Mommy

11 Dic

“La vida está llena de cosas buenas y malas, de felicidad y dolor.”

Park Chan-wook

.

.

Mommy

.

caraA.eps.

Año: 2014.

Director: Xavier Dolan.

Reparto: Anne Dorval, Antoine-Oliver Pilon, Suzanne Clément, Patrick Huard, Alexandre Goyette.

Tráiler

.

            Xavier Dolan debutaba como director en 2009 con Yo maté a mi madre, un drama en el que describía, de manera parcialmente autobiográfica, la turbulenta y voluble relación entre una madre y un hijo que solo intiman por medio de constantes discusiones pero que, en el fondo, se aman profunda y secretamente. Después de explorar los vericuetos del amor en los márgenes de la sociedad, los géneros y las convenciones en sus siguientes tres películas –Los amores imaginarios, Laurence Anyways y Tom à la ferme-, el precoz autor canadiense –apenas tiene 25 años- retorna con Mommy a los avatares del universo maternofilial, en este caso de la mano de una viuda (Anne Dorval, también la madre de aquella opera prima), que lidia como puede con su hijo, paciente de un trastorno de déficit de atención con hiperactividad (Antoine-Oliver Pilon).

            Si en Yo maté a mi madre el espectador debía sobreponerse a 15 minutos de irritante histeria para comenzar a descubrir una cinta muy matizada y ponderada, en Mommy la espera se alarga a una hora de vociferio y aspavientos tan estudiadamente epatantes que, dejando de lado el realismo en el acercamiento a la enfermedad psicológica del chaval, en definitiva solo se consigue transmitir cierta frialdad respecto a este conflicto familiar extremo y desgarrado.

No es hasta la hora de metraje, decíamos –la película suma unos algo inflados 139 minutos-, cuando se comienza a percibir por fin que nos encontramos ante unos seres humanos vulnerables y dolientes, cuya vida se halla constreñida la mayor parte del tiempo en el angosto formato vertical que ofrece la fotografía de 1:1,25: una decisión insólita que nada tiene que ver con el simple capricho formal, sino que se convierte en un formidable recurso expresivo. Menor fortuna experimentarán por su parte unos arrebatos esteticistas de manual de publicidad que únicamente se revelan útiles en el momento de descerrajar el desenlace de la obra.

            Cineasta más maduro en el discurso de lo que su edad, lo controvertido de sus temáticas recurrentes e incluso su apariencia física puedan insinuar, considero que Dolan no busca con ello la provocación gratuita. Se intuye que esta dilatada introducción pudiera ser el reflejo sin concesiones de cómo una morbosa mirada superficial y externa observa sin comprender esta dificultosa crisis íntima. Pero, además de ese empeño demasiado evidente y calculado, quizás se trate asimismo de una espera excesiva -siempre de acuerdo con la tolerancia de cada cual, claro-.

En cualquier caso, en adelante la película toma cuerpo y gana en complejidad para indagar en las desafortunadas carencias e inquebrantables fidelidades afectivas de una familia disfuncional en la que cabría integrar a la tímida vecina tartamuda (Suzanne Clément, inseparable del director), contrapunto de equilibrio entre personajes al límite.

            Dolan escribe con decisión y elocuencia la exposición del contexto, las dudas, los vínculos amorosos y los sacrificios que genera una situación crítica en la que la condición de víctima queda compartida indiferentemente se trate de paciente o cuidador, incentivados por factores apuntados con mayor o menor ligereza como la inmadurez del adulto medio o la ausencia de garantías de solidaridad en un sistema cada vez más deshumanizado y en el que se fomenta el individualismo intransigente como valor esencial.

 

Nota IMDB: 8,3.

Nota FilmAffinity: 7,7.

Nota del blog: 7.

5 comentarios to “Mommy”

  1. Walder Messin 12 diciembre, 2014 a 01:03 #

    Muy prometedor el chico. Para este 2015 tengo pendiente su filmografía al pleno, junto con Pasolini que no es casualidad. Quede encantado con su “Les amours imaginaires” ya caerán.

    • Walder Messin 12 diciembre, 2014 a 01:48 #

      Quedé*

      • elcriticoabulico 12 diciembre, 2014 a 15:47 #

        Yo le cogí con muchas reservas y me sorprendió su madurez. Tanto que, de hecho, quizás esperaba un poco más de Mommy, tales eran las expectativas que llevaba y los elogios que había cosechado. Buena película, no obstante.

  2. JVilloria 21 diciembre, 2014 a 14:01 #

    Aún no he visto ni una de Dolan, así que como ha dicho Walder Messin ya tengo un propósito para 2015, jeje. La verdad es que a pesar de su buena fama siempre me ha dado pereza ponerme con su filmografía… no sé por qué. A ver si cuando la vea estoy de acuerdo con tanto elogio.

    • elcriticoabulico 21 diciembre, 2014 a 17:06 #

      A mí también me daba bastante pereza, pero Yo maté a mi madre me la cambió por entusiasmo. De ahí que esta Mommy no me haya terminado de llenar tanto, pese a que posee cosas muy estimables. Ya me contarás qué te parece a ti.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: