Archivo | 16:10

En compañía de lobos

3 Jul

“Me encanta estar rodeada de monstruos. Es algo que se remonta a mi niñez, cuando adoraba los cuentos de hadas, las fábulas de Esopo y los relatos de los hermanos Grimm.”

Selma Blair

.

.

En compañía de lobos

.

En compañia de lobos.

Año: 1984.

Director: Neil Jordan.

Reparto: Sarah Patterson, Angela Lansbury, David Warner, Tusse Silberg, Micha Bergese, Stephen Rea, Terence Stamp.

Filme

.

            En muchas de las películas de Neil Jordan, la línea que separa el realismo y la fábula permanece deliberadamente difusa y ambigua con el fin de extrapolar de manera fidedigna el punto de vista, las necesidades y los anhelos vitales de sus protagonistas. No obstante, en sentido estricto, son tres sus acercamientos al género fantástico, donde se toma como referencia a monstruos del terror clásico hollywoodiense como el hombre lobo (En compañía de lobos) y el vampiro (Entrevista con el vampiro, Byzantium), si bien para su reinvención desde una óptica novedosa y en buena medida particular –al menos en el primer y el último caso, donde participa en la elaboración del libreto-.

            En compañía de lobos constituye uno de los grandes éxitos del cine de terror británico de los ochenta, escrito por Neil Jordan en colaboración con Angela Carter, novelista que ofrecería como cimiento narrativo sus relatos cortos Licantropía, En compañía de lobos y Lobalicia. Su estructura -varios cuentos enhebrados dentro del sueño de una adolescente rebelde-, sirve para desnudar toda la oscura y aleccionadora simbología característica del cuento tradicional –los peligros de un mundo despiadado y, especialmente, de la sexualidad-, y ejemplificar así el dificultoso paso de la niñez a la edad adulta de la protagonista.

El escenario ingeniado por Jordan entremezcla con habilidad estos códigos y elementos arquetípicos -endulzados por el devenir de los siglos y el lavado timorato de Disney-, junto con macabros, agresivos y nada disimulados dobles sentidos que atentan directamente contra el status quo social, moral y sexual. Poderosos temas puestos en tela de juicio e interpretados siempre desde la mirada inquisitiva y subversiva de esta anti-caperucita roja encarnada por la fascinante y primeriza Sarah Patterson con un oportuno poso de malicia y provocativo ‘lolitismo’ –su rostro angelical le serviría no obstante para hacerse un año más tarde con el papel de otra heroína de cuento, Blancanieves-.

            Por otro lado, esta intrincada arquitectura argumental, la naturaleza fragmentaria del guion y la abrumadora abundancia de subtextos expuestos tienen como consecuencia que el conjunto eche de menos un poco más de homogeneidad en su desarrollo.

            A pesar de que en su día recibió en su día varios premios por sus efectos especiales, utilizados de forma impactante y algo exhibicionista, En compañía de lobos demuestra también que la prosaica carne, flexible y maleable, potenciada por la sugerencia atávica de la sombra, es suficiente material para describir esta espeluznante transformación de hombre a bestia.

 

Nota IMDB: 6,8.

Nota FilmAffinity: 6,6.

Nota del blog: 7.

A %d blogueros les gusta esto: