La mujer del chatarrero

22 Sep

“Cambio un Oso de Plata por una vida mejor.”

Nazif Mujic

.

.

La mujer del chatarrero

.

La mujer del chatarrero.

Año: 2013.

Director: Danis Tanovic.

Reparto: Nazif Mujic, Senada Alimanovic, Semsa Mujic, Sandra Mujic.

Tráiler

.

            Si en La segunda mujer –por cierto, ganadora por votación popular de la XXXVI Semana Internacional de Cine de Autor de Lugo donde la vi, tomen nota de la reacción del público y/o de mis entendederas- hablábamos de cómo acumular tragedias sobre un personaje corría el riesgo de lastrar la credibilidad del filme, La mujer del chatarrero –cuarta en una clasificación de cinco, también detrás de El rayo y Gloriaofrece un excelente ejemplo de cómo se puede tratar un argumento crudísimo, a la par que pertinente, con absoluta, emocionante y reveladora naturalidad.

            La mujer del chatarrero relata la odisea mínima de Nazif Mujic, gitano y recolector de ferralla de un poblado bosnio dejado de la mano de Dios, por conseguir que operen a su mujer tras sufrir ésta un aborto natural, ya que ambos carecen de la preceptiva tarjeta sanitaria. Chatarra humana. La épica mísera del desheredado; aquella misma que ya reivindicaba el neorrealismo italiano a través de enseñas inmarcesibles como Ladrón de bicicletas. Esta premisa, que con medios, moralina y sentimentalismos podría fructificar en un John Q., se convierte en una estremecedora reflexión acerca de la deshumanización con la que el sistema (económico, se entiende, ¿acaso hay otro?) se impone sobre las personas hasta desguazar su dignidad.

            Danis Tanovic, en su día encumbrado gracias al Óscar a mejor película de habla no inglesa por la alegórica y comprometida En tierra de nadie –la película que derrotó a Amelie, que por entonces gustaba mucho, aunque ahora haya quien se avergüence de ello-, reverdecía sus laureles internacionales con un Gran premio del jurado en la Berlinale de 2013. Por medio de un estilo situado en la frontera entre realidad y ficción -guion tomado de hechos reales, cámara libre e imágenes inmediatas a las que no incluso no importa que las niñas rompan la teórica cuarta pared-, Tanovic se sirve de la espontaneidad de sus actores amateurs, intérpretes de la tragedia de su propia vida, para anclar la historia en una estoica cotidianeidad que, por veraz y reconocible, impregna quedamente a la denuncia de un devastador desaliento, reafirmado por el delicado recorrido cíclico con el que concluye la narración.

            Desde la austeridad y la sencillez, La mujer del chatarrero desnuda sin paliativos un atroz atentado contra los derechos humanos que, por desgracia, amenaza con ser moneda común también en los países desarrollados después de la infecta campaña contra el Estado del Bienestar propugnada desde el turbocapitalismo más estafador, mezquino y sádico. Con muy poco, el cineasta bosnio cuenta mucho. La obra también desgrana con una desarmante sutileza –aquella que echaba en falta precisamente el desgarrado desenlace de En tierra de nadie– las claves que, de manera particular (o no tanto), caracterizan al país balcánico, como la falacia del nacionalismo –la ingratitud hacia el combatiente- o el racismo solapado en la falta de oportunidades y derechos.

            La última lección del filme provendrá desde fuera de la pantalla. Una vez extinguidos los flashes, las sonrisas y los oropeles de su Oso de Plata, Nazif Mujic arremetía contra la fatua banalidad del cine, poco importa artístico o comercial. Hacinado junto a su familia en una habitación de 30 metros cuadrados en una residencia para refugiados en las afueras de Berlín, a la espera de asilo y trabajo, los premios y parabienes de nada le habían servido para encontrar una vida mejor. “No quiero que mis hijos digan: Éste es nuestro padre. Es el mejor actor, pero no nos ha dejado nada. Nada, excepto una estatuilla de un oso”, confesaba.

 

Nota IMDB: 6,8.

Nota FilmAffinity: 6,5.

Nota del blog: 8,5.

2 comentarios to “La mujer del chatarrero”

  1. Veronica 22 septiembre, 2014 a 18:23 #

    Ufff. La última lección del filme es demoledora. ¿Quién le quita a un padre el temor ante la crítica más exigente, la suya propia en ojos de sus hijos?
    La reseña es sencillamente dramática y visceral como la realidad que retrata la película.

    • elcriticoabulico 23 septiembre, 2014 a 19:23 #

      ¡Muchas gracias Verónica! La verdad es que una peli que da qué analizar y qué pensar hasta después de la proyección es de alabar. Como digo, considero que La mujer del chatarrero cuenta mucho con muy poco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: