Dallas Buyers Club

20 Dic

“Ganar un Óscar supone que recibirás más guiones sin manchas de café de otros actores.”

Michael Caine

.

.

Dallas Buyers Club

.

Dallas Buyers Club.

Año: 2013.

Director: Jean-Marc Vallée.

Reparto: Matthew McConaughey, Jared Leto, Jennifer Garner, Michael O’Neill, Steve Zahn, Denis O’Hare, Kevin Rankin, Dallas Roberts, Griffin Dunne.

Tráiler

.

            En la mitología estadounidense, las revoluciones corresponden al individuo y se realizan a través de una acción que no es tanto de liderazgo colectivo, sino de heroica superación personal de la adversidad.

            Restando relevancia a la labor de activismo acometida y coordinada a nivel nacional, Dallas Buyers Club propone un cóctel que combina ingredientes de enorme tirón popular: la lucha privada de un hombre contra el Estado opresor en pos de su supervivencia física y de su libertad comercial, la iniciativa emprendedora de un osado visionario, un emotivo canto a la pérdida de prejuicios y la empatía hacia el prójimo y la melodramática historia de quien se encuentra batallando a la desesperada en el filo de la vida y la muerte.

Es decir, una mezcolanza que, en distintos grados, encuentra parentescos argumentales en películas como El aceite de la vida, Erin BrockovichEfectos secundarios o Philadelphia, oscarizado emblema del cine sobre el Sida. Todo ello basado en emotivos y ejemplificadores hechos reales y protagonizado por una rutilante estrella al alza, Matthew McConaughey, quien por fin obtendría el premio de la Academia que tanto ansiaba con su reciente renacimiento interpretativo.

            Este biopic sobre el pulso sostenido contra la Agencia de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) por Ron Woodroof, electricista y jinete de rodeo enfermo terminal de Sida en unos tiempos en los que aún no existían retrovirales específicos (un aceptable McConaughey), construye su estructura entretejiendo el drama médico con la denuncia contra la industria farmacéutica y su ilícito conchabamiento con los poderes oficiales norteamericanos, subastados y deformados por la avaricia hasta adoptar un propósito diametralmente opuesto a su naturaleza originaria.

            Dallas Buyers Club es por tanto una película resultona a la que, no obstante, le sobra metraje y que se excede en su empeño de resultar asequible para todo el espectro de público. Una redoblada tendencia populista que se manifiesta por medio de los lugares comunes que atraviesan la narración en busca de identificación sentimental y lágrima fácil, así como de la explicitud en su denuncia de una sociedad enferma e infectada desde sus altas esferas.

Por supuesto, la crítica es del todo pertinente y más vigente que nunca en la actualidad, cuando los problemas legales y estructurales que amparan al depredador en detrimento de la persona parecen haberse agravado en vez de solucionarse. Sin embargo, encorsetado en la discursividad, el guion insiste en transcribir el mensaje de manera insistente, bien mascado y repitiendo en alto los conceptos clave para su conveniente asimilación.

 

Nota IMDB: 8.

Nota FilmAffinity: 7,4.

Nota del blog: 6,5.

8 comentarios to “Dallas Buyers Club”

  1. antoniomartingarcia 20 diciembre, 2014 a 21:08 #

    Coincido contigo, creo que le sobra metraje (tesitura habitual hoy en día), adolece de consistencia narrativa y el guión propone mucho más de lo que realmente ofrece. Por cierto, McConaughey recuerda al Christian Bale de “El maquinista”, o son cosas mías…
    Un saludo y Felices Fiestas.

    • elcriticoabulico 21 diciembre, 2014 a 17:00 #

      Con esa exagerada delgadez y esa poco saludable tanorexia, sí que se puede dar un aire. Confieso que ninguno de ellos me entusiasma, pese al prestigio que tienen… Felices fiestas a ti también, Antonio.

  2. plared 21 diciembre, 2014 a 03:00 #

    Pues no se, ya sabes lo que opino de esta pelicula. Sencillamente una película que utilizando personajes del cine mas independiente, les da forma para que gusten al cine mas comercial.

    Y no creo que busque la lagrima fácil, mas bien que huye de ella. Pero bueno, diversos puntos de vista para una película que en mi modesta opinión es de lo mejor del ultimo año. Cuidate

    • elcriticoabulico 21 diciembre, 2014 a 17:02 #

      Ya sabes que no lo veo tan así. El de McConaughey es un personajes como esos vecinos gruñones que al final encuentran el punto amable dentro de su endurecido corazón. Para mí es una película resultona pero tiene mucho de fórmula prefabricada.

  3. Hildy Johnson 21 diciembre, 2014 a 12:11 #

    Yo pienso que es una película en la cual se puede escarbar y que ofrece más de lo que parece. Se sirve de un argumento universal para desarrollar la historia: David contra Goliat. El ciudadano contra las grandes corporaciones o multinacionales.

    Además del dúo protagonista que me parece de quitarse el sombrero (aunque soy de la opinión de que se le podría haber sacado mucho más jugo al personaje de Jared Leto), creo que cómo plantea esta lucha (y cómo es su protagonista…, alejado totalmente del estereotipo de héroe sacrificado y luchador) y lo que hay debajo es de lo más interesante de la película: porque el “vaquero” de esta historia trafica con unos medicamentos, pero curiosamente son medicamentos mucho menos perjudiciales y bastante más efectivos que aquellos que son permitidos por el organismo del estado, la FDA, que se alía con los “negocios” de las farmacéuticas. Así cuando en un momento, acusan al protagonista de traficante, él contesta que ellos son mucho más piratas que él. Lo paradójico es que la actividad ilegal que realiza el vaquero junto a sus colaboradores tiene un efecto más sanador y es más beneficiosa para los enfermos de SIDA que estaban muriendo muy rápido por las ineficaces pruebas con peligrosos medicamentos a los que estaban siendo sometidos en los hospitales… en los años ochenta.

    Lo que más me chirrió y menos me convenció fue todo lo relacionado con el tratamiento de un personaje (que también podría haber sido bastante potente), el de la doctora con rostro de Jennifer Garner.

    Un beso
    Hildy

    • elcriticoabulico 21 diciembre, 2014 a 17:05 #

      La iniciativa del protagonista no es suya (como alude de pasada el filme), sino que es una lucha coordinada en todo el país (dejo algún enlace por ahí al respeto). Quizás me hubiera interesado más esa lucha colectiva que esta empresa tan americana del individuo contra el Estado opresor. Es una historia hecha para gustar, como los personajes son personajes hechos para optar al Óscar. No es mala película: se hace entretenida, el enfrentamiento es atractivo, la evolución de los personajes también,… pero a veces veo más cálculo que verdadera alma.
      ¡Besos!

  4. altaica 19 abril, 2016 a 00:21 #

    Acabo de terminar de verla y le pregunto al mi mujer, qué t es ha parecido? , la típica americanada. No puedo estar más conformen. Es de un manido y visto que tira de espaldas. Mala?, tampoco, pero ufff, ya me canso.

    • elcriticoabulico 19 abril, 2016 a 16:03 #

      Tanto en la concepción, como en el desarrollo, como en la estética, como en sus conclusiones, sí, es una americanada de tomo y lomo. Y orgullosa de ello.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: