Salvatore Giuliano

18 Dic

Salvatore Giuliano es, entre otras muchas cosas, un gran himno a Sicilia, la tierra de mi familia. Por eso la aprecio tanto.”

Martin Scorsese

.

.

Salvatore Giuliano

.

Salvatore Giuliano.

Año: 1961.

Director: Francesco Rosi.

Reparto: Salvo Randone, Frank Wolff, Cosimo Torino, Pietro Cammarata.

Tráiler

.

           En los años sesenta, decaído el compromiso neorrealista en comedias de tono más amable propiciadas por la bonanza económica y la estabilidad gubernamental, correspondía arrogarse el talante crítico hacia los males del país a una serie de cineastas que se negaban a mirar con complacencia la evolución del estado transalpino bajo el largo dominio de la Democrazia Cristiana y que observaban profundas y amenazadoras grietas en sus estructuras de poder -tanto oficiales como de facto-, así como serios problemas de cohesión nacional, de independencia y limpieza política y de violencia soterrada bajo las pesadas alfombras de esa Italia del momento.

           Francesco Rosi sería uno de los abanderados de este cine político que nacía con obras decididas y furibundas como Salvatore Giuliano, inaugurador del denominado film-inchiesta o película de investigación.

En la cinta, Rosi reconstruye con rigor y sin concesiones a la lírica o el romanticismo del ‘fuorilegge’ la vida y asesinato del célebre bandolero y guerrillero independentista siciliano desde un punto de vista objetivo y escéptico, ajeno a filiaciones con la versión oficial o con los efluvios envenenados procedentes del aura legendaria, casi de héroe popular, que envuelven al infortunado ‘Turiddu’.

La inclemente voz en off, que acompaña en sintonía a las imágenes sin perturbar su significación, escruta con frialdad procesal en las lagunas de la muerte del forajido y el enjuiciamiento de su organización criminal, en las contradicciones de una ley y un Estado inmaduro y propenso a los pactos con el diablo, en la sangre y la crueldad que manan de las injusticias sociales, en la peculiar cultura y estilo de vida local como herencia recibida y caldo de cultivo para la transgresión de la legislación establecida por el Estado, en el odio como una constante imborrable que atraviesa sin cesar guerras, regímenes y décadas,…

           La visión de Rosi es amplia, ambiciosa y rotunda, compleja e intrincada. Y a veces confusa o de apariencia contradictoria como solo la política de Italia puede ser, fruto amargo de un país constituido por una miríada de orgullosas ciudades-estado y poderes paralelos, con un idioma común de escaso afecto a nivel popular y en el que perviven odios atávicos e irreconciliables enquistados en sus entrañas.

           Por tanto, Salvatore Giuliano es en el fondo una excusa para dibujar un fresco desencantado y agrio de la Italia de la posguerra a partir de esa ínsula meridional que ni es Europa ni es África, dueña de una idiosincrasia particularísima en la que se entremezcla sin solución de continuidad pasión y violencia, belleza y pobreza; todo desgarro. La incidencia del territorio sobre los fotogramas, rodados en las localizaciones reales donde se escenifican los hechos, es evidente. Sus laderas escarpadas y abrasadas, la hermosa dureza de sus parajes, la mole de piedra que contempla poderosa e indiferente la masacre de Portella della Ginestra.

Como dirá el abogado defensor en su alegato, una parte es indisociable de la otra. Desde las imágenes de Rosi, escritas en solemne blanco y negro, es difícil determinar si Giuliano es un producto de Sicilia o Sicilia un producto de hombres como Giuliano; si, dadas las circunstancias de esa región de la que se erige como expresión sublimada, Giuliano es verdugo, víctima o ambas cosas. “Tutto è política”, concluye otro.

Para reforzar este marco de reflexión, Giuliano ni siquiera aparecerá en pantalla, tan solo fuera de campo o simplemente como carcasa entregada a la muerte. El reparto es coral e interpretado en su mayoría por actores no profesionales. La protagonista es la tierra.

 

Nota IMDB: 7,5.

Nota FilmAffinity: 7.

Nota del blog: 7,5.

Anuncios

4 comentarios to “Salvatore Giuliano”

  1. E. J. Castroviejo 18 diciembre, 2014 a 18:27 #

    Y se presta Mastroianni para esa escena (por el trailer lo digo, lamentablemente no la he visto), qué sorpresa (o no, ese hombre está presente de una manera u otra en tantas piezas para la historia). Anécdotas aparte, interesante lo del cartel de no actores, descubrí el recurso con Bombón, el perro, de Sorín (por el protagonista, más allá del perro (seguro que ya sabes)) y quedé maravillado. Me pregunto si en este caso fueron tan buenos los resultados, por lo que cuentas debe de ser una obra de arte.

    Abrazos.

    Ps. Se te ha escapado una “i” en democrazia “crisitiana”.

    • elcriticoabulico 18 diciembre, 2014 a 21:51 #

      ¿Mastroianni en el tráiler? Lo he revisado y quizás lo hayas confundido con el desconocido Pietro Cammarata, que es quien interpreta al cadáver de Giuliano. Lo de emplear actores amateurs es una constante de las corrientes de renovación del cine, presente en todas las épocas y todas las nacionalidades con el objetivo de ganar autenticidad dentro de un arte permanentemente considerado en decadencia. Creo que la primera gran tendencia del cine que recurre a ello como norma es precisamente el neorrealismo italiano.

      Ps. ¡Gracias por la corrección! También tenía mal escrito fuorilegge…

      • E. J. Castroviejo 18 diciembre, 2014 a 23:24 #

        Pues habría jurado que era Mastroianni, ups.

      • elcriticoabulico 19 diciembre, 2014 a 00:08 #

        En el tráiler sí que se le saca cierto parecido, eh. Confusión comprensible.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: