”

  1. JVilloria 26 diciembre, 2014 a 16:04 #

    Suelo estar bastante de acuerdo con las puntuaciones que das (al menos, a las películas que he visto) pero ufff… a mí esta, sin parecerme mala, se me hizo eterna porque la historia no me enganchó en ningún momento y los personajes no me dijeron gran cosa. Leyendo tu opinión quizás debería revisarla, pero me da demasiada pereza.

    • elcriticoabulico 26 diciembre, 2014 a 16:30 #

      A mí es que me pasó al contrario: me gustó la historia, los personajes y la atmósfera estética y dramática que los envuelve. Cuestión de caer en ella o no, desde luego.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: